septiembre 5, 2022

Nirvana gana por tercera vez la demanda contra el bebé desnudo de la portada de su álbum ‘Nevermind’

Los jueces llegaron a una “conclusión final” ante le caso de supuesta pornografía infantil presentada en el álbum de 1991

Por  VALENTINA VILLAMIL

Kirk Weddle/Nirvana/Universal Music

Tres décadas después y ya hecho hombre, Spencer Elden, el nombre del bebé fotografiado desnudo para la portada de Nevermind, el segundo álbum de estudio de la banda de grunge estadounidense, Nirvana, fracasó en su tercer intento en demandar a la agrupación por “pornografía infantil” en 1991, cuando se estrenó por primera vez el disco.

Las acusaciones han sido desestimadas por un juez de distrito de Los Ángeles, California, en un fallo el cual especifica que Elden no podrá presentar una cuarta demanda, a lo que el grupo defensor del demandante sugirió que planean apelar. El hombre habría estado solicitando una indemnización por daños y perjuicios a los miembros aún vivos de Nirvana, Dave Grohl y Krist Novoselic, así como a la herencia del difunto Kurt Cobain, al fotógrafo Kirk Weddle y a diferentes sellos discográficos que se vieron involucrados en su distribución.

Fernando Olguín, el juez encargado del caso, comentó la invalidez de las acusaciones debido a que “el demandante no alega que haya tenido conocimiento de una violación ocurrida mientras era menor de edad o de una lesión que constituya la base de la demanda dentro de los diez años siguientes a la presentación de esta acción”, resaltando que la petición había sido basada en hechos sucedidos hacía más de 10 años en el momento de que se abrió el proceso ante las autoridades.

“Debido a que el demandante tuvo la oportunidad de abordar las deficiencias de su demanda en cuanto a la prescripción, el tribunal está persuadido de que sería inútil conceder al demandante una cuarta oportunidad de presentar una demanda enmendada”, añadió.

Bert Deixler, abogado de Nirvana, comentó a Reuters: “Nos alegramos de que este caso sin fundamento haya llegado a una rápida conclusión final”.

La disputa gira alrededor de algunas inconsistencias por parte del demandado que el equipo de abogados de Nirvana comentaron que en varias ocasiones Elden había aceptado aparecer en la obra, afirmando que el demandante había “pasado tres décadas beneficiándose de su celebridad como el autodenominado ‘Nirvana Baby’”, a lo que el lado opositor alegó que los tutores del hombre en aquel entonces nunca habían firmado una autorización para el uso comercial de la fotografía en cuestión.

La demanda original se presentó en agosto de 2021, en la cual Elden pedía 150.000 dólares para enmendar el caso, además de solicitar un cambio de portada para cualquier futura reedición del álbum.

Trending