noviembre 18, 2022

Relaciones peligrosas: un relato inmortal e inmoral

Dos miembros del elenco de la nueva serie basada en un clásico de la literatura, nos cuentan sobre unos personajes embriagados de lujuria por la vida

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Lionsgate+

Las relaciones peligrosas es una famosa novela escrita en 1782 por Pierre Choderlos de Laclos, considerada como una obra maestra de la literatura francesa. Curiosamente, se mantuvo olvidada durante todo el siglo XIX hasta ser redescubierta en el siglo XX, debido a su compleja estructura narrativa. El famoso teórico literario Tzvetan Todorov la utilizó como modelo para dar cuenta de su análisis estructural del relato en un famoso ensayo. Al igual que Drácula de Bram Stoker, esta es una novela epistolar (narrada en forma de cartas), en donde la Camille y Valmont, amantes en otro tiempo, se proponen ridiculizar a la sociedad privilegiada en la que viven.

Stephen Frears llevó la novela al cine con unos resultados magistrales, al igual que Milos Forman, con una cinta centrada en el personaje de Valmont. Los amantes del cine de los noventa recordarán la divertida actualización conocida como Juegos sexuales (Cruel intentions), pero ahora el relato se convierte en una serie ambientada de nuevo en la París del siglo XVIII y que nos cuenta cómo Camille y Valmont se llegaron a convertir en los personajes diabólicos y manipuladores de la novela de Choderlos de Laclos.

Alice Englert, la actriz de las prestigiosas series como Top Of The Lake y Ratched, así como de las poderosas cintas Ginger & Rosa y la reciente The Power Of The Dog, es la encargada de encarnar a Camille. Nicholas Denton, el carismático actor de la serie Glitch, interpreta al arquetípico Valmont. Estuvimos con ellos hablando sobre la peculiar perspectiva que la nueva serie de Lionsgate+ tiene sobre la obra y sus personajes:

ROLLING STONE: ¿Cuáles creen que son los elementos claves que convierten a la novela epistolar Relaciones peligrosas en un relato inmortal?

ALICE ENGLERT: Creo que uno de los aspectos claves es que trata sobre la vulnerabilidad. Sobre toda esa inteligencia desperdiciada y demás cualidades que todos admiramos, pero que aquí se utilizan como un arma por unos personajes que intentan protegerse y evitar el dolor. Es sobre cómo unas personas, ante el miedo al dolor, resuelven dejar de sentir. 

NICHOLAS DENTON: Precisamente. Hay emociones y situaciones que debemos enfrentar.

ALICE ENGLERT: Exacto. Es sobre unas personas que buscan superar sus problemas tratando de estar por encima de las cosas que los lastiman. Creo que hay algo de inmortal en eso. Considero que el amor es algo que humaniza, y estos personajes intentan estar por encima del amor. A lo largo de la historia, los seres humanos oscilamos entre los intentos por evitar confrontarnos tratando de ser alguien más y confrontarnos para ser nosotros mismos. Aceptarnos o no aceptarnos. Esa es la cuestión.

NICHOLAS DENTON:  Está también el tema acerca de cómo usamos el amor como el ímpetu para causar guerra. Es una yuxtaposición paradójica. Es una contradicción que hace parte de la condición humana. Usamos algo bello para destruir. La belleza y la gentileza que los seres humanos debemos tener el uno con el otro, la convertimos en algo horrible y egoísta al convertirla en manipulación. Queremos ser queridos y admirados, y por ello estamos dispuestos a luchar hasta la muerte por conseguir ese amor y admiración. Suena terriblemente contradictorio, pero usualmente utilizamos palabras como “luchar” y “conquistar” cuando nos referimos al amor…

ALICE ENGLERT: Es hipocresía ¿No es así?

NICHOLAS DENTON: Sí.

ALICE ENGLERT: Este es un relato inmortal porque trata sobre la hipocresía. Es sobre las máscaras que utilizamos para no ser nosotros mismos y así evitar el dolor causado por la confrontación y la honestidad.

ROLLING STONE: Hay una línea delgada entre el amor y el odio, entre el amor y la guerra. Pero también están los celos, los cuales son amor y odio al mismo tiempo.

ALICE ENGLERT: Cuánto más se ama más se lastima. Eso es lo que pasa al interior de las familias disfuncionales ¿no es así? 

ROLLING STONE: Creo que sí. Relaciones peligrosas ha tenido múltiples adaptaciones cinematográficas que abordan el relato desde diferentes perspectivas. ¿Tienen una versión favorita?

ALICE ENGLERT: Yo adoro la versión de Stephen Frears. La adoraba cuando era una adolescente. Te confieso que no he visto la versión de Milos Forman. Y amo la actualización con Sarah Michelle Gellar.

ROLLING STONE: ¡Cruel intentions!

ALICE ENGLERT: ¡Esa misma! Pero para mí, Glenn Close me conmovió hasta la médula. La recuerdo encarnando a un personaje que no cedía ante nada. Es encantador que en esa película sea una persona tan dura (risas). Eso realmente me impactó.

NICHOLAS DENTON: Yo no las he visto y tomé la decisión consciente de no verlas. Conocía el libro de antemano. Hablé con Leonora Lonsdale, la directora de los primeros cuatro episodios, al respecto y ella me dijo que dijo que le alegraba que yo no las hubiera visto, porque probablemente yo hubiera intentado abordar al personaje como alguien que ya ha llegado a un lugar, cuando todavía no ha llegado hasta allá.

