Bono y Lady Gaga, 2009. 1969-2022 Mick Rock

Queen, Bowie, Madonna, Miley Cyrus y más a través del lente de Mick Rock

El libro Shot! By Rock reúne algunas de las mejores tomas del fotógrafo que falleció el año pasado a los 72 años

Por: DAVID BROWNE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El fotógrafo Mick Rock, quien murió en noviembre pasado a los 72 años, era apodado con frecuencia como “el hombre que capturó los 70”, y con gran razón: su nombre estuvo asociado con fotografías icónicas de David Bowie, Queen y Lou Reed. Pero a lo largo de su carrera, Rock se sintió atraído por lo bueno, lo malo y lo peculiar, tal como lo refleja una próxima colección de su trabajo. “Le recuerdo a la gente que no quiero ser etiquetado como alguna criatura de los 70”, tuiteó en una ocasión. “Eso es importante para mí”.

El libro Shot! By Rock se publicará en agosto y contará con fotos curadas por Rock antes de su muerte, con temas que van desde los dioses del rock clásico hasta Miley Cyrus, Janelle Monáe y Snoop Dogg –dignos herederos del estilo y el carisma del rock and roll. “No hay nada más estupendo que estar frente al lente de la cámara de Mick”, dice su esposa Pati Rock. “Estar en una de sus sesiones que duraban horas y hasta toda una noche, en las que Mick gastaba rollos y rollos de cinta, con la música sonando y donde todo el que estuviera presente lo daba todo… Cuando desnudamos nuestras almas, necesitamos confiar en el capitán del barco. En el suyo, Mick Rock creó un ambiente en el que podías ser lo que habías soñado, pero sintiéndote cómodo con lo que eres”.

Syd Barrett, 1969

Durante el proceso de creación de The Madcap Laughs, el debut de Barrett después de Pink Floyd, Rock lo fotografió en el capó de su nueva posesión. “Syd cambió su Mini por este enorme Pontiac”, dijo. “No podía conducirlo, pero le lucía… Había dejado Pink Floyd, un cambio considerable tras tocar las mismas canciones de la misma forma cada noche”.

David Bowie, 1973

A partir de 1972, Rock y Bowie tuvieron un vínculo creativo que duraría toda la vida. “Un verdadero amigo, un héroe y alguien a quien nunca podías sacarle una mala fotografía, aún si lo intentaras”, comentó Rock. “¿Y por qué intentarlo? David sabía que tenía que crear algo maravilloso que llegara a la estratósfera. Tomé las fotografías pero él entendió, quizás más que nadie, su impacto”.

Queen, 1974

Para la portada de Queen II, Rock quería una imagen que encajara con las ambiciones de la banda. “Sentí que necesitaba cierta calidad que pueden notar en estas copias”, explicó Rock. “Me había topado con una foto de Marlene Dietrich en el set de Shanghai Express (1932), ella estaba bajo una luz cenital con los ojos mirando hacia arriba, sus brazos cruzados y los dedos abiertos. Se la mostré a Freddie y la amó, eso fue todo”.

Lou Reed, 1975

Al igual que Bowie, Reed (aquí en el hotel Blakes en Londres) se involucró en gran parte con el trabajo de Rock e inclusive en su vida personal. “Lou y yo nos llevamos bien desde el inicio. Bowie nos presentó”, recordó. “La rebeldía hacía parte de su imagen, pero era real. Al fotografiar a Lou respondí a lo que tenía justo en frente de mí. Él tenía una chispa y era fascinante de ver”.

Talking Heads, 1977

Hacia el final de los 70, Lou Reed llevó a Rock al CBGB a ver un nuevo trío llamado Talking Heads; él los fotografió poco después de que Jerry Harrison se uniera al grupo. “En ese tiempo todo era punk y ganchos nodriza, pero se veían extrañamente impolutos”, destacó Rock. “Les dije que habían salido directamente de El pueblo de los malditos”.

Debbie Harry, 1978

Rock fotografió a la diosa punk del downtown neoyorkino justo cuando ‘Heart of Glass’ y el álbum Parallel Lines estaban a punto de transportarla junto a Blondie del underground al estrellato. “Debbie se destacaba”, dijo Rock. “Un ícono único, encantador y carismático. De alguna forma, Debbie cambió el panorama del rock & roll. La gente dice que es la rubia que mejor ha rockeado”.

Madonna, 1980

Rock fotografió a Madonna poco después de su llegada a Nueva York, unos cuantos años antes de su primer disco. “Solía capturar aspirantes a cantantes que se la pasaban en [la tienda de discos] de Bleecker Bob en The Village”, comentó Rock. “Una tarde de verano en 1980, Madonna apareció. Se veía demasiado joven pero ambiciosa. Puedes notar que incluso en ese entonces sabía cómo llamar la atención. No le pedí que sacara la lengua”.

Bono y Lady Gaga, 2009

Íconos de dos generaciones diferentes. A Gaga “no le importaba un tenedor”, en palabras de Rock. Ambos fueron fotografiados en Spotted Pig, el restaurante de Nueva York (que cerró en 2020) cuyos inversionistas incluían al manager de U2, Paul McGuinness.

Janelle Monáe, 2010

La estética ambigua de Monáe encajaba naturalmente con el lente de Rock, y él parecía particularmente orgulloso de trabajar con ella. “Ha sido descrita como un androide pop, nunca conformándose con lo que se espera de ella por como luce o suena”, destacó Rock. “Y lo hace con estilo”.

Miley Cyrus, 2020

El año antes de su muerte, Rock tomó la foto de la portada del álbum Plastic Hearts de Cyrus, payaseando con ella durante la sesión. “Conocía a uno de sus productores desde que era joven, y ella acababa de grabar una canción con Joan Jett y un cover de Blondie”, recordó. “Así que fueron inevitables las conexiones entre mi yo de antes y mi yo de ahora. Miley no es alguien que tenga que pensar mucho en su imagen, ella es en definitiva un agent provocateur con un talento a la altura”.