Migrant Motel: dos latinos imaginando un nuevo estilo de rock lejos de casa

El dúo se presentará esta semana en Lollapalooza

Por  BÁRBARA MOURINHO

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Créditos: Nadir Alcantara

En 2013, mientras estudiaban en la universidad de Berklee, el mexicano Chava Ilizaliturri y el peruano David Stewart coincidieron de manera inesperada al mismo tiempo que perseguían el mismo sueño, formar una banda.

Una cosa llevó a la otra y para el 2014 empezaron a tocar juntos, haciendo que Migrant Motel cobrara vida como proyecto artístico; otros integrantes llegaron y se fueron, alternando la alineación de la banda en algunas ocasiones, pero Chava y David se mantuvieron constantes, aprendiendo y evolucionando hasta convertirse en una promesa musical en ascenso, a pesar de radicar actualmente en ciudades diferentes.

Desde sus inicios, la agrupación tomó el camino por la escena del rock, siguiendo las influencias de sus integrantes, desde Deep Purple hasta PXNDX, pasando por Blink-182 e incluso Foo Fighters, tomando como inspiración el método de Dave Grohl y grabando sus temas en cintas al estilo clásico y old school.

Poco tiempo después, se agregó a la fórmula Migrant Motel al productor noruego Peder Etholm Idsoe, dando paso a un momento experimental en la historia de la banda, «Peder tiene un enfoque muchísimo más pop comercial y llegó para darnos una nueva perspectiva de la industria, no nos podíamos ir con el cuento de que íbamos a salvar al rock and roll, nos introdujo a proyectos mas actuales, desde K. Flay, Upsahl, Two Feet y ha sido un proceso de estarnos alimentando con cosas nuevas, que nos ayudan a complementar nuestro sonido», explica Chava durante nuestra reciente plática con el dúo.

«Nos quitó la idea de que ‘rock’ significaba ‘guitarra distorsionada’, terminamos encontrando un sonido que de verdad nos emociona, ya no hay vuelta atrás. La vibra y el espíritu de nuestra música es muy rockera, aunque no esté como tal descrita en cuánto a la producción y los arreglos, definitivamente la onda que se transmite cuando nos escuchas, es de rock. Así fue como terminamos con algo más único», complementa David acerca de su trabajo con Peder. 

Ambos coinciden en que, así como los movimientos sociales efervescen y como hombres también han experimentado una deconstrucción masculina, en este momento se encuentran experimentando una deconstrucción interna del rock y de cómo este es percibido.

«Todavía escuchas a mucha gente decir ‘es que si lo cambias y quitas la distorsión y la guitarra y me agregas elementos electrónicos, entonces ya no es rock’, es algo muy conservador. Gracias a Peder y a nuestro entorno, David y yo somos personas que se han deconstruido musicalmente y hemos sabido apreciar nuevas corrientes, nuevos artistas y no solo estar clavados en influencias que han marcado a las bandas que hoy ya existen», dice Chava.

Creciendo profesionalmente en un ambiente americano, Migrant Motel empieza escribiendo todos sus temas en inglés y lanzando, en 2017, su primera producción discográfica Volume One. Fue en 2021 cuando deciden abrirse paso en el espectro de la música bilingüe y comienzan a explorar en el mar de ambos idiomas, lanzando temas como «Muñequita Rota» de la mano de Sierra León y “I Don’t Wanna Know” con la colombiana Emilia.

«La inquietud de empezar a sacar cosas en español nació cuando comenzamos a presentarnos en Latinoamérica, fue la primera vez que sentí una falla en la conexión con el público, porque aunque escuchábamos como cantaban a todo pulmón nuestras letras en inglés, la interacción era en español. Fueron esos momentos los que nos llevaron a crear algo para que esas personas también puedan cantar algo en su idioma», comenta David Stewart. «Y algo que fue muy importante para nosotros era reconocer que el sonido de Migrant Motel ya estaba definido, no había necesidad de experimentar con ritmos latinos que cambien lo que ya le gusta a la gente, lo que buscábamos era representar en nuestro arte nuestra manera bilingüe de vivir».

Estos dos latinos han demostrando que realmente no existen límites e imposibles, mientras rompen esquemas musicales y culturales. Próximamente, Migrant Motel se presentará en la siguiente edición de uno de los festivales más emblemáticos del mundo, el Lollapalooza de Chicago, en donde cerrarán el escenario BMI, que ha sido pisado por artistas como Lady Gaga, Halsey, Cage the Elephant, entre otros grandes de la industria.

Para celebrar la emoción del momento, David y Chava estrenan el electrizante sencillo «Sweat», que con un groove punzante, adelanta solo un poco de lo que el público puede esperar en Lollapalooza y en los siguientes meses por parte de Migrant Motel.

«La canción nace de una escena de la película Gladiador. Esta escena súper memorable en donde Russell Crowe le grita a la audiencia de forma retadora, después de una de las batallas, y les pregunta si no están entretenidos. De ahí me nació la idea para la canción y también el espíritu, imaginando que él pudo haber gritado que el reto o la situación en la que estaba ni siquiera lo había hecho sudar», explica David Stewart sobre «Sweat».

Escúchala a continuación: