Robando tiempo a Rodrigo Moreno, director de Los Delincuentes

“La tendencia actual hacia el realismo restringe la libertad y las posibilidades del cine”.

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

octubre 28, 2023

Rodrigo Moreno

Cortesía de Cineplex

ROLLING STONE: Quisiera comenzar preguntándote acerca de la premisa de Los Delincuentes. Me parece una premisa fascinante. ¿De dónde sacaste la inspiración? ¿Está basada en un caso real o en tu imaginación?

RODRIGO MORENO: La premisa de Los Delincuentes en realidad se origina en una película argentina de la década de 1940, que abordaba un drama protagonizado por un delincuente. Sin embargo, rápidamente nos distanciamos de esa referencia inicial y mantuvimos solo la idea de un personaje que busca robar dinero de su trabajo, esconderlo y entregarse a la policía. A partir de esa premisa, la película toma un camino propio al desarrollar dos personajes con objetivos que evolucionan de manera significativa.

Al ver Los Delincuentes, no pude evitar pensar en la obra de Jim Jarmusch. ¿Qué opinas de esa comparación?

RM: Sí, Jim Jarmusch es un director con un estilo y humor muy particulares, y veo algunas similitudes en su enfoque y en esta película. Él se centra en lo que el cine tradicional podría considerar “momentos muertos”, es decir, momentos que no contribuyen directamente a la trama principal. Sin embargo, tanto en mi película como en las de Jarmusch, esos momentos “muertos” son los que realmente importan. Estos personajes marginales, ya sean criminales o personas de clase trabajadora, ocupan un lugar central en sus narrativas, a menudo siendo invisibles en el cine convencional. Aunque nuestras formas son distintas, admiro su trabajo, especialmente Extraños en el Paraíso, que tuvo un impacto significativo en mi vida.

También noté que Los Delincuentes se aparta, especialmente en la segunda parte, de la estructura narrativa tradicional ¿Puedes hablarnos más sobre esta elección y cómo se relaciona con la película?

RM: Definitivamente, Los Delincuentes se aparta de la narrativa convencional. La película no está preocupada por mantener un ritmo funcional y dedicarse únicamente a la trama esencial. En lugar de eso, opté por una narrativa más libre que permite contar elementos que no necesariamente impulsan la trama principal, ya que mi enfoque no es simplemente contar una historia, sino más bien sumergir al espectador en un largo viaje junto a los personajes. 

En Los Delincuentes, hay varios momentos que generan intriga, como la obsesión por el álbum de Pappo’s Blues. ¿Puedes hablarnos más sobre cómo este legendario álbum del rock argentino se convirtió en un elemento importante de la película?

RM: Claro, la canción “Adónde Está la Libertad” es parte del álbum que se incorporó en la película. Desde el principio, me interesó la idea de que este álbum circulara entre los personajes sin que fueran conscientes de ello. Además de la canción inicial, agregué dos temas más: uno que canta Morán junto a Norma y el tema que Morán promete a Norma cuando le entrega el álbum. Este último tema cierra la película de manera significativa y contribuye al desarrollo de la trama.

También noté los juegos de palabras entre los nombres de los personajes: Román, Morán, Norma, Morna. Incluso alcancé a ver que aparece fugazmente un cómic de Namor. ¿Puedes contarnos más sobre este juego?

RM: Los juegos de palabras y anagramas entre los nombres de los personajes se incluyen de manera intencionada en la película. A medida que avanzaba en el proceso de creación, me di cuenta de que estos anagramas tenían un sentido más profundo. Refuerzan la idea de que, aunque los destinos de Morán y Román están ligados, sus caminos y experiencias son diferentes, al igual que las letras organizadas de manera distinta generan nuevas palabras. Esto se relaciona con la trama y la relación con la mujer en el centro de la historia, que cambia la vida de los dos protagonistas de maneras únicas.

Román (Esteban Bigliardi) y Morán (Daniel Elías), los Delincuentes
Cortesía de Cineplex

Los Delincuentes juega constantemente con las expectativas del espectador y, en cierto sentido, desactiva las estructuras narrativas que plantea al inicio. ¿Puedes ahondar en cómo abordaste esta dinámica?

RM: Absolutamente, la película juega con la expectativa del espectador de que en algún momento todo saldrá mal, como sucede en las películas tradicionales de robo y estafa. Sin embargo, a medida que la trama avanza, la película se despliega hacia territorios inesperados y, de alguna manera, felices. Los personajes se sumergen en un tipo de tiempo que desconocen, relacionado con la libertad y los momentos improductivos. La película también aborda cuestiones más amplias, como la digitalización y la influencia de las redes sociales en nuestras vidas.

Los Delincuentes parece desafiar algunas de las tendencias actuales del cine contemporáneo, como el enfoque en el realismo. ¿Puedes hablarnos sobre la relación entre la película y esta tendencia?

RM: El cine contemporáneo a menudo enfatiza el realismo, lo cual limita la libertad y las posibilidades expresivas. A lo largo de la historia, el cine ha atravesado diversas etapas y movimientos, desde la vanguardia hasta el modernismo. La tendencia actual hacia el realismo restringe la libertad y las posibilidades del cine. Los Delincuentes busca desafiar algunas de estas limitaciones y abrir preguntas al espectador, explorando conceptos existenciales y filosóficos mientras sigue siendo una película entretenida y humorística.

Entiendo, es una película que va más allá de la mera entretención. Desafortunadamente, se nos agota el tiempo. ¡Muchas gracias por esta conversación!

RM: Gracias a ti, ha sido un placer. ¡Chau!

También le puede interesar:

CONTENIDO RELACIONADO