No todo cabe en una playlist

El rosarino se desmarca en una movida audaz, presentando un disco que debería convertirse en punto de fuga esencial para su historia musical

Por  RICARDO DURÁN

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

SEBASTIÁN ARPESELLA

Fito Páez

Futurología Arlt

Fito ya había mencionado el título de Los siete locos en ‘Cadáver exquisito’, el éxito que surgió de Euforia, el álbum en vivo de 1996, grabado por fuera de la serie Unplugged, cuando MTV quiso imponer al rosarino unas condiciones que él no aceptó. Los siete locos es una novela del escritor argentino Roberto Arlt, editada en 1929, y fue la obra que el cantautor tenía en mente cuando en 1995 planeaba un espectáculo que incluyera danza y música en torno al tango, el folclor argentino y el rock & roll junto al bailarín Julio Bocca. El proyecto no llegó a buen puerto, pero Fito rescató la idea en 2020, y se puso manos a la obra con la ayuda de su mano derecha, el músico Diego Olivero.

El resultado es un álbum con 22 temas, casi enteramente instrumental, con una duración de 74 minutos. A lo largo de todo este disco conceptual, Páez recorre con maestría el legado de gente como Astor Piazzolla, Aníbal Troilo e Igor Stravinsky; en Futurología Arlt hay tango, swing, música contemporánea, folclor, rock, jazz, y una cantidad de sonoridades que ofrecen múltiples panoramas emocionales, manteniendo tensiones a lo largo de un viaje musical muy extraño para las playlists que vende la industria actualmente.

Esta no es una pieza que debe desmembrarse para su análisis, hay que verla como un todo, como un poema al que no le puedes quitar un solo verso; no es un disco de extractos. Hay claramente un riesgo importante, y lo más interesante es que logra manejarlo sin que la complejidad resulte distante, pretenciosa o excesivamente erudita.

La capacidad de Fito como artista, compositor e intérprete nunca ha estado en duda, pero acá alcanza nuevos niveles de profundidad, y esto debería llevarlo a ser aún más valorado por las audiencias que en han permanecido ajenas, probablemente por los estigmas del mainstream y el rock & roll. Futurología Arlt va mucho más allá.

El disco claramente nos habla sobre su tierra, pero no deja a nadie por fuera. En una reciente entrevista con Rolling Stone en Español, Fito ha dicho que Roberto Arlt, “advierte todo lo que va a venir en Argentina, y advierte ciertas cosas de la tecnología, incluso mucho tiempo antes de que sucedan”. La mayoría de esas cosas ocurren en todos nuestros países, manifestándose de distintas maneras, por eso la conexión se mantiene en la tensión distópica que trasmiten estos temas con aire de música incidental y carácter cinematográfico.

Futurología Arlt se grabó entre Argentina, Estados Unidos y la República Checa, con la participación de la Czech National Symphony Orchestra, es la segunda parte de la trilogía creada durante la pandemia, y muestra una arista bien diferente a la primera entrega, Los años salvajes, de 2021. La tercera parte se llamará The Golden Light, y circulará pronto, en el mes de mayo, para completar el tríptico.

Con Futurología Arlt, Fito y Olivero, junto a los directores Ezequiel Silberstein y Krystof Marek, y el productor Gustavo Borner, han creado un disco que escapa a las etiquetas fáciles, y en otros tiempos se habría ubicado en múltiples espacios de una buena tienda de discos. Pero esas ya no abundan, gústenos o no, el futuro es esto.