julio 26, 2022

Los Funky Torinos celebran la música de Willy Crook: «Además de un gran músico era un tremendo compositor»

El guitarrista de la primera formación de la banda, JM Valentino, asegura que Crook fue el primer músico en traer el funk y el soul al país

Por  SEBASTIÁN RAMOS

FOTO: SILVANA COLOMBO - LA NACIÓN

Hubo un tiempo en el que el rock comenzaba finalmente a cosechar todo lo sembrado en las décadas anteriores por el género en la Argentina y las bandas locales copaban la parada e iban por más. La masividad al palo. No fueron pocos los que se subieron a la ola pero, siempre a contramano, Willy Crook, a pesar de sus credenciales rockeras –el hombre le había puesto su saxo a los Redondos y había colaborado con Riff y Los Encargados- decidió abrir otros caminos y armar una banda de funk y soul: Los Funky Torinos. “En esa época había mucho rock, como siempre acá en el país, pero el soul y el funk acá todavía no existía. Willy fue uno de los primeros, si no el primero, en mostrar ese estilo en el país”, dice Juan Manuel Valentino, primer guitarrista de aquel grupo innovador por estas tierras, que a un año de la muerte de Crook ahora comanda una reunión de los Funky Torinos “para celebrar la música de Willy”.

“No somos una banda tributo, esto es más una celebración de su música. La idea se nos ocurrió a Patán Vidal, a Timoty Cid y a mí, que somos los más jovatos de la formación, los que empezamos con Willy hace muchos años”, sostiene.

“Siempre estuvimos muy agradecidos con Willy por lo que nos significó hacer los Funky Torinos. De hecho, antes de que Willy falleciera, se había hablado de juntarnos todos en algún momento, pero bueno, Willy se nos fue. Y nos pareció bien celebrar su música, porque Willy, además de un buen tipo, era un súper compositor. Hacía unas canciones divinas. Queríamos recuperar esos temas y convocar a todos los músicos que tocaron en la banda, a través de los años, de diferentes generaciones”.

De allí que este viernes y sábado, en el local porteño Rondeman Abasto (ya con entradas agotadas y nuevas funciones para el 18 y 19 de agosto), comience una gira que llevará la música de Willy Crook por todo el país (tienen fechas programadas en Escobar, Rosario, Córdoba, Santa Fe, Mar del Plata, Salta y al parecer el asunto continuará). Además de JM Valentino, Vidal y Cid, la lista de músicos que participarán de la movida incluye a Fernando Lupano, Ryan Anderxon, Hubert Reyes, Nina Portela, Dany Jiménez, Miguel Tallarita, Santi Castellani, Juanma Torres e invitados sorpresa.

La versión 2022 de los Funky Torinos que celebrará la música de Willy Crook

“Con Willy nos conocimos en el Samovar de Rasputín, en una época que había como cierta fiebre del blues, a mediados de los 90, digamos. Willy volvió de España y nos encontró a Patán y a mí haciendo de sesionistas. Nos tomó por dos dementes: ‘¿Qué hacen acá?’ Porque nosotros teníamos un perfil muy de jazz y nos gustaba el soul y eso le llamó la atención”, cuenta el guitarrista. “Willy siempre me decía que le había sorprendido que yo no usara distorsión ni nada, que tocara la guitarra limpia. ‘¿Qué hacés en un boliche de blues si nunca levantás las cuerdas’. Esa misma noche nos dijo de armar la banda y le dijimos que sí como se lo decís a cualquier trasnochado que te viene a proponer algo que no va a pasar nunca. Pero estaba muy seguro de lo que quería y creo que a la semana que nos conocimos ya empezamos a tocar. Los tres solos al principio y después se incorporaron Martín Aloé y Pablo Guadalupe, en bajo y batería. Después ellos se fueron a España y enseguida entraron Timoty y Jorge Pasquali, que después también fue reemplazado por Fernando Lupano, y ahí se terminó de consolidar la banda. Sin dudas para mí fue la primera banda de soul y funk de la Argentina”.

Y enseguida pegó en la gente, no tuvieron que estar muchos años tocando y tocando

No, claro. Ya con el primer disco nos fue súper bien. Me acuerdo que los arreglos de esos primeros temas los hicimos arriba del escenario, tocando en vivo. No es que hacíamos los temas en los ensayos. Willy empezaba a tocar la canción que había compuesto y nosotros lo seguíamos y cada uno hacía lo que le parecía que tenía que hacer, lo que se imaginaba, y ahí quedaba conformado el arreglo del tema. Con cinco o seis shows en vivo ya teníamos los temas del disco listos.

Willy es muy recordado como saxofonista, pero quizá no tanto como compositor, ¿qué creés que él aportó desde ahí?

Lo de Willy fue realmente algo diferente, que no había acá. Vino a ocupar un espacio que todavía no lo había ocupado nadie. Él era un fanático de la música negra, le gustaba por supuesto James Brown, Marvin Gaye, Otis Redding, Al Green y todos esos músicos grossos. Y trajo toda esa corriente cuando acá dominaba el rock todavía. Lo diferente que hizo fue eso, además que como te decía antes, porque además de un gran músico era un tremendo compositor. Hacía lindas canciones y fuera del molde común. Porque era un músico orejero, que aprendió a tocar de oído, y hacía tipos de combinaciones de acordes, como hacía también Spinetta, que eran raras pero estaban buenísimas. Eso hizo la diferencia.