Objetos Rebeldes

Unas misteriosas esferas precolombinas ayudan a la directora de este documental costarricense a recuperar su pasado y resignificar su presente

Carolina Arias Ortiz 

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Cinemateca de Bogotá

Las esferas de piedra de Costa Rica son un grupo de más de quinientas piedras esféricas pertenecientes a la cultura precolombina de los Diquís, quienes habitaron el Valle del río Grande de Térraba (Diquís significa “agua grande”).

Los Diquís esculpieron estas piedras hace más de mil años y lo hicieron de una forma casi perfecta, de ahí que algunos piensen que son de origen extraterrestre (esta misma desconfianza en la habilidad humana es la que lleva a que se piense lo mismo de las pirámides egipcias). Pero lo cierto es que estas esferas, hoy en día, se consideran como una maravillosa expresión artística, lo que llevó a que la Unesco las eligiera como Patrimonio de la Humanidad en el 2014 y a que la Asamblea Legislativa de Costa Rica las declarara como símbolo nacional.

Las esferas son las protagonistas de Objetos rebeldes, el primer documental de la antropóloga Carolina Arias Ortiz quien, con voz en off, nos cuenta la historia de Ifigenia, una arqueóloga que estudió estos objetos y que formuló diversas teorías sobre su origen y secretos.

Asimismo, el documental también gira en torno a la relación entre Carolina y su padre. La antropóloga viaja a Bruselas luego de la separación de sus padres y después de varios años, regresa Costa Rica cuando se entera de la enfermedad de su progenitor. A través de varios objetos, como son algunas fotografías y las mismas esferas, la directora intenta con su trabajo, hacer catarsis e intenta sanar las heridas de su pasado.

Desde la antropología, los objetos pueden tener un vínculo afectivo con los sujetos (es lo que Lévi-Strauss llamaba totemismo, lo que Freud denominaba como fetichismo y objeto catéxico, o lo que Winnicott consideraba como el objeto transicional). En este documental, las esferas de piedra de Costa Rica dejan de ser un patrimonio histórico y artístico y se convierten en el catalizador para que una mujer reconstruya y resignifique su vida.   

CONTENIDO RELACIONADO