Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Sean “Diddy” Combs: 10 puntos clave de nuestra investigación de seis meses

El historial de abuso de Combs se remonta a la universidad, según varios compañeros de la Universidad Howard.

Por  CHEYENNE ROUNDTREE Y NANCY DILLON

mayo 29, 2024

PRINCE WILLIAMS/WIREIMAGE

Poco después de que la cantante de R&B Casandra “Cassie” Ventura presentara su demanda por tráfico sexual contra Sean “Diddy” Combs el pasado noviembre, ROLLING STONE lanzó una amplia investigación de seis meses sobre el rapero, magnate discográfico y empresario multimillonario.

El reportaje llevó a entrevistas con más de 50 personas relacionadas a Combs a lo largo de su carrera, que se remonta a sus días como estudiante en la Universidad Howard. El artículo que abarca toda su carrera, publicado el martes, desveló una acusación de violencia contra una mujer en el campus de Howard no denunciada anteriormente, así como nuevos detalles de supuesta agresión física y afirmaciones de que Combs acosó sexualmente a una empleada freelance en una fiesta de 2001.

Los nuevos reclamos refuerzan las acusaciones públicas hechas contra Combs en las seis demandas adicionales por agresión sexual presentadas por cinco mujeres y un hombre desde que Ventura alzó la voz.

Varias personas que hablaron con ROLLING STONE describieron a Combs como un depredador en serie que usó su fama, fortuna, estatus en la industria y reputación como anfitrión de fiestas para ocultar un temperamento volátil y un comportamiento inquietante y narcisista durante décadas.

En un video publicado en las redes sociales el 19 de mayo, Combs se disculpó por golpear a Ventura en el pasillo de un hotel y calificó sus acciones, capturadas en video, como “repugnantes”. Pero el empresario musical niega las acusaciones en su contra en documentos judiciales y en declaraciones de sus abogados.

El abogado de Combs no respondió a las acusaciones específicas hechas por fuentes que hablaron con ROLLING STONE. “El Sr. Combs no puede comentar sobre litigios resueltos, no hará comentarios sobre litigios pendientes y no puede abordar todas las acusaciones recogidas por la prensa de cualquier fuente, sin importar cuán poco confiables sean”, dice el abogado Jonathan Davis en un comunicado. “Somos conscientes de que las autoridades correspondientes están llevando a cabo una investigación exhaustiva y, por lo tanto, confiamos en que cualquier cuestión importante se abordará en el foro adecuado, donde las reglas distinguen los hechos de la ficción”. 

Aquí 10 puntos clave de nuestra investigación:

1. Las acusaciones de abuso contra Combs se remontan a sus años universitarios

    En Howard, Combs se hizo conocido por organizar ruidosas fiestas semanales. Pero varias mujeres lo recuerdan más por un presunto incidente afuera de un dormitorio escolar. Un compañero de clase le dijo a ROLLING STONE que Combs apareció una noche afuera de un dormitorio de mujeres y comenzó a gritar, pidiendo a su entonces novia que saliera de una manera “beligerante”. Otras mujeres en el dormitorio rápidamente comenzaron a correr por los pasillos, tocando puertas en pánico, según la fuente. Estaban haciendo sonar la alarma de que Combs, conocido entonces por su apodo “Puff”, estaba atacando a la joven afuera, recuerda. “Puff está aquí actuando como un loco. La está golpeando”, decían los estudiantes, según el compañero.

    “Él gritó y gritó y se hizo el tonto hasta que ella bajó por las escaleras”, dice una estudiante que también presenció la paliza. Ella dice que Combs usó lo que parecía ser un cinturón para golpear a la joven “por todas partes”. Hablando bajo condición de anonimato debido a la naturaleza delicada del incidente, la testigo dice que Combs parecía “súper enojado” y estaba “gritando a todo pulmón”. Agregó que “le golpeó el trasero, realmente le golpeó el trasero”. 

    Dice que la mujer estaba claramente aterrorizada: “Estaba tratando de defenderse un poco. Ella estaba llorando. Y le decíamos: ‘Quítate de ella’. Gritábamos llamándola”. Una tercera fuente también recordó la presunta agresión a ROLLING STONE. (La mujer en el centro del presunto ataque se negó a hablar con ROLLING STONE).

