octubre 24, 2022

Siguiéndole los pasos a Cristina Milian y a Ne-Yo

Las estrellas del R&B de los inicios del siglo XXI, nos hablan de música y cómics, y sobre su participación en la tercera temporada de la serie basada en las películas de Step Up

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía Lionsgate+

Shaffer Chimere Smith es conocido en el mundo de la música como Ne-Yo, la estrella del R&B que debutó a mediados de la década del 200 con los exitosos álbumes In Your Own Words y Because Of You, y quien ha trabajado como productor y compositor para Beyoncé, Mary J. Blige, Rihanna, Jay-Z, 50 Cent, Janet Jackson y Shakira, entre muchos otros artistas. Por su parte, Cristina Marie Flores, mejor conocida como Cristina Milian, lanzó a comienzos del milenio los exitosos sencillos AM To PM, Dip It Low y Say I, luego de una mítica colaboración con el rapero Ja Rule.  

Actualmente, ambos participan en la tercera temporada de la serie Step Up: High Water (Un paso adelante), basada en la franquicia de películas de baile (son cinco) que lanzaron al estrellato a Channing Tatum. Al igual que la exitosa Cobra Kai, las dos primeras temporadas de Un paso adelante se presentaron por el difunto servicio YouTube Red. Pero ahora, la plataforma de streaming Lionsgate+ (antes conocida como Starzplay) rescató a la serie y la extiende a una tercera temporada, luego de la trágica muerte de Naya Rivera, la actriz reconocida por la serie Glee y quien interpretaba al personaje de Collette Jones (ahora encarnado por Milian). 

Hablamos con los dos músicos y actores sobre sus inicios en la industria musical, sobre la influencia de la cultura latina en su arte, sobre cómics de superhéroes y sobre la esperada tercera temporada de Step Up. 

ROLLING STONE: Tus padres son cubanos. ¿Puedes contarnos sobre tu influencia latina?

CRISTINA MILIAN: Sí. Mi madre y mi padre nacieron en Cuba. Ellos llegaron a Estados Unidos como inmigrantes junto con sus respectivos padres. Tenían al menos cinco o seis años de edad. Primero llegaron a La Florida y luego se trasladaron a Nueva Jersey. Luego en su adolescencia, estos dos se conocieron en un bus, se enamoraron y luego que tuvieron (risas).

Mi familia, mis tíos, mis tías, mis primos, todos crecimos en Nueva Jersey y luego en Maryland. Mi padre era militar y fue trasladado a Maryland. Es así que tuvimos una especie de doble vida. En Maryland nadie sabía dónde quedaba Cuba y mucho menos lo que era la cultura cubana, y en Jersey estaba mi abuela y toda mi familia. En los suburbios de Maryland uno es blanco o es negro, mientras que en Jersey se acogía a toda la diversidad cultural. Allí había dominicanos, puertorriqueños y, por supuesto, cubanos. La comida y la música está muy presente ¿sabes? La verdad, me siento muy agradecido por ese balance que se dio en esa parte de mi vida, pero siento que en un cierto grado debí haber vivido más cerca de mi cultura. ¡A veces siento que no soy lo suficientemente cubana! (risas). Pero Cuba está en mí. Hace parte de mi energía, de cómo cuento historias y creo que está en mi música. Quiero viajar a Cuba, pero ahora siento que todavía no es el momento propicio.  

ROLLING STONE: Cuba está en tu sangre. Como fanático confeso del Hip Hop de los años noventa y comienzos del 2000. ¿Puedes contarme sobre la experiencia de haber grabado Between Me And You junto a Ja Rule?

CRISTINA MILIAN: ¡Wow! Esa fue mi primer sencillo que salió en el mercado. ¡Me encanta que me lleves al pasado! (risas). Between Me And You fue mi primera canción que se escuchó en la radio. Había firmado con el sello Def Jam. Estaba en el proceso de grabar mi primer álbum y mi representante me contó que Ja Rule estaba buscando a alguien para cantar en su canción y yo ya era una fan de él. En ese entonces yo tenía todos los CDs de Ja Rule, Jay-Z, DMX, Foxy Brown. Todos ellos estaban en mi colección de discos compactos. Es así que se me presenta esta oportunidad y mi representante me dice, “¡Tienes que ir al estudio hoy mismo!”. Yo acepto y me presento.

