agosto 25, 2022

Rob Halford de Judas Priest habla sobre sus 10 álbumes favoritos de todos los tiempos

Black Sabbath de Black Sabbath, Ziggy Stardust de David Bowie y Disraeli Gears de Cream son algunos de los mejor posicionados en la boleta que el Dios del metal mandó para la encues-ta de Rolling Stone sobre los 500 mejores álbumes

Por  KORY GROW

Paul A. Herbert/Invision/AP

Durante las últimas cinco décadas, Rob Halford ha sido instrumental en la definición del sonido y el aspecto del heavy metal, ya sea como el vocalista de Judas Priest o con sus propios grupos, Fight, 2wo y Halford. En ese tiempo, el artista –que recientemente lanzó su autobiografía, Confess– se ganó el apodo “The Metal God” [“El dios del metal”] y ha cantado junto a Black Sabbath, Metallica y Pantera. Pero siempre ha tenido gustos diversos, como lo muestran los covers que ha hecho Priest de ‘Diamonds and Rust’ de Joan Baez o ‘The Green Manalashi’ de Fleetwood Mac.

Entonces no fue demasiado sorprendente que cuando mandó su boleta para la nueva lista de Rollingo Stone de los mejores 500 álbumes de toda la historia, esta contenía no solo LPs de gigantes del metal como Slayer, Emperor y Behemoth, sino también discos de The Beatles, Carole King y Muddy Waters. En este artículo, el cantante, que fue uno de docenas de artistas que votaron en la lista, analiza sus 10 álbumes favoritos, y explica cómo le ayudaron a convertirse en lo que es. (Puedes ver a Halford hablando con sus propias palabras sobre sus elecciones en el video que está arriba).

1. Black Sabbath, Black Sabbath (1970)

Eran chicos locales del mismo vecindario, de la misma zona que Priest. Literalmente crecimos juntos, inventando esta música que amamos y que valoramos tanto llamada heavy-metal. Escogí Black Sabbath simplemente porque, igual que con muchas bandas, el primero o los dos primeros álbumes establecen lo que realmente eres como banda. Es un poco como Priest con Rocka Rolla y Sad Wings of Destiny; este último se convierte en el que amamos tanto porque se ha vuelto lo que nos define. Black Sabbath traía consigo el primer ejemplo de cómo debe sonar la música heavy-metal, con la textura, el tono, la estructura de todo el material, y la voz tan única de Ozzy. Simplemente se ha convertido en un álbum muy importante en la discografía de Black Sabbath.

2. Led Zeppelin, Led Zeppelin (1969)

Lo que pasa con este álbum en particular es que tiene mucha de la experiencia transicional en el heavy y el hard rock que también incluye una onda blues. Y ellos han admitido abiertamente que el viaje de esta banda empieza con el blues.

3. Queen, Queen II (1974)

Siempre he sido un grandísimo fan de Queen. Cada álbum que escucho de Queen tiene su propio carácter e identidad, muy parecido a Priest en ese aspecto. He sugerido de alguna manera que, en ciertos elementos, Priest es como Queen porque no hay dos álbumes de Priest que sean iguales. Y es prácticamente el mismo caso con Queen. Su segundo álbum, Queen II, define eso. Para cuando hicieron Queen II, se habían vuelto muy aventureros. Estaban siendo panorámicos. El panorama de su música era gigantesco, particularmente en cuanto a la voz, con todas esas armonías increíbles que hacían juntos. Y esa es otra cosa que amo de Queen, que todos solían cantar en los LPs, principalmente Roger [Taylor] y Brian [May], y a veces John Deacon. Pero el impacto vocal para mí como cantante fue inmenso. Realmente me enseñó mucho.

4. The Beatles, A Hard Day’s Night (1964)

Esto fue difícil, porque iba a escoger Sgt. Pepper, porque todos escogen ese, pero simplemente hay algo sobre el tono. Pasaron de ‘She Loves You’, apenas unos años antes, a lo que se estaba convirtiendo en algo bastante serio por la manera en la que estructuraban sus canciones y pensaban más en desarrollar ese lado del músico, que va creciendo conforme vas avanzando. Entonces las canciones en Hard Days Night reflejan muy bien a una banda que realmente está cambiando y entendiendo su lugar, probablemente con la madurez, como les pasa a muchos artistas.

