Nahuel Pennisi: un artista sin barreras

Desde sus primeros días con la guitarra hasta el reconocimiento de La Academia. Un recuento de la trayectoria del cantautor argentino que replantea una manera de vivir la música

Por  VALENTINA VILLAMIL

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Guido Adler

Criado entre músicos, Nahuel Pennisi parece haber nacido con un don más allá de crear y componer, sino de sentir cada instrumento que toca, y cada nota que entona. Con mucha emoción, Nahuel ha vuelto a los escenarios tras inaugurar el año con la noticia de ser el primer artista en obtener la doble Consagración en los festivales de Jesús María y Cosquín en febrero de este año.

Siendo el segundo encuentro con sus seguidores colombianos en Bogotá, Nahuel se presentó el pasado 5 de mayo junto al cancionista y productor colombiano, Alejo García, en el marco del Festival Autores Materiales. En su paso por la capital, Pennisi recuerda que esta no es su primera vez trabajando en compañía de artistas colombianos, pues en 2018 colaboró con Fonseca en la composición de ‘Porque nadie sabe’, calificando esta experiencia como “una de las más lindas” en su carrera.

“Fonseca es un hombre tan humilde y buena gente, además de ser un gran artista, tiene un corazón muy grande. Es un tipo muy receptivo, muy humano”, comparte el argentino. También añade su gran admiración por otros connacionales de Fonseca, como Carlos Vives, a quien conoció en diferentes ocasiones, entre ellas, en los Latin Grammys, donde han nominado a Primavera (2015) y Renacer (2020) a Mejor Álbum Folclórico y Feliz (2017) a Mejor Álbum Vocal Pop Tradicional. 

“Estábamos escuchando a Vives, que estaba cantando en Buenos Aires, yo estaba en una de las primeras filas, y recuerdo que me vio desde lejos. Literalmente se tiró del escenario para saludarme. Fue un gesto que me emocionó mucho porque no tenía necesidad, y aun así lo hizo con mucho amor. Alguna vez sería hermoso hacer una colaboración con él, o simplemente divertirnos y hacer música”, rescata.

Su último álbum y tercer trabajo de estudio, Renacer, relata, como lo dice su nombre, el nuevo nacer como persona y como artista dedicando su tiempo a conectar con sus versos, componer y producir. La entrega discográfica que vio la luz en diciembre de 2020 constó de dos procesos. El primero, en 2019 junto al también colombiano, el productor Julio Reyes Copello, quien fue una pieza clave para materializar esta idea, incluso a la distancia cuando la pandemia ya se había tomado el mundo. 

En adición a esto, los últimos años han sido extraordinarios para Nahuel, abriendo nuevas etapas en su vida con la llegada de sus dos hijos, Mateo y Alma, siendo catalizadores de nuevas emociones que busca expresar a través de sus composiciones. Siendo un artista que escribe desde el corazón, resalta que, “No hay ninguna duda que la paternidad y los hijos te hacen crecer, te hacen madurar. Los sentimientos florecen de otra manera, incluso hay canciones que venía cantando hace bastante tiempo, pero ahora toman otro sentido, cobran otro color, y eso lo hace la paternidad. Lo vivo con mucha alegría, con mucho agradecimiento”.

Guido Adler

Volviéndose en el tiempo a sus primeros pasos en la música, Pennisi se crió en Varela, siendo esta la ciudad nido de un talento que su familia potenció desde su edad más temprana. Solía escuchar a Ricky Martin, Mercedes Sosa, Silvio Rodríguez, Camarón de la Isla, toda la escuela rockera de Argentina, y demás variedad de artistas que influyeron en su trayectoria como autodidacta. Su constancia y dedicación lo llevaron a ser multiinstrumentista, destacando la guitarra y su forma tan peculiar, pero muy auténtica de tocarla. “Pienso que siempre tuve una conexión con la música de distintas maneras, pero cuando más lo sentí fue en el momento que empecé a tocar como artista callejero”.

Desde el año 2007 hasta el 2010, el cantante de entonces 17 años, empezó a tocar en las calles de Buenos Aires, mostrando su talento, despertando un gran deseo por trascender en la música y dedicarse a la misma. “No me había dado cuenta que la música era mi camino. Sí sabía que me gustaba tocar y podía cantar en algún momento, pero no dedicarme completamente a ello”.

Este punto de partida marcó un antes y un después en su carrera. Los reconocimientos que ha recibido por su innegable talento han sido nada más que un impulso para seguir creciendo como artista, mientras mantiene su carisma, sencillez y, como él mismo se califica, siendo un hombre de “perfil bajo”. El éxito que ha conseguido con cada proyecto discográfico se ha sentido como una completa utopía para él. “Uno siempre sueña con cosas lindas, con crecer y desarrollarse, pero nunca esperé tanto”. 

Siendo un visionario desde corta edad, jamás imaginó el impacto conseguido con la disciplina, que con los años lo llevaría a conocer diferentes lugares haciendo lo que más le gusta. En palabras del talento argentino, “Es un sueño cumplido”.

Por lo pronto, Nahuel Pennisi se encuentra en una gira de festivales que finalizará el 24 de junio en Córdoba. Espera sorprender a sus seguidores con nuevos temas en los que ya se encuentra trabajando y, sin ahondar en muchos detalles, comenta que prevé lanzar un nuevo disco antes de finalizar el año para continuar renovándose como artista.