noviembre 29, 2022

P&R: Rob Halford

Tras cinco décadas de carrera, el dios del metal acaba de ingresar al Salón de la Fama del Rock & Roll, y mantiene su voz tan potente como siempre

Por  RICARDO DURÁN

Fotografía por Robbs MetalWorks

En esta entrevista exclusiva habla con ROLLING STONE sobre la longevidad, su posición como icono de la comunidad gay, de la relación entre el metal y la religión, de Fight, su poderosa banda de los 90, y de la música que lo ayuda a despertar.

Sr. Halford, felicitaciones por su ingreso al Salón de la Fama del Rock & Roll, ¡finalmente!

Gracias, tuvimos una celebración hermosa. Siempre he dicho que esto no solo es para Judas Priest, sino para todos los fans del heavy metal alrededor del mundo. Es un evento muy grande, y el Salón de la Fama del Rock & Roll es una institución internacional, aunque esté basada en Cleveland. Así que es un todo honor estar allí con nuestros grandes amigos de Black Sabbath y Metallica. ¡Ahora tenemos tres bandas de metal en el Salón de la Fama!

El metal es una música en la que la longevidad y la experiencia son muy respetadas, cosa que no pasa en otros géneros, ¿por qué cree que los metaleros respetan tanto de la tradición de bandas legendarias como Judas Priest o Black Sabbath?

Bueno, es una forma muy específica de hacer música, tú sabes. Creo que nos toca de una forma muy profunda, y tiene tanto poder y emoción, que para alguna gente puede lucir peligrosa, les puede asustar, pero eso está bien. Creo que tenemos algo único, por la manera en que manejamos ese poder. En nuestra comunidad metalera somos un grupo excepcional de gente alrededor del mundo, y seguimos celebrando esa pasión y esa dedicación por el otro de una manera extraordinaria.

Pienso que es exclusivo de nosotros, en el metal, que compartimos estos sentimientos en particular, hablamos de la longevidad, de positivismo, de muchos aspectos importantes de la vida en nuestras canciones; siempre hablamos de atravesar momentos difíciles, superar todos los obstáculos y vencer el negativismo. Sabemos que la gente que no entiende el metal tiene una perspectiva distinta, pero para nosotros son todas estas cosas y muchas más.

Cuando usted salió del closet en el 98, tenía miedo de que sus amigos se alejaran, pero seguramente había otros miedos, ¿qué tanto estuvo involucrada la religión en esos temores?

Personalmente nunca he sentido la religión en el verdadero sentido de la palabra. Digo que soy un hombre cristiano, pero no me gustan las etiquetas. Y si te fijas, todas las religiones predican la aceptación, la inclusión, la paz y la armonía. Entonces, que esa gente vaya en contra de los metaleros gais y la comunidad LGBTQ+, me parece muy triste. Porque si Jesús volviera, iría por el mundo pateando traseros, ¿sabes? Iría diciendo: “Traten a todo el mundo con respeto, con amabilidad, con dignidad y aceptación”.

Entonces, mi posición al respecto y en cuanto a mi fe, es que me brinda paz, mi propia armonía. Como es el caso de muchos metaleros gais en el mundo, ya son muy complicados los ataques de la gente a nuestra música, me parece terrible que también usen la religión como un arma.

La religión y el metal siempre han tenido una relación difícil…

Sí, solo tienes que hablar de eso con mi amigo Nergal (Adam Darski), de Behemoth[Risas]. Ahora está en Suramérica, y lo veré en unos días. Solo tienes que preguntarle sobre cómo ha tenido que luchar en Polonia contra la ultraderecha religiosa y radical; lo mismo con mi amigo King Diamond, de Mercyful Fate.

Todo se basa en la percepción, cuando respetas al artista y a su mensaje, ya sea que estés de acuerdo o no, entiendes que tiene el derecho de expresarse como le parezca mejor. Entonces, estoy listo para debatir, aunque la gente que no entiende esto no dedica el tiempo o la inteligencia necesaria para investigar lo que hacemos, lo único que hace es atacar, atacar, atacar, y no sabe nada de lo que somos ni de lo que estamos haciendo con nuestra música. Es una parte muy importante de la libertad que persigo al hablar públicamente, creo que es algo que debe promoverse.

Hace unos días fue el aniversario de la muerte de Freddie Mercury. Siendo un icono para la comunidad gay, ¿fue una inspiración para usted?

¡Oh, enorme! Muy, muy grande; él nunca forzó su identidad, siempre sintió que era un asunto personal y privado, y lo respeto por ello. Pero lo que hizo con su voz, con su música, con su habilidad como pianista, como interprete instrumental… Es muy profundo, solo habrá uno como él, ¿sabes? La alegría en su música y el amor en sus canciones, vivirán por siempre.


“Siempre he dicho que las mujeres son más poderosas que los hombres, porque ellas nos trajeron al mundo”


Sr. Halford, cualquiera pensaría que usted solo escucha heavy metal y rock clásico, pero me temo que no es así, ¿qué otros géneros escucha habitualmente?

