Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Robert Smith y The Cure vs Ticketmaster

Los precios de servicio que estableció Ticketmaster para la boletería de la gira de la agrupación británica escandalizaron a su frontman, quien tomó cartas en el asunto

Por  ROLLING STONE

marzo 17, 2023

Redferns

Una vez más Ticketmaster se ha visto envuelta en una polémica por su servicio de boletería. Esta vez los protagonistas del caso son Robert Smith y The Cure, que recientemente anunció su primera gira por Estados Unidos en siete años.

Teniendo en cuenta las recientes críticas a la compañía por la gira de Taylor Swift y el desorden que afectó a cientos de personas en un concierto de Bad Bunny en México, la agrupación británica tomó medidas para evitarle inconvenientes a sus fans a la hora de adquirir boletos. “The Cure ha aceptado el valor de la boletería y, aparte de algunos asientos para la caridad, no va a haber acceso platino o valores dinámicos para este tour”, prometió.

Otra de las estrategias que implementó la banda fue que sus boletos fueran intransferibles para evitar el negocio de los revendedores, y dado el caso en que algún fanático no pudiese asistir al concierto, este podría venderlo por el mismo precio que lo adquirió. Además, con el propósito de que sus conciertos sean asequibles para todas las personas, The Cure informó que había establecido un rango de precios razonable.

Sin embargo, cuando la boletería se abrió al público este jueves, decenas de fans comenzaron a reclamar en redes sociales los valores absurdos que Ticketmaster había impuesto en su plataforma. Por ejemplo, para un boleto que costaba 40 dólares, la plataforma añadía un valor de $46.60 por servicio y uno más de $5.50 por “orden de procesamiento”.

“Estoy tan disgustado como ustedes por las tarifas de Ticketmaster”, escribió Smith en su cuenta de Twitter apenas estalló el escándalo. “Para ser claro: el artista no tiene el poder de controlar esto. Les he preguntado cuál es la justificación de todo, así que si obtengo alguna respuesta medianamente coherente, les estaré informando”.

Rápidamente, la compañía llegó a un acuerdo con la banda en el que las personas que adquirieron los tiquetes más económicos recibirán una compensación de 10 dólares, mientras que el resto recibirá $5. “Después de una conversación, Ticketmaster aceptó que los valores de servicio y otros costos eran absurdamente altos”, informó el músico horas después.

A principios de este año, las irregularidades en la venta de boletería para la gira Eras de Taylor Swift puso en tema de conversación una queja constante sobre el posible monopolio de Ticketmaster y Live Nation. Las tarifas dinámicas, las filas virtuales eternas y el problema de los revendedores llamaron tanto la atención que el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una investigación y la discusión se extendió hasta el Senado de ese país. Desde entonces, la compañía ha asegurado que está trabajando para apoyar a los artistas y contribuir a eliminar el negocio de reventa.