Natalia Lafourcade nos enseña las flores más preciadas de su jardín

La cantante y compositora ha publicado su más reciente álbum de estudio, De Todas Las Flores con un espectacular concierto en el Carnegie Hall de Nueva York

Por  MARTÍN TORO

octubre 31, 2022

Cortesía Sony Music

Desde hace siete años, la cantante y compositora originaria de Veracruz, México, no publicaba música original. De Todas Las Flores, es su más reciente álbum de estudio, luego de que la artista finalizara su proyecto de Un Canto Por México Vol. 1 y 2.

De Todas Las Flores surge de la exploración espiritual e introspectiva que vivió la artista durante un periódo de su vida en el que pudo volver a su ciudad natal. Durante ese tiempo, Lafourcade tuvo tiempo para reflexionar en muchos aspectos de su vida y convertirlos en esta nueva colección de canciones que presenta ahora. “Me entretuve mucho visitando un montón de géneros y compositores bellísimos”, cuenta Natalia. “Pero luego sentí una llamada interna. En medio de la pandemia, me di cuenta de que me estaba escondiendo, lo que me hizo reflexionar y entender que tenía que romper el hielo y volver al estudio de grabación”.

El disco es una mirada íntima, cálida y honesta a la muerte y el renacimiento, a los ciclos de la vida y al porvenir. A través de 12 canciones y una mezcla de un sinfin de sonoridades del mundo entero, Natalia Lafourcade saca a relucir sus emociones más viscerales, como si se tratara de una purga o un tránsito.

 ‘Vine Solita’, es la encargada de darle apertura a De Todas Las Flores con un cuarteto de cuerdas que le da entrada a la sólida voz de Natalia. Con percusiones por parte de Cyril Atef, arreglos de piano del joven Emiliano Dorantes, y sutiles pellizcos de guitarra, ‘De Todas Las Flores’ trae la analogía del jardín interior para volver a lo más profundo de sí y arreglar aquellos detalles que tanto nos inquietan dentro del alma.

Lawrence Sumulong

La producción del álbum estuvo a cargo de Adán Jodorowsky, y fue grabado en su totalidad en cinta y sin metrónomo, lo que le otorga una sensación de calidez humana inigualable a cada una de las piezas que componen el álbum.

‘Llévame viento’, trae todo el frío andino transformándose en una oración de limpieza, en la que la voz de Lafourcade abraza los arreglos de percusión y la libertad musical de cada uno de los integrantes de la banda. “La canción surgió cuando tuve la oportunidad de caminar por las montañas del Perú y sentía como el viento penetraba mi cuerpo. Esta cación comenzó como una oración, en la que le pedía al viento que me limpiara y que sacara de mí todo lo que ya no necesitaba”.

 En ‘Pajarito Colibrí’, Natalia arrulla a un pequeño pájaro y le cuenta que todo va a estar bien, mientras que en ‘María La Curandera’, la cumbia se apodera del álbum para que todos los dolores se vuelvan polvo en esta interpretación de un poema de María Sabina, la conocida chamana y curandera mazateca. “”

Lafourcade nos invita a seguir adelante en ‘Caminar Bonito’, y le canta a los amores sinceros y verdaderos, sin etiquetas en ‘Mi Manera de Querer’ antes de agradecerle a la muerte por enseñarle a vivir en el poema ‘Muerte’. De Todas Las Flores cierra con ‘Que te Vaya bonito Nicolás’, donde termina de cerrar todos estos ciclos de catarsis y flujos de emociones. Con este álbum Lafourcade conecta una vez más con la Madre Tierra y todos los sonidos que trae consigo. Una reflexión sobre la experiencia humana y la espiritualidad de habitar este mundo material.

Las canciones de De Todas Las Flores respiran por sí solas, cada una tiene su propia personalidad y se desarrollan nota por nota, golpe por golpe.

Lawrence Sumulong

Para celebrar este renacer en su carrera musical y el estreno de De Todas Las Flores, Natalia Lafourcade debutó por primera vez en vivo el disco en el legendario Carnegie Hall en la ciudad de Nueva York con una selección de invitados muy especiales y una ovación de pie por parte de todo el público asistente.

Natalia Lafourcade apareció en el escenario a las 8 de la noche luciendo un vestido larguísimo y totalmente negro acompañada de una selección de músicos de primer nivel de distintas nacionalidades, cada uno aportando a la base musical que hizo de este concierto una experiencia única y genuina. No pasó mucho tiempo para que conocieramos al primer invitado de la noche, David Byrne, cineasta y líder de Talking Heads quien la acompañó en una interpretación y traducción de ‘Muerte’.

Cortesía Sony Music

Durante la primera parte de la noche, Natalia Lafourcade y compañía tocaron las canciones más emblemáticas de De Todas Las Flores, mostrándole a su público el dinamismo y los contrastes sonoros que invaden cada una de las canciones del álbum. Entre algunas canciones, la artista aprovechó para bromear y contar un poco más acerca de estas nuevas piezas musicales. El balance entre el dolor y la alegría,  la vida y la muerte. “La muerte es incómoda, pero es parte de la vida”, dice. “Hay un vacío y un dolor y una vergüenza. Hay luto, pero los humanos experimentaremos no una sino varias muertes a lo largo de nuestra vida. Crucé una, y este disco fue mi salvación, mi alivio, el abrazo, el renacimiento, la replantación. de semillas. Me encuentro sentado en él ahora, en este jardín que revisé, para ver qué hay dentro. Es de ahí que brota la hermosa metáfora de las flores”.

Para la segunda parte del concierto, Natalia Lafourcade tocó sus canciones más reconocidas y sus favoritas a lo largo de los años. “Las canciones que componen esta segunda parte son como los árboles ya completamente crecidos que bordean mi jardín, extendiendo sus raíces a lugares incomprendidos y trayendo nutrientes para seguir crecientdo. Esta noche queremos que los árboles se doblen con el viento”, dice. Durante un momento, Lafourcade hizo una pausa para invitar a Omara Portuondo, fundadora de Buena Vista Social Club quien trabajó anteriormente con Lafourcade en Musas, su álbum de 2017. Las artistas cantaron ‘Tú me acostumbraste’ de Frank Dominguez y ‘Soledad y El Mar’.

Jorge Drexler fue el último invitado de la noche interpretando junto a Natalia el clásico de Jan Gabriel ‘Ya no vivo por vivir’ y ‘Tú Sí Sabes Quererme’. También se sintió ‘Hasta La Raíz’ en el estilo del son jarocho en el que cada uno de los asistentes se paró de su asiento para bailar al ritmo de la vida y la alegría.

La energía que viajó por todo el Carnegie Hall fue el broche de oro para el inicio de esta nueva etapa en la carrera musical de Natalia Lafourcade, donde a veces es necesario morir un poquito para sentir la vida al máximo.

Lawrence Sumulong

CONTENIDO RELACIONADO