Tienes razón, el metal es mi primer amor, pero…. Estaba hablando con mi amigo Bobby Jarzombek la otra noche, aquí en San Antonio. Bobby tocó la batería para la banda Halford, y actualmente es el baterista de George Strait, una gran estrella del country. Estábamos hablando del hecho de que muchos músicos, gracias a que entendemos nuestros corazones, los hemos abierto, no tenemos fronteras, no tenemos muros, no tenemos nada que nos diga, “No te puede gustar esto, no te puede gustar aquello”.

Bobby me hizo reír porque me recordó cuando íbamos a las tiendas de discos durante las giras por Estados Unidos. La banda iba a la sección de metal y yo terminaba en la sección de country, y los chicos me decían, “¡Nooo! ¡Vuelve a la sección del metal!”, y les respondía que me estaba divirtiendo. Así es con muchos metaleros, llevamos el metal en el corazón, pero apreciamos toda la música.

Hace poco tuve el honor de trabajar con Dolly Parton, fue por muy poco tiempo durante el Salón de la Fama del Rock & Roll. Me encanta lo que hace con su música. Me gusta la música country, me encantan Dolly Parton, Hank Williams, Johnny Cash, y hay un número considerable de personas importantes en el country; esa música se ha vuelto más pesada en la última década, se ha inclinado más hacia el rock. Me encanta el country western, una parte, no todo, y la música clásica, obviamente.

Amo la música clásica, Beethoven, Bach, Tchaikovski, Sibelius, Gustav Holst, y la lista sigue y sigue. Lo mismo me pasa con los cantantes clásicos, como sabes, soy un gran fan de Pavarotti, lo que hace con la voz humana es extraordinario. También me gustan algunos tipos de jazz, y por supuesto, el blues. El blues es parte natural de esta respuesta por lo que representa, por su conexión con el rock & roll y el metal.

Es muy importante tener la mente abierta como músico, porque nos alimentamos de ideas, de sonidos, de diferentes estilos, y nos inspiramos. Aprendí eso al puro comienzo, siendo muy joven.

Usted ha dicho que las únicas mujeres con las que ha soñado son Madonna y Lady Gaga, eso es muy interesante.

Bueno, eso es por el poder que poseen, no solo en su música, sino como filántropas, promotoras de la paz… las menciono a ellas por la comunidad gay; Cher, Dolly, obviamente; hay muchas mujeres poderosas en la música. Y siempre he dicho que las mujeres son más poderosas que los hombres, porque ellas nos trajeron al mundo, así que tienen el poder desde el primer momento.

Judas Priest.
Cortesía de Sony Music

Por más de 50 años, la mitad de un siglo, su voz ha sonado con mucha potencia, en registros muy altos, ¿cómo la ha cuidado para mantenerla por tanto tiempo?

Gran parte se debe a la técnica. Es un instrumento, y como pasa con cualquier instrumento, debes saber qué hacer y qué no hacer. Me rehabilité y no volví a beber, desde que estoy sobrio he cuidado mi salud y mi cuerpo; los cantantes necesitamos descansar, necesitamos todo el sueño posible, lo cual es difícil para mí porque sufro de insomnio. Se necesita descansar, beber mucha agua, descanso mi voz todo el tiempo posible cuando no estoy trabajando. Entonces, son todas estas cosas, además de la técnica.

Estoy teniendo una buena gira, puedo hacer cosas que antes no sabía que podía lograr. Pero sí, el hacerse mayor, el envejecer físicamente, afecta tu cuerpo en todos los sentidos. A veces me frustra no poder hacer ciertas cosas, pero en esas situaciones, todo lo que puedes decir es que hiciste tu mejor esfuerzo. Mientras hagas lo mejor que puedas y no te rindas, para mí es aceptable.

Finalmente, ¿hay alguna posibilidad de que usted vuelva a hacer algo con Fight, la banda que tuvo en los 90?

Oh, esa es una buena pregunta. La verdad es que no lo sé. En Fight estuve con Scott Travis, nuestro baterista en Judas Priest; Jay Jay [Brown] vino a uno de nuestros conciertos hace poco, al igual que Mark Chaussee. Por supuesto, Satchel está con Steel Panther, he hablado con él en algunas ocasiones sobre hacer algo y siempre es muy positivo, siempre me dice: “Claro que sí, hombre, cuando estés listo haremos algo”. Y también me parece que sería divertido, todos estamos emocionados por la reunión de Pantera. No estoy comparando a Fight con Pantera, de ninguna manera, pero me refiero a que la música tiene mucho poder para reunir a la gente en esas circunstancias. Siempre existe la posibilidad, solo hay que esperar y ver.

Sr. Halford, muchas gracias. Quisiera preguntarle algo más, ¿cuál fue la última canción que escuchó hoy?

Mmmm… ‘South of Heaven’ de Slayer. Me gusta algo de Slayer por la mañana, me ayuda a despertar [Risas].

Trending