Estaba conmigo mi madre y el productor Irv Gotti, pero Ja Rule no. Lo conocí cuando filmamos el videoclip. Grabé la canción en el mismo mes que hicimos el video, el cual fue dirigido por el gran Hype Williams. Recuerdo que pensaba en lo increíble que era estar trabajando con los artistas con los que soñaba trabajar cuando era una adolescente. Tenía unos dieciocho o diecinueve años cuando salió está canción. Escucharla por primera vez en la radio…todavía lo recuerdo hasta el día de hoy. Salía del supermercado y me dirigía a mi casa en el auto con mi madre y la canción sonó en la radio. Fue como en las películas. Las dos gritamos ¡Oh Dios mío! ¡Dios mío! Y yo quería llorar y tenía la piel de gallina.

ROLLING STONE: Ne-Yo. ¿Es cierto que tu nombre viene de la película The Matrix?

NE-YO: ¡Sí! Un productor y amigo fue el primero en referirse a mí así como un chiste. En ese entonces me enorgullecía de lo rápido que podía producir una canción. Me sentaba literalmente por una hora y podía producir entre tres y cuatro temas. Así de fácil. Él nunca había visto algo así antes. Así que me dijo algo así como: “¡Hombre! ¡Tú eres el Neo de la industria de la música! Básicamente me dijo que yo hacía en el mundo de la música, cosas que nadie podía hacer, de la misma manera que Neo las hacía en The Matrix. Inicialmente no me gustaba el nombre. Sentía que eran unos zapatos muy grandes para llenar ¿sabes? Neo es el salvador del mundo en la película. ¡Yo no quería ser el salvador del mundo! Yo tan solo quería producir y componer canciones. Pero una persona te llama así y luego otra y otra y otra más y de repente, ese es tu nombre. Así que “Hola, soy Ne-Yo”.

ROLLING STONE: Tú has trabajado con muchos grandes artistas como productor y compositor. ¿Puedo preguntarte por tu experiencia trabajando con Shakira?

NE-YO: ¡Claro hombre! Tengo que decirte que ella es una de las personas más puras que haya conocido. ¿Sabes? Ella exuda un placer puro y genuino. Yo tuve que viajar a España para trabajar con ella y yo jamás había ido a ese país. Ella me llevó a conocer el lugar junto a la gente que viajaba conmigo. Su ética de trabajo es exactamente la que yo esperaba. Ella es un caballo de batalla. Trabaja y trabaja hasta que consigue lo que quiere.

Estuvimos en el estudio todo el día y toda la noche tratando de lograr que la canción se convirtiera en lo que ambos deseábamos. Amo trabajar con personas así. Amo trabajar con personas que tienen esa pasión por lo que hacen. Si pudiera describir a Shakira en unas pocas palabras, ella es placer y pasión al caminar, hablar, respirar y vivir. Fue una belleza trabajar con ella y me encantaría volverlo a hacer. ¡Shakira! Si le escuchas, aquí estoy. ¡Trabajemos de nuevo!

ROLLING STONE: Michael Jackson fue una de tus mayores influencias como artista. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con tu ídolo? 

NE-YO: Surrealista. Realmente surrealista. A vece recuerdo y me pregunto: ¡Hombre! ¿Eso fue real o tan solo un sueño? Uno un momento en el que Michael Jackson y yo comenzamos a hablar por teléfono con regularidad. Él se estaba alistando para la gira This is It. En ese momento estaba escribiendo canciones para él. Canciones que él iba a grabar luego de la gira. Escribí una serie de canciones y se las envié a él. Michael me llama y me dice: “Me encantó la canción número tres. Creo que el motivo musical de la canción número dos puede ser más fuerte. Y con respecto a la canción número uno, si tomas el segundo verso y lo conviertes en el primero, creo que estaría mejor…”

¡Así fue! Fueron unas cinco o seis canciones que llegamos a arreglar juntos y que él se supone iba a grabar, pero antes falleció y esa oportunidad no se dio. Pero todavía tengo las canciones y he estado tratando de saber qué hacer con ellas por un largo tiempo. Una parte de mí quiere grabarlas como solista, pero no se siente bien. Tampoco se siente bien dárselas a otra persona. Todavía estoy pensando qué voy a hacer con esas canciones. Tal vez el espíritu de Mike baje y me hable y me diga qué debería hacer con esas composiciones.  

