julio 27, 2022

Ptazeta, la rapera que puso a Canarias en el nuevo mapa de la escena mundial

La rapera oriunda de Islas Canarias refresca el panorama de la música urbana en España con su rap versátil y sus musas, las mujeres

Por  MELISA PARADA BORDA

Cortesía Ptazeta

Hablar del género urbano en Islas Canarias en los 2000 es hablar de Veneno Crew y K-Narias, dos proyectos distintos que fueron pioneros del hip hop y el reggaetón que más adelante se cocinaría en el archipiélago. El tiempo ha pasado, pero una nueva generación de artistas que se mueven entre el rap, el trap y el dembow se ha dado a la tarea de continuar llevando el nombre y el talento de Canarias por lo alto.

Allí, en la provincia de Las Palmas, nació y se crio Zuleima González, una joven que tocaba trompeta y que al creer que su voz no era lo suficientemente buena para el canto, prefirió quedarse con la pluma y el papel. Antes de ser conocida como Ptazeta, ‘Zule’ se levantaba temprano como cualquier persona para cumplir un horario, pero en sus ratos libres se dedicaba a subir fragmentos de sus composiciones a Instagram. Todo era muy empírico y aunque en dos ocasiones participó en batallas de gallos, realmente mejoró sus capacidades de improvisación al practicar con dos de sus amigos del barrio.

Así fue construyendo una base sólida de seguidores en sus redes, hasta que en una fiesta conoció a Juacko, un DJ y productor canario que desde el primer día le enseñaría a cómo usar su voz y todo lo necesario para iniciar su camino como artista. De aquella amistad que continúa hasta el día de hoy surgió ‘Mami’, su primera canción lanzada en 2019 que a su vez significaría su puerta al éxito y su despedida de una vida “normal” en medio del año de las cuarentenas.

Ptazeta aún seguía trabajando en una tienda de ropa cuando el video del sencillo se publicó y, pese a que en ese entonces ya había quien la reconocía por allí, el temor de no poder mantenerse le impedía dedicarse de lleno a la música. Cuando la rapera recuerda cómo era su vida antes del boom de ‘Mami’, sus ojos se llenan de lágrimas y su voz se entrecorta al caer en cuenta de lo lejos que ha llegado en tan poco tiempo. “Me emociona porque esa fue la primera vez que mil euros en la cuenta”, reflexiona en entrevista con ROLLING STONE. “Ya estando aquí en este punto dices, ‘¡Joder!, cómo te cambia la vida’”.

Aunque actualmente dos de los nombres más sonados de la música urbana española provengan de Madrid y Barcelona, las Islas Canarias ya llevan años siendo un referente del género en toda la península dado que fue por allí por donde entraron todas las sonoridades que provenían del Caribe latinoamericano. Por eso es que considera que no solo el archipiélago sino toda España han tenido exponentes fuertes desde siempre, solo que la visibilidad de la escena se hizo más grande desde la pandemia.

Ella también hace parte de ese movimiento, y una de las cosas que hace de su trabajo más único es que como mujer lesbiana desde un inicio le ha cantado con espontaneidad a otras mujeres. En un mundo ideal donde la heterosexualidad no fuera la norma, cantarle a quien le gusta independientemente de su identidad o expresión de género no tendría por qué ser revolucionario, y es precisamente ese el mensaje que quiere dejar a través de sus líricas. “Me gustaría que fuera normal, que haya un chico que le cante a otro”, dice. “Y no solo en este país, que la industria no tapone eso porque somos así, ¿qué vamos a hacer? Por mucho palo que me des no voy a cambiar”.

En medio de lo abrumador que es el éxito repentino, y las conexiones que ha construido dentro de la escena de habla hispana, le han llegado más aprendizajes y logros: el año pasado colaboró con Farina en ‘Trakatá’, con Nicki Nicole y Snow Tha Product en ‘Tengo to’ y con Foyone –uno de sus más grandes ídolos– en ‘Cha cha’. En octubre hizo una sesión con Bizarrap producto de una promesa de años atrás, cuando el productor argentino la invitó a grabar una canción. “Yo le contesté a ese mensaje en plan, ‘Espero que algún día siga trabajando y llegue a ir a Argentina’. ¿Y qué pasa? que no olvidó ese momento y yo pienso que él me ha tenido en cuenta”, reflexiona.

De cultivar triunfos no se vuelve pues cada uno se transforma en la fuerza motora para seguir adelante y a la vez en las ansias de mostrar qué más tiene por ofrecerle al mundo, visión a la que le ha sido fiel a lo largo de este año y que le permitió contar con Villano Antillano en ‘Mujerón’. La canción, que trata sobre una mujer que sabe su valor y no permite que nadie se aproveche de ella, cuenta con un videoclip sin igual en el que la sensualidad y diversidad sexual se toman cada segundo. “Esa nena es una jeva, un mujerón/Esa nena es una malvada, tiguerón”, cantan ambas artistas sobre una línea de trap y un beat provocadores. “¿Sufrir por macho? Esos son problemas de fea/Ella se viste bien heavy pa’ que la vean”.

La cantante se había dado a la tarea de grabar su primer álbum con Juacko en la producción, ya que tenía un par de temas guardados “por ahí”. Así en 2022 llegó The party en la casa, un LP que con su variedad de ritmos y beats pretende ambientar todos los momentos que hay en una fiesta, y que no falla a la hora de combinar reggaetón, dembow, house e incluso un poco de guaracha colombiana.

Ptazeta está imparable y al momento de esta entrevista estaba en Los Ángeles, a pocas horas del anuncio de su firma con Interscope, la casa de los artistas que ella escuchaba cuando era más chica y que ahora la acoge para seguir creciendo y portando la bandera del archipiélago con honor. “Me siento orgullosa”, sostiene. “Canarias en el mapa”.

Trending