5. The Rolling Stones, Get Yer Ya-Ya’s Out! (1970)

Escogí un álbum en vivo de los Stones porque si alguna vez los has visto en vivo, sabes que no hay nadie como ellos. La manera en la que transforman su trabajo en el estudio a un performance en vivo es electrizante. Cuando una banda se sube al escenario, se experimenta una nueva dimensión. Y con los Stones, simplemente no hay palabras para definirlo. Tienes que verlos en vivo. Y creo que este es un gran ejemplo que captura todo el carisma y las características de una gran banda de rock & roll, probablemente la más grande de todos los tiempos, en un solo disco.

6. Deep Purple, Machine Head (1971)

Escogí Machine Head simplemente porque es feroz e intenso. Siempre ha habido un debate sobre si Purple son una banda de hard-rock o de heavy-metal. Priest hizo un tour con ellos, y yo los vi muchas, muchas veces desde el lado del escenario. Para mí suenan heavy – muy heavy. … Pero de todos los álbumes de Deep Purple que han hecho, este realmente funciona conmigo.

7. The Jimi Hendrix Experience, Axis: Bold as Love (1967)

Siempre he sido este guitarrista frustrado porque intento tomar la guitarra y aprender a tocarla, pero solo me confunde. No puedo entender cómo los guitarristas hacen lo que hacen. Es simplemente increíble. Y Jimi Hendrix es el maestro de eso. Lo que hacía a finales de los sesenta y de ahí en adelante cambió el juego, especialmente para los guitarristas. Y la manera en la que armó Axis: Bold as Love fue muy, muy especial. Todos los álbumes que hizo son grandiosos, pero este simplemente conecta conmigo

8. David Bowie, The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders From Mars (1972)

Aquí tienes a un tipo que realmente llevó a sus fans en un viaje. ¿Era Ziggy Stardust? ¿Era el Thin White Duke? ¿Hunky Dury? ¿Heroes? ¿Su proyecto secundario Tin Machine? ¿Su última y gloriosa pieza de música [Blackstar]? Las imágenes que creaba Bowie con cada álbum, nadie puede alcanzarlas. Era el maestro del disfraz. Todos nos emocionábamos cuando sabíamos que iba a salir un nuevo álbum de Bowie, y de todos ellos, el de Ziggy Stardust realmente conecta conmigo porque vi el tour en el Wolverhampton Civic Hall en el Reino Unido. Creo que tocaron prácticamente todo el álbum de principio a fin, y fue simplemente increíble verlo hacer lo que hacía tan magníficamente y con tanta convicción. Él era Ziggy Stardust, e hipnotizó al mundo con ese personaje.

9. Cream, Disraeli Gears (1967)

Es simplemente un gran ejemplo de musicalidad increíble por parte de tres personas. Es muy difícil conectar como un trío, y la manera de su interacción, particularmente del lado de las percusiones con Ginger [Baker] y Jack [Bruce], fue muy, muy especial. Estaba lleno de una identidad propia, pura y real. Y cuando juntas eso con lo que hacía Eric Clapton y su voz, eso hace de Cream una banda muy única en el panorama general del rock & roll.

10. Pantera, Cowboys From Hell (1990)

Pantera realmente se formó a inicios de los noventa. Estaban juntos desde antes, pero de pronto empezaron a romperla con el impacto de Cowboys From Hell. Si sabes sobre música y sobre rock & roll, sabes que grandes cosas pasan al inicio de cada década. Entonces cuando escuché Cowboys From Hell, supe que iba a cambiar el juego. El estilo de música que estos chicos estaban tocando literalmente iba a mover al mundo. Y lo hizo. Todos sabemos muchas cosas bonitas sobre la banda, especialmente Dimebag [Darrell, guitarra], quien yo pienso que era el motor detrás de la banda. Lo que estaban haciendo era un asalto por completo, el cual se volvió cada vez más fuerte y más potente conforme pasaron a Far Beyond Driven, Great Southern Trendkill y todos esos álbumes grandiosos más adelante. Pero este, el primero, es el que realmente funciona conmigo.

Trending