ROLLING STONE: Cristina, como fanático confeso de los cómics debo preguntarte ¿Es cierto que tú querías interpretar a la Mujer Maravilla?    

CRISTINA MILIAN: ¡Me encantaría ser la Mujer Maravilla! Pero te cuento que era mi madre quien quería que yo fuera la Mujer Maravilla más que yo (risas). Ella es una fanática declarada de la Mujer Maravilla. A mí, preferiblemente, me gustaría más interpretar a Gatúbela, Ice o alguien así. Sobre la Mujer Maravilla quiero decirte que adoro lo que es y lo que representa. El empoderamiento femenino y todo eso.

Creo que hay toda una clase de personajes intensos en el mundo de los superhéroes. Soy una gran fanática de Marvel. No soy una ignorante al respecto, sé muy bien que la Mujer Maravilla no es de Marvel. Yo solía coleccionar cómics y dibujaba a los personajes basándome en las ilustraciones que veía. Recuerdo que mi padre me decía que algún día yo podría ser una superheroína. Tal vez sea por eso que hago tanto ejercicio, tal vez me preparo para el personaje que tal vez puedo interpretar en el futuro. Yo sé que hay un superhéroe allá fuera esperando por mí (risas).

ROLLING STONE: Ne-Yo, a ti también tengo que preguntarte sobre la experiencia de trabajar con el gran Stan Lee en el proyecto Libra Scale.

NE-YO: ¡Oh, hombre! Fue sorprendente porque era nada menos que Stan Lee. Yo también soy un gran fanático de los cómics. Pero fue una experiencia agridulce porque estaba tratando de trabajar en algo en lo que no tenía un gran conocimiento. Cuando fui con mi sello disquero para trabajar en mi cuarto álbum, el cual era Libra Scale, les dije que quería hacer una mini película de media hora de duración, con un tono de cómic y quería que el álbum fuera la banda sonora de la película. Ellos me respondieron: “Hey, es una idea excelente. ¡Hagámoslo! Danos el guion”.

Yo nunca había escrito un guion antes. No tenía idea de lo que era escribirlo. Yo no sabía que, en el mundo de la escritura de guiones para cine y televisión, una página equivale a un minuto. No sabía eso. Yo les dije que quería hacer una película con una duración de media hora, pero les llevé un guion de ciento cuarenta y seis páginas (risas). Ellos me respondieron: “Mmm…no. Esto no es un cortometraje. Este es un largometraje. No tenemos el presupuesto”. Tenía que convertir mi guion de ciento cuarenta y seis páginas en un guion de treinta, lo cual me tomó mucho más de lo que esperaba. No tenía idea de lo que estaba haciendo. No teníamos tiempo para hacer el casting, tampoco para filmar. Es así que lo que iba a ser un cortometraje se convirtió en cinco videos musicales de siete minutos de duración cada uno. Hicimos tres de ellos, y el sello prácticamente me dijo: “No podemos seguirte dando dinero para más videos”. Nunca llegamos a terminarlos.

Pero, siempre amé los cómics y el concepto de poseer habilidades sobrehumanas y quería incorporar esas dos cosas que amaba en una sola. Sabía exactamente lo que quería hacer a nivel conceptual. Es probable que vuelva a intentarlo, tal vez en un futuro, ahora qué ya se cómo hacerlo. Será un millón de veces mejor de lo que fue Libra Scale…

Pero te voy a decir esto: Ese año, fui invitado a la fiesta de Prince en los Grammys, el año en que Libra Scale salió al mercado. En ese entonces, Libra Scale era el álbum al que peor le había ido en mi carrera. No le estaba yendo para nada bien. Estaba un poco deprimido con eso. Fui a la fiesta de Prince. Estábamos en su gran casa que tenía piscina. Había una placa de acrílico plexiglás sobre el agua. Literalmente estábamos sobre la piscina. Él estaba tocando en el escenario con su banda. Me ve, deja a un lado su guitarra, se acerca a mí y me dice: “Libra Scale fue un buen álbum y que nadie te diga algo diferente”.  Me dio un abrazo y se fue. Era todo lo que necesitaba. Ya no me sentía mal con Libra Scale. Si Prince me dijo que era un buen álbum, ¡al diablo con las ventas y las críticas!

