diciembre 12, 2022

Perú: ¿qué está pasando con el gobierno del país sudamericano?

El expresidente Pedro Castillo fue destituido tras intentar disolver al Congreso

Por  ROLLING STONE

MARTIN MEJÍA/ASSOCIATED PRESS VÍA THE NEW YORK TIMES

El pasado miércoles 7 de diciembre, el entonces presidente de Perú, Pedro Castillo, disolvió la Cámara e instauró un “gobierno de excepción”. Ese mismo día, el Congreso lo destituyó argumentando “incapacidad moral”; tres horas después de que declarara el gobierno de excepción, Castillo fue detenido.

El ahora expresidente, que asumió el cargo apenas el año pasado, intentó disolver la Cámara un día antes de enfrentarse, precisamente, a una votación de vacancia en su contra. Su acción generó rechazo en todo el espectro político, incluyendo al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional de Perú, que emitió un comunicado en el que remarcaron que “cualquier acto contrario al orden constitucional establecido constituye una infracción a la Constitución”.

Tras la destitución de Castillo, asumió el cargo de manera interina la vicepresidenta Dina Boluarte, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar el puesto. En su discurso inicial, describió las acciones de su predecesor como un “intento de golpe de Estado” y llamó a un gobierno de unidad nacional, abriendo el diálogo entre las distintas fuerzas políticas del país.

El caso de Castillo no es una anomalía. En los últimos cuatro años, Perú ha tenido seis presidentes: Pedro Pablo Kuczynski, Martín Vizcarra, Manuel Merino, Francisco Sagasti y los dos ya mencionados en los párrafos anteriores. Esto se debe, en parte, al sistema político del país y a su constitución, que permite al  Congreso declarar el puesto presidencial como vacante ante una “permanente incapacidad moral o física” del mandatario.

El presidente, por otro lado, tiene el derecho constitucional a disolver el Congreso si este le niega la confianza dos veces al Ejecutivo. En el caso de Castillo, sin embargo, las instituciones del país consideraron que esto no había ocurrido todavía, concluyendo que las acciones del político fueron inconstitucionales.

Desde que asumió su cargo a mediados del año pasado, Castillo se ha enfrentado a distintas crisis políticas, y la votación para destituirlo que estaba programada para el jueves hubiera sido el tercer intento de la oposición para removerlo de su cargo. Además de múltiples acusaciones de corrupción a su persona y su familia, Castillo es señalado por una supuesta incompetencia para gobernar debido a los cinco gabinetes y más de 80 ministros que ha tenido en tan poco tiempo.

Pedro Castillo se encuentra actualmente detenido. Aunque sus acciones fueron frenadas, la crisis política continúa en un país en el que el Congreso sigue dividido y cuenta con una aprobación muy baja.

Trending