Molotov lanzó Dance and dense denso hace 20 años

“Creo que el álbum retomó la potencia del Dónde Jugarán Las Niñas pero estilísticamente se expandió a terrenos donde junto al hip-hop rockero coexistían lo electrónico, lo psicodélico y lo folclórico”: Gustavo Santaolalla

Por  PABLO MONROY

febrero 24, 2023

Portada Dance and dense denso

El tercer álbum de Molotov, Dance and Dense Denso, está cumpliendo 20 años este 25 de febrero. El material fue producido por Gustavo Santaolalla y Aníbal Kerpel. Contiene canciones como ‘Here We Kum’ y ‘Hit Me’, pero sin duda lo más destacable del disco es el poder de ‘Frijolero’.  

“El álbum fue un reencuentro con la banda. Luego del éxito masivo del primer álbum, Donde Jugarán Las Niñas, los muchachos quisieron experimentar trabajar con otro productor. Así fue que ‘Apocalipshit’ lo hicieron juntos al hoy gran amigo, Mario Caldatto, productor de los Beastie Boys. El siguiente álbum, Dance And Dense Denso, que hoy celebra 20 años, nos encontró nuevamente juntos en el estudio”, nos cuenta Gustavo Santaolalla, productor del material junto a Aníbal Kerpel.  

“Con mi compinche de siempre Aníbal Kerpel , una vez más encontramos esa química tan especial y tan nuestra con la banda, que nos llevó a hits como ‘Frijolero’ y ‘Here We Kum”‘, agregó Gustavo. “Creo que el álbum retomó la potencia del Dónde Jugarán Las Niñas pero estilísticamente se expandió a terrenos donde junto al  hip-hop rockero coexistían lo electrónico, lo psicodélico y lo folclórico”.

En cuanto al sonido, la banda mexicana intentó “grabar cosas como sonaban, a nuestra manera”, así lo dijo Tito Fuentes durante una entrevista sobre el álbum. “‘Here we kum’ tiene la guitarra del demo. Hay cosas que grabas en tu casa y luego tratas de emularlas en otra grabación más seria”.

Aunque el álbum contiene algunas canciones que no pueden faltar en el setlist de Molotov, ninguna ha tenido tanto impacto como ‘Frijolero’. La canción habla sobre las adversidades y el sufrimiento que viven los mexicanos y latinoamericanos que intentan cruzar la frontera hacia Estados Unidos (La palabra frijolero es comúnmente entre algunos estadounidenses para referirse hacia un latino de manera despectiva), además de que aprovecha para reprochar algunos de los defectos más grandes de la sociedad estadounidense, como su consumo de drogas. “De la droga que sembramos, ustedes son consumidores”. 

Randy Ebright, baterista de la banda, explicó en el documental Gimme The Power cómo una experiencia de discriminación que su familia vivió con la aduana de Estados Unidos le dio la idea para escribir esta canción: “Ya para ese entonces había nacido mi primera hija, en algún holiday habíamos decidido ir a ver a mis papás. La mamá se va por otra fila y se lleva a mi hija. Y le preguntan por qué tiene pasaporte gabacho. Estoy esperando y esperando, porque la habían cuestionado y casi basculeado con guante de látex a ella y a la niña porque traía pasaporte gabacho. Ahí es donde empieza mi rabia hacia el gringo cerrado y las fronteras”. “Papá se enojó”, dice a su hija. “No tenían por qué basculear a niñita tan chiquita, en pañales. Papá se enojó y les hizo una cancioncita”.   

“Desde lo musical ya encerraba la potencia de un hit masivo, pero fue su lírica, en donde una vez más Molotov con humor, abordó temas candentes de la relación entre Estados Unidos y México, lo que terminó de convertir al tema en un clásico”, dijo Santaolalla sobre la canción. “El hecho de que temas como los de los indocumentados (mal llamados por los norteamericanos  ‘ilegales’) o los de la soberanía (mencionando que gran parte del territorio de USA perteneció anteriormente a México) fueran abordados con vocales de Paco por un lado y Randy por el otro, dieron al tema un hiperrealismo irresistible”. 

CONTENIDO RELACIONADO