    2. Combs supuestamente golpeó a un ejecutivo musical por la relación del hombre con la ex de Combs, Kim Porter 

      En 2000, el noviazgo de Porter con el fallecido ejecutivo musical Shakir Stewart enfureció a Combs. Cuando la industria se reunió para la boda de L.A. Reid en Italia ese verano, Combs fue a la habitación de hotel de Stewart después de la ceremonia y supuestamente rompió una silla con la cabeza de Stewart, dijeron la madre de Stewart y dos de sus amigos cercanos a ROLLING STONE. “Lo dejó sangrando en el suelo de un hotel en Italia”, dice Portia, la madre de Stewart. “Le dieron varias puntadas y entonces [Combs] lo amenazó… ‘Te voy a matar’… Fue entonces cuando le dije: ‘Tienes que salir de este negocio. Este hombre está loco’”.

      3. Combs acosó sexualmente a una socia comercial en una fiesta en 2001

        Después de la absolución de Combs en un tiroteo en un club de Nueva York, el artista fue al Hotel Península, donde estaba organizando una fiesta masiva para celebrar el veredicto. “Anna”, una diseñadora gráfica independiente que trabajaba con el equipo de marketing de Bad Boy Records, dice que Combs se acercó a ella y comenzó a masajearle los hombros. (La mujer pidió un seudónimo, alegando miedo a represalias). “Me estaba tocando el hombro, los brazos y la espalda. Él decía: ‘Oh, sí, ¿te gusta eso? Sé que te gusta eso’. Realmente asqueroso”, recuerda Anna, compartiendo su historia públicamente por primera vez. “Yo estaba como, ‘No, no tanto’, y salí flotando de allí”.

        Anna dice que evitó a Combs el resto de la noche. Semanas más tarde, la novia de su jefe le confió que Combs supuestamente se acercó al jefe la noche de la fiesta para “solicitarme para sexo”, dice Anna. (Una amiga confirmó a ROLLING STONE que Anna le contó sobre el encuentro y el acuerdo propuesto cuando comenzaron a trabajar juntas unos años más tarde. El jefe no respondió a la solicitud de una entrevista con ROLLING STONE y la novia se negó a hablar.)

        “Durante muchos años me sentí bastante inquieta por esto. Cuando la gente me pregunta sobre mis días en Bad Boy, todo se ve eclipsado por su mierda”, dice Anna, y agrega que Combs la trataba como si existiera para “complacer sus caprichos”.

        4. Combs supuestamente atacó a una mujer dentro de las oficinas de Bad Boy

          Kirk Burrowes dice que una vez vio a Combs agredir físicamente a una mujer dentro de las oficinas de Bad Boy en 1994. Él y otro ex empleado le dijeron a ROLLING STONE que tuvieron que arrancar a Combs de la mujer después de escuchar gritos y el sonido de cristales rotos. (La mujer rechazó la solicitud de comentarios de ROLLING STONE.) Felicia Newsome, la primera gerente del estudio de grabación de Bad Boy, Daddy’s House, recuerda que una vez retuvo a Combs cuando estaba a punto de “golpearle el trasero a esta chica” después de que estallara una pelea entre dos mujeres. “Lo sostuve por la cintura y le dije: ‘Tienes que calmarte. Esta no es tu lucha’”, recuerda Newsome.

          5. Tres de las acusadoras hablan por primera vez: “No se trata de dinero”

            Tres de las mujeres que ahora demandan a Combs por agresión sexual le dijeron a ROLLING STONE que cuando se enteraron que su abuso era parte de un presunto patrón, supieron que había llegado el momento de prestar sus voces para responsabilizar a Combs. “No se trata de dinero”, dice Joi Dickerson-Neal. “Se trata de garantizar que el mundo vea que este hombre que ascendió al nivel de un ‘ícono’ en realidad está enfermo y ha dejado tantas víctimas [a raíz de su] comportamiento repugnante e impune durante años”.

            “Tenía todo un futuro [en el modelaje] planeado y me lo robaron. Ser agredida sexualmente y no tener ningún recurso es muy doloroso”, dice la modelo Crystal McKinney. “Sentí que me estaba muriendo todos los días porque todavía no tenía la fuerza para dar un paso adelante… Espero que al hablar, pueda ayudar a otros sobrevivientes a dar un paso al frente y buscar justicia”.

            Una Jane Doe del área de Detroit que alega que fue violada en grupo por Combs (fotografiada aquí con él la noche del presunto encuentro), su ex ejecutivo Harve Pierre y un tercer hombre no identificado en 2003 le dice a ROLLING STONE que fue “increíblemente difícil” compartir su historia, pero las voces de las otras mujeres la “animaron”. “Es importante recordar que no sólo Combs, sino también todos aquellos que actuaron con él, guardaron silencio y encubrieron activamente su comportamiento deben rendir cuentas”, dice.

            6. Combs estaba celoso de la amistad de Tupac Shakur con The Notorious B.I.G.

              Antes de que Combs y su sello Bad Boy se vieran envueltos en una rivalidad con Death Row Records de Marion “Suge” Knight, le tenía cariño al carismático Shakur. Su equipo de Bad Boy pasó el verano de 1993 estudiando el éxito del rapero ‘I Get Around’ como modelo para un hit comercial de hip-hop. Desesperado por que lo tomaran en serio, Combs intentó fomentar una amistad con uno de los mayores talentos del hip-hop, dijeron las fuentes.

              Shakur no estaba interesado. “Pac no tenía ningún tipo de respeto por Puff”, dice la fotógrafo de hip-hop de los noventa Monqiue Bunn, cercana a Christopher “Notorious B.I.G.” Wallace y otros artistas de Bad Boy. Para Shakur e incluso para Wallace, dice Bunn, Combs era un “ejecutivo cursi”. En cambio, según el expresidente de Bad Boy, Kirk Burrowes, Shakur se unió a Wallace, a quien consideraba su par. Como resultado, dice, refiriéndose a Combs, “había alguien en los márgenes celoso, que no quería que esa amistad sucediera”.

              7. Fuentes dicen que Combs tuvo problemas de abandono y no dejaba que las mujeres en su vida siguieran adelante

                Damien Vasquez, ex pasante de Bad Boy, dice que después de que Combs y Jennifer Lopez se separaron, Combs hizo que su personal acampara afuera de los estudios TRL de MTV con carteles para recuperarla. Ventura afirmó que cada vez que se escondía de él, la red de agentes de Combs la encontraba y le imploraba que regresara, incluyendo un ejecutivo de Bad Boy que amenazó con retener el lanzamiento de su música si no devolvía las llamadas de Combs.

                Burrowes cree que las pérdidas de Combs a una edad temprana, especialmente el asesinato de su padre, afectaron sus relaciones. “Ahora está fortalecido con el dinero y el poder”, pero “el abandono y el acto de irse pueden traer resultados crueles”, dice Burrowes. “Y las mujeres son las que peor lo sufren”. Porter, que murió de neumonía lobular en 2018, no fue la excepción. Su relación con Combs fue tumultuosa, según dos fuentes que afirman que Combs abusó físicamente de ella. “Recuerdo que Kim solía pasar por muchas cosas”, dice el ex rapero de Bad Boy, Mark Curry. “Si vives cerca de ellos, puedes ver la relación tóxica… Creo que todas las relaciones que él tuvo y que yo experimenté a su alrededor fueron así”. Después de su ruptura, Combs se negó a dejarla seguir adelante, dijo Porter a Essence. Todavía llamaba “50, 60 veces al día”, dijo. “Era como si mi vida no fuera mía… Fue muy, muy intrusivo”.

                8. Combs rápidamente buscó el centro de atención tras la muerte de Biggie

                  Apenas dos semanas después de que Wallace fuera asesinado en marzo de 1997, Combs ordenó a LaJoyce Brookshire, exdirectora de publicidad de Arista y Bad Boy, que centrara todos sus esfuerzos en el próximo álbum de Wallace, Life After Death. Combs negó la solicitud de Brookshire de tener tiempo libre para procesar su dolor y, en cambio, exigió que trabajara hasta que el álbum fuera “el número uno, el número uno, el número uno, el número uno, el número uno”. Top 10, top 10, top 10”, recuerda. (Vendió casi 700,000 copias en su primera semana).