ROLLING STONE: Y si Prince lo dijo, era algo en lo que de verdad creía.

NE-YO: Así es. Él no hablaba con hablar.        

ROLLING STONE: En Latinoamérica, créanlo o no, hay personas que son nuevas ante el fenómeno de Step Up. ¿Podrían decirles a ellas de qué trata?

CRISTINA MILIAN: Step Up es conocida por ser una franquicia de películas y ahora una serie sobre baile. Su popularidad radica en sus escenas de baile y coreografías. Una gran cantidad de talento viene de allí. Pero está construida a partir de la base de un grupo de sujetos con sus historias y conflictos. Se están encontrando a sí mismos y se explora el viaje en donde ellos le encuentran el sentido a sus vidas. Esto conecta con todo el mundo. También están estas interrelaciones entre los personajes…

Definitivamente, hay mucho drama. Si tú has visto la serie, sabes que no es solo un programa sobre baile. Es también sobre un grupo de personas talentosas, con mucha música, pero sobre todo es un drama. Si te gustan las telenovelas, así es como es (risas). Bueno, tal vez no es tan dramática, pero sí hay muchas cosas con las que te vas a identificar y vas a tener el deseo que gritarle a la pantalla cosas como “¡Oh chica! tú te metiste en ese problema, ahora vas a tener que ver cómo vas a salir de él” (risas). Es una serie con mucho calor en diferentes aspectos. Es sexy, trata sobre la confianza, es sobre gente que va aprendiendo a dar sus propios pasos.

NE-YO: Step Up: High Water, es una serie ligeramente basada en las películas para cine. Es una historia sobre personas que persiguen sus sueños y sobre todos los obstáculos, el barro que tienes que soportar al perseguir esos sueños. Es sobre lo bueno, lo malo y lo feo de la industria musical. Es sobre la pasión, el amor y la traición. Es sobre todas las cosas que hacen la vida interesante. Lo horrible, lo hermoso y lo misterioso, todo al mismo tiempo.

Se que estoy siendo algo vago, porque no quiero estropear el disfrute de verla, pero espero que las personas encuentren en Step Up, de alguna manera, todo esto sobre lo que estoy hablando. Estoy seguro que tú vas a encontrar algo de ti en la serie y esa es una de las bellezas del show. No tienes que ser un entusiasta del baile para amar a Step Up. Tampoco tienes que saber mucho sobre la industria de la música. Es literalmente sobre gente tratando de alcanzar la grandeza, sobre perseguir los sueños y sobre lo bueno y lo malo que puede ocurrir en el camino. Creo que esa es una historia universal y eso es lo que hace que cualquier persona se enganche con la serie.

ROLLING STONE: Cristina. Tú estás reemplazando a la fallecida Naya Rivera quien interpretaba a tu personaje de Collette Jones. Cuéntanos sobre este personaje.

CRISTINA MILIAN: Primero que todo, quiero presentar mis condolencias por Naya. Siempre fui una gran fan de ella. Saber que ella fue la primera en interpretar este papel y que este es un gran personaje previamente encarnado, fue toda una decisión importante para mí, a nivel personal y profesional. Había fans del programa y de Naya, y su arco personal ya se había desarrollado por dos temporadas. Por eso tuve que explorar sobre quién era este personaje, por qué hace lo que hace.

Naya había hecho ya un muy buen trabajo con el personaje y yo no quería copiarlo. Es así que me decidí por aprender sobre su historia a través de las interacciones con los otros actores y con Holly Sorensen, la creadora del programa, sin ver mucho de las temporadas anteriores, porque quería crear al personaje por mis propios medios ¿sabes? Algunas veces se te mete en la cabeza imitar la interpretación de un personaje y creo que eso no está bien.

