Sobre relaciones tóxicas y espejos rotos con Charlie Day y Jenny Slate

Estuvimos con los dos comediantes, hablando sobre qué más sino el amor

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Cortesía Amazon Prime Video

Charlie Day es uno de los protagonistas de la excéntrica y exitosa comedia Siempre hay sol en Filadelfia (hace poco se transmitió su temporada número 15). Ha actuado en las comedias Cómo acabar con tu jefe y vacaciones, ha sido la voz de Benny para La Película de Lego y próximamente la de Luigi en la próxima cinta animada de Mario Bros. Pero la mayoría lo reconoce por el meme de la “teoría de la conspiración”, extraído de uno de los episodios de Siempre hay sol

Por su parte, Jenny Slate ha trabajado en las comedias Mi hermano ciego, el rey de la Polka, Landline y On the Rocks, entre otras. También ha prestado su voz para cintas animadas como Alvin y las ardillas, Zootopia, La vida secreta de las mascotas, Lego Batman (ella es Harley Quinn) y Mi villano favorito.

Ambos trabajaron en el inadvertido pero interesante thriller ciberpunk Hotel Artemis y ahora en Quiero que regreses, la comedia romántica perfecta para celebrar el día de San Valentín y que se puede disfrutar en la plataforma de streaming de Amazon. Estuvimos con los dos comediantes, hablando sobre qué más sino el amor. 

Rolling Stone: ¿Cuál es su comedia romántica favorita y por qué?

Charlie Day: Me encanta Cuando Harry conoció a Sally… Es tan divertida como romántica. Amo a Billy Crystal y a Meg Ryan. Me encanta su música. 

Rolling Stone: Harry Connick Jr.

Charlie Day: ¡Sí! Es una película que no envejece y que se disfruta cada vez que se ve de nuevo.   

Jenny Slate: ¡Es verdad! A mí me encanta esa película también. Mi favorita es Mientras dormías. Creo que Sandra Bullock es muy tierna, inteligente, dulce, divertida y sexy en esta cinta. Me encanta verla enamorarse lentamente del hombre inesperado. 

Rolling Stone: Hablemos de Quiero que regreses. ¿Por qué las personas no podemos dejar en paz a nuestras ex parejas? ¿Por qué esa obsesión malsana con nuestros ex?

Charlie Day: Yo creo que las personas deseamos ser amadas. Cuando alguien nos dice “ya no te quiero más”, la otra persona se obsesiona con tratar de saber por qué y también con tratar de convencerla que regrese. Es un error, porque hay alguien mejor para ti allá afuera.

Jenny Slate: Sí. Creo que existe una confusión entre lo mal que se siente que alguien nos diga que no somos la persona ideal y si la quien nos dice esto es la persona ideal para ti. 

Rolling Stone: ¿Hay un límite de tiempo para el amor? ¿Amamos y luego el amor inevitablemente se acaba? ¿Hay también un límite de edad para el amor? ¿Qué piensan de eso?

Charlie Day: ¡Falso!

Jenny Slate: No creo que eso sea verdad. 

Charlie Day: No solo uno puede amar para toda la vida, sino que no hay límite de edad para el amor. Me hiciste recordar una comedia romántica que adoro y es Harold And Maude, que ilustra una relación atípica entre una mujer anciana y un chico muy joven. 

Jenny Slate: ¿Qué opinas de Alguien tiene que ceder? La mujer cree que no va a volver a encontrar el amor y…

Charlie Day: ¡Enamorándome de mi Ex!

Jenny Slate: ¡Esa también! El amor es complicado (el título de esa cinta en inglés es It’s complicated).

Rolling Stone: Quiero que regreses es dirigida por Jason Orley, la persona detrás de esa maravillosa comedia llamada Por fin adolescente. Es una cinta sobre un chico que recibe muy malos consejos del novio de su hermana mayor. ¿Podemos pensar en Peter y Emma como una pareja de amigos muy parecidos a Zeke y Mo?

Charlie Day: Hay algo de parecido. Nuestros personajes son similares. El estilo de dirección de Jason es similar. Él logra que las historias que dirige se sientan muy reales. Puede ser perversamente divertido y, al mismo tiempo, increíblemente humano. Él hizo un magnífico trabajo en Por fin adolescente y creo que aquí lo vuelve a hacer. 