La serie, en últimas, es un preludio de la historia que conocemos. Esta es una historia de origen, donde los protagonistas son, al menos, veinte años más jóvenes que en el libro o las películas. Estamos tratando de navegar en ese mundo donde todavía ellos no son tan malvados como llegarán a ser. Esta es una historia de cómo estos personajes llegarán a ser. Si yo hubiera intentado imitar a John Malkovich, Colin Firth o inclusive a Ryan Philippe…

ALICE ENGLERT: ¡Eso no hubiera sido para nada malo! (risas).

NICHOLAS DENTON: No hubiera sino malo, pero para nada es lo que nuestra historia quiere mostrar.

ROLLING STONE: Desde la perspectiva del actor, ¿cómo se preparan para un drama histórico?

NICHOLAS DENTON: Por mi parte, yo practico mucha esgrima. También tenemos una gran cantidad de pruebas de maquillaje y vestuario. El vestido hace parte integral de este tipo de dramas ¿no es así?

ALICE ENGLERT: También la investigación hace parte integral de este tipo de relatos. Necesitas también entrar de lleno a ese contexto, a ese espacio, para que la interpretación sea la apropiada. Pero además creo que uno debe intentar pretender que se está viviendo en la propia época ¿me entiendes? Es algo así como “este es tu tiempo”. La verdad creo que no hayamos evolucionado mucho como personas. Puede que hoy no tengamos que halar los cordeles para apretar los corsés que hacían parte de las ataduras de ese período, pero los sentimientos y las emociones son las mismas.

NICHOLAS DENTON: Tienes que ser tan real como sea posible.

ALICE ENGLERT: ¡Sí! Creo que la sensación de estar tan cerca a la muerte, característica de esa época, es algo importante. Las personas no se imaginaban lo que iba a ser cumplir ochenta años de edad. Por lo tanto, hay que reemplazar nuestras expectativas y fantasías sobre el futuro que tenemos ahora con las que se tenían en ese tiempo.

NICHOLAS DENTON: Eso que dices es algo genial…

ALICE ENGLERT: Es posible que las personas desearan tan solo tener una buena muerte.

NICHOLAS DENTON: O desear no contraer una gripe, porque eso irremediablemente me llevará a una muerte prematura. En ese entonces, en el siglo XVIII, las personas estaban cara a cara frente a la muerte. La gente moría en las calles, la gente era quemada…

ALICE ENGLERT: Es una sensación parecida a caminar por un bosque lleno de árboles muertos. La muerte y la destrucción eran algo que se tenía que esquivar de una manera constante.    

NICHOLAS DENTON: Por esa misma razón es que las apuestas y los riesgos eran mucho más grandes. La actitud de lucha era mucho más fuerte, porque quién sabe lo que va a ocurrir después. La verdad, hasta ahora no había pensado en eso. ¡Gracias Alice!

ROLLING STONE: ¿Tal vez por esa misma razón es que los personajes de Relaciones peligrosas tienen esa lujuria por la vida? Parafraseando a Iggy Pop.

ALICE ENGLERT: ¡Lujuria por la vida! Me gusta ese concepto.

Cortesía de Lionsgate+

ROLLING STONE:  Alice. ¿Puedes hablarnos sobre Camille? ¿Quién es ella?

ALICE ENGLERT: Creo que Camille es, la mayoría del tiempo, una fantasía, un objeto. Rara vez se permite ser ella misma y no creo que ella piense en que haya alguien para compartir su vida. Lo que me gusta de ella tiene que ver con esa lujuria por la vida que tú mencionas. Ella se para al borde del precipicio ¿sabes?

Me encanta que ella tiene una visión imparable que te atrae. Es una persona enigmática con la que deseas estar. No puede evitar ser interesante. Ella absorbe el mundo a su alrededor. Inclusive si su pasado no hubiera sido tan traumático, seguramente seguiría siendo alguien muy complejo y difícil.

Algunas personas poseen esa fuerza que les permite hacer prácticamente cualquier cosa con intensidad. Hay una gran intensidad en la forma como Camille vive su vida que a mí me gusta muchísimo. Es muy difícil explicar a Camille sin arruinar los giros de la trama.

ROLLING STONE: OK. Sin spoilers.Nicholas. ¿Quién es Valmont?

NICHOLAS DENTON: Estaban pensando en ello. Creo que Valmont es una especie de versión retorcida de lo que la gente aspira ser. Creo que cuando uno crece en la aristocracia de ese entonces, se genera un bloqueo que no permite ver al resto del mundo. Se crece en un lugar muy confuso e irreal. Él posee una perspectiva del mundo totalmente falible, porque la vida que vive no es real. Apenas eso se le quita, se tiene que enfrentar a la verdadera sociedad. Los tugurios de París del siglo XVIII. Y eso lo deja completamente perdido. Creo que Valmont es una persona terriblemente confundida, que intenta mantener su cabeza a flote pensando “¿qué voy a hacer luego? ¿qué voy a hacer luego?” Y lo único que tiene es su propia posibilidad de crecer. Su poder de seducción, sus títulos, su poder sobre los demás. Pero nada de eso le funciona, porque él no quiere admitir que ya no está en ese mundo, en ese contexto. También me gusta.

ALICE ENGLERT: Creo que Camille y Valmont son personas muy creativas, que usan su creatividad como un medio para sobrevivir. Eso es lo que me gusta de ellos.

ROLLING STONE: ¿Ustedes ven a Relaciones peligrosas como una miniserie? ¿O ven el potencial para que se convierta en una serie de cuatro o cinco temporadas?

NICHOLAS DENTON: Esta temporada cierra de una manera muy bella. Nos sentimos orgullosos de cómo cerró. Se siente redonda y funciona como una pieza individual. Pero quién sabe lo que ocurra después.   

(Al poco tiempo de realizada esta entrevista, se anunció la segunda temporada de la serie).  

Trending

CONTENIDO RELACIONADO