Fue una experiencia interesante. Admito que fue muy difícil al principio, porque era la chica nueva interpretando un papel que ya existía y con un grupo de actores que tenían el corazón destrozado y en duelo, pero al mismo tiempo emocionados que el programa continuara. Y aquí estoy yo interpretando un papel que otra persona ya había interpretado muy bien. Tomó un buen tiempo conocernos, desarrollar nuestros personajes, en reconocer quién era como Collette y en generar las dinámicas entre mi personaje y los demás personajes. Eventualmente me gané su respeto. En algún momento decidí dejar de pensar en quién era y en qué hacía antes. Me dije a mí misma que esta vez era mi turno y que debo hacerlo lo mejor posible.

No estamos hablando de un set donde todos estaban felices. Tomó un tiempo en encontrar el balance y estaba bien para mí. Tuve que aprender en confiar en mí, y al cabo del tiempo mi personaje y el elenco encajamos y comenzamos a fluir juntos. Creo que las cosas están mejorando cada vez más con el tiempo.

ROLLING STONE: Ne-Yo. Ahora estás trabajando con Cristina en esta nueva temporada. Tú colaboraste con ella anteriormente como músico.

NE-YO: ¡Sí! Cristina y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo. Cuando me enteré que ella iba a reemplazar a Naya fue como un aliento de aire fresco para mí, porque realmente estaba preocupado sobre quién iban a conseguir como reemplazo para llenar esos zapatos. Esos son unos zapatos muy grandes para calzar. Como decía Cristina, una cosa es encarnar un personaje que no se ha desarrollado, porque te da la libertad creativa para construirlo. Es algo muy diferente interpretar a un personaje, que no solo se ha desarrollado previamente, sino que ha sido desarrollado con maestría por un actor y más aún, por dos temporadas completas. Eso es un gran reto. Inicialmente, estaba preocupado por Cristina. Yo le dije: “Si necesitas algo, aquí estoy”. Yo sabía que esto no iba a ser para nada fácil. Tengo que reconocerlo, Cristina lo logró de una manera orgánica.

Ella es una presencia muy grata. Todos la amamos. Cristina se apoderó de su personaje y lo hizo suyo, de una manera que fue respetuosa para Naya, pero que, al mismo tiempo, introduce a Cristina en el personaje que es. Fue algo muy bello de ver. En realidad, me encantó.

ROLLING STONE: Channing Tatum es uno de los productores de Step Up: High Water. Además de ser un gran actor es también un gran bailarín. ¿Cómo es la relación con él? ¿Visita periódicamente el set?

CRISTINA MILIAN: ¡Nooo! ¡Pero sería maravilloso si lo hiciera! (risas). Te cuento que conocía previamente a Jenna Dewan (otra de las productoras y ex esposa de Channing Tatum). La conocí en una película de Netflix que hicimos hace dos años (Falling Inn Love). ¡Ella es una gran bailarina! Ellos dos son unos bailarines fantásticos. Antes de estar casados ellos estuvieron en la primera película de Step Up, Channing participó en la segunda parte también. Es así que estar en esta nueva serie y tenerlos a ellos a bordo, se siente como algo seguro y con una mirada fresca. Step Up es sobre el mundo del baile, pero sus experiencias actorales y la madurez ganada como actores y como productores hacen que todo funcione muy bien.

ROLLING STONE: Te recuerdo por películas como Be Cool (la secuela de Get Shorty),y por Love Don’t Cost A Thing. ¿Piensas volver a la gran pantalla?

CRISTINA MILIAN: Tengo que volver. Me gusta todo lo que está pasando con el streaming, mis películas en Netflix (como la reciente Resort To Love) y todo lo demás. Te cuento que estoy produciendo una película de suspenso que vamos a empezar a grabar a finales de este mes. Estoy muy emocionada por ella. ¿Quién sabe? Como productora, vamos a hacer esta película y luego vamos a venderla. Ojalá que podamos llevarla a las salas de cine. ¡Quiero ver a la gente gritar en el teatro! (risas).

ROLLING STONE: Yo no soy Prince, pero tengo que decirte Ne-Yo, que una de mis canciones favoritas de 50 Cent es Baby By Me junto a ti. Y tu composición Let Me Hold You, interpretada por Mario. ¡Qué gran canción!

NE-YO: Agradezco el amor.

ROLLING STONE: Y no creas Cristina, que me he olvidado de tu música.

CRISTINA MILIAN: ¡Qué bien!

Trending