                  Cuando ROLLING STONE se acercó a Bad Boy sobre una oportunidad de portada unos meses después del asesinato de Biggie, Burrowes afirma que abogó por que el difunto rapero ocupara el lugar. “Le estaba diciendo a Sean: ‘Hagamos que sea Biggie’. Todavía tienes una oportunidad [de tener una portada en el futuro]’”, recuerda Burrowes. “Él dijo: ‘No, está muerto’. Voy a sacar [el álbum debut de Combs, No Way Out] en julio. Necesito estar en la portada de ROLLING STONE’”.

                  Combs consiguió su portada. Dos años más tarde, reconoció que la muerte de Biggie había sido un gran negocio. “Creo que su fallecimiento aumentó la fama”, dijo Combs a ROLLING STONE en 1999. “Al menos 2 millones [de las casi 5 millones de copias de No Way Out] vendidas se debieron [a su muerte], directamente. Y eso no necesariamente se siente bien, pero esa es la realidad”.

                  9. Sus compañeros de trabajo mostraban desdén a espaldas de Combs dentro de las oficinas de Bad Boy

                    Burrowes recuerda que los ejecutivos “celosos” de Uptown se referían a Combs como “Satanás” y lo criticaban mientras pasaban por sus oficinas en el edificio Uptown. Las fuentes de Bad Boy dicen que era difícil trabajar para Combs, afirmando que los empleados que querían quedarse tenían que aprender a “hablar Puffy”. Combs, un jefe exigente, a menudo gritaba para expresar su punto de vista y despedía empleados por capricho. “Nadie en su equipo en Bad Boy le respondía”, dice la ex directora del estudio Daddy’s House, Felicia Newsome. “Nadie lo desafiaba”.

                    Otra fuente recuerda que el artista Mase llamaba a Combs “massa” a sus espaldas. (Mase no respondió a la solicitud de comentarios de ROLLING STONE). “Era muy volátil”, dice una fuente que a veces trabajó con Bad Boy. “Él siempre está al borde de estallar y dar miedo. La gente hacía todo lo que él decía para agradarle… y Puffy se aprovechaba de los deseos de la gente de estar en esos entornos”.

                    10. Muchos artistas de Bad Boy no estaban contentos o creían que Combs los dejó en su lista negra

                      Mark Curry estuvo afiliado a Bad Boy de 1997 a 2006 y luego escribió el libro Dancing With the Devil: How Puff Burned the Bad Boys of Hip-Hop en 2009. Dice que Combs prometió repetidamente producir su álbum en solitario pero nunca le dio un presupuesto. “Hay diferentes maneras de matar a una persona”, dice Curry a ROLLING STONE. “Puedes matarlos por la experiencia. Puedes matarlos físicamente. He notado que mata el espíritu de muchas personas”.

                      Algunos de los que abandonaron a Combs sentían preocupación de que intentara expulsarlos de la industria por completo. La rapera de Brooklyn Lynese “Babs Bunny” Wiley, del reality show de MTV de Combs, Making the Band, dice que fue “quemada” después de dejar el sello. La fotógrafa Monqiue Bunn afirma que sus trabajos se agotaron instantáneamente tras ganar una demanda contra Combs por ocultarle un conjunto de fotos de Biggie en 2000. Afirma que un amigo de la revista The Fader le dijo que Combs llamó personalmente a la oficina y les dijo que si trabajaban con Bunn, Bad Boy retiraría su publicidad de la revista.

                      “Es alguien de quien no quieres convertirte en un enemigo”, dice un ex empleado, “cuando la gente va en su contra, esa persona es condenada al ostracismo”. Como dice el ex presidente de Bad Boy, Burrowes, Combs “nunca” olvida un rencor. “Si ve un hilo en el suéter, tirará de él”.