Jenny Slate: Yo creo que hay una diferencia, ya que los protagonistas de esta película crecen y maduran juntos. Los personajes de ambas películas llegan a generar un vínculo muy fuerte, pero se diferencian en que en la primera cinta uno supera al otro. Uno cambia y el otro no llega a cambiar realmente.

Charlie Day: ¡Así es!

Rolling Stone: ¿Creen que, en una relación romántica, es más importante nuestra propia felicidad, o está por encima la felicidad del otro?

Jenny Slate: Esto no lo digo en un sentido egoísta, pero uno debe tener una actitud sana, poseer un alto grado de autoestima y dignidad y tener un propósito de vida propio, si se quiere tener una buena relación con otra persona. Yo no creo que sea algo asociado con el amor, abandonar todos nuestros planes y esperanzas para girar en torno a la otra persona, porque eso implica mucha presión para ella y puede generar resentimiento en uno mismo. Creo que al final todos deseamos ser amados, pero debemos ser libres para poder ser nosotros mismos. Cuando se encuentra ese balance con el otro, el cual comienza con uno mismo, creo que hay una gran oportunidad para que una relación romántica sea muy exitosa. 

Charlie Day: Sí. Uno no puede ofrecerle felicidad a otra persona si no nos permitimos ser felices nosotros mismos. 

Rolling Stone: Ya que hablamos de una relación sana, ¿cuál es su definición de una relación tóxica? 

Charlie Day: Creo que es una relación en la que una persona no le permite a la otra existir libremente. Considero que para que una relación funcione, una persona le debe permitir a la otra existir de una manera completamente independiente a ella. Y que esa persona elija libremente estar con la otra. Todo lo que se haga para limitar o desanimar al otro en alcanzar las metas individuales que no involucran al otro, es tóxico. 

Jenny Slate: ¡Sí! Las relaciones sin respeto y sin honestidad. 

Charlie Day: Tienes razón.

Rolling Stone: ¿Podrían contarme sobre alguna experiencia o anécdota que haya ocurrido en la filmación de Quiero que regreses?

Charlie Day: Hay una escena donde tú recibes una llamada en el baño y hay un espejo gigante. 

Jenny Slate: ¡Sí! ¡Me había olvidado de eso!

Charlie Day: Tú entraste, y yo estaba revisando mis líneas fuera de cámara. No se si fue porque la puerta se cerró muy fuerte…

Jenny Slate: La puerta se cerró muy fuerte, sí. 

Charlie Day: Y ese espejo que era gigantesco, se desprende de la pared y casi te aplasta. Lograste evadirlo en el momento preciso. 

Jenny Slate: Pero lo más raro fue que yo estiré mi mano supuestamente para agarrarlo, como si mis dedos fuera a evitar su caída. Por poco no me salvo. 

Charlie Day: Y por el impacto del espejo, el lavamanos se desprendió de la pared. 

Jenny Slate: El lavamanos se partió en dos y el agua brotó a una alta presión.  

Charlie Day: Nos tocó filmar esa escena en un día diferente. 

Jenny Slate: Casi me destrozo por un escenario que caía sobre mí. Pero no sucedió. (risas) 

Rolling Stone: ¿Qué hay en el futuro para Charlie Day y para Jenny Slate?

Charlie Day: (Mirando a Jenny) ¿Qué tal una cerveza para cuando terminemos esta entrevista?

Jenny Slate: ¡Me encantaría tomarme una cerveza esta noche! Es más, debimos habernos tomado unas cuantas cervezas para iniciar nuestras entrevistas y luego terminarlas y seguir bebiendo más (risas).  En términos de trabajo, no lo se. Lo que sí se es que vamos a ser amigos por el resto de nuestra vida. Me encantaría hacer contigo diez películas más. 

Charlie Day: Yo también lo espero. 

Rolling Stone: ¿Ustedes se volvieron amigos en Quiero que regreses o ya eran amigos desde antes?

Charlie Day: Nos hicimos amigos en esta película.

Jenny Slate: ¡Qué afortunados somos! 

Jenny Slate: Tengo una película animada que se va a estrenar más tarde, este mismo año y que se llama Marcel la concha con zapatos, la cual coescribí. Al personaje principal yo le brindé mi voz y estoy muy emocionada con ella (Slate inició su carrera con una serie infantil basada en el personaje). 

Charlie Day: Y yo estoy trabajando en el podcast de la serie Siempre hay sol en Filadelfia

Jenny Slate: Me encanta ese podcast. 

Rolling Stone: Maravillosa serie. Quiero que regrese.

Charlie Day: Muchas gracias.