Querétaro: violencia desmedida y desconfianza de cifras oficiales

Las autoridades reiteran que no existen personas fallecidas después de la tragedia en Querétaro, pero con las imágenes que circulan en redes para la sociedad es difícil creerlo

Por  PABLO MONROY

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

EFE

Después de la tragedia ocurrida en Querétaro este sábado, cuando durante el partido entre Atlas y Querétaro se desataron condenables actos de violencia por parte de la «afición» queretana, las autoridades reiteran que no existen personas fallecidas, pero con las imágenes que circulan en redes para la sociedad es difícil creerlo. Con el #SIHAYMUERTOS, varias personas denuncian un intento por ocultar las cifras verdaderas por parte del gobierno. «No vamos a ocultar nada», dice el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri. 

Durante su conferencia de prensa de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que «se debe continuar moralizando al país y atendiendo los orígenes y las causas de la violencia», además, el presidente afirmó que los hechos «son resabios de los gobiernos neoliberales anteriores». 

El Subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, volvió a afirmar durante la conferencia de prensa de esta mañana que no hubo personas muertas. «En un primer momento se estuvo manejando en diferentes redes sociales la noticia de 17 muertos, la cual con toda la evidencia, los informes médicos, protección civil y los aficionados en los hospitales, pues no corresponde a la realidad, no hay ninguna persona muerta afortunadamente, hay 3 heridos graves, 10 de carácter delicados pero estables, en un total de 25 personas hospitalizadas», dijo el subsecretario.  

Hasta el momento no se reporta ningún detenido por las agresiones, a pesar de contar con una gran cantidad de evidencia que señala a distintos agresores. La titular de la Secretaría de Gobierno de Querétaro, Lupita Murguía, anunció que se cancelará a la empresa G.E.S.K9, encargada de la nula seguridad que hubo en el partido de Querétaro Vs. Atlas, además de la suspensión de cinco funcionarios.