Lollapalooza Argentina 2022: los hits que vas a escuchar

Cuáles son los temas que tenés que escuchar en vivo; una hoja de ruta para guiar tu recorrido por los escenarios del Hipódromo de San Isidro

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Machine Gun Kelly.

Fotografía de Nathan James

“Reptilia” 

The Strokes – Día 2

En la edición 2017 de Lollapalooza, el segundo tema de Room on Fire se escuchó dos veces en San Isidro. Fue el tema con el que Julian Casablancas y compañía se despidieron de los 90.000 espectadores presentes en el Hipódromo antes de los bises, pero,  además, sonó en su versión cumbia a cargo de Oscar Coronel mientras la banda salía a escena, por elección del vocalista. Estadísticas aparte, “Reptilia” es una versión condensada de todo lo que hizo al sonido de The Strokes en sus primeros discos: el bajo en corcheas de Nikolai Fraiture, el ritmo preciso de Fab Moretti, las guitarras de Albert Hammond Jr. y Nick Valensi enredadas en arabescos, y sobre todo Julian Casablancas hecho un pendenciero, con su micrófono al borde de la saturación. 

“La pregunta”

Babasónicos – Día 3

Un show dentro del show. El storytelling de “La pregunta”, el último hit deforme de Babasónicos, se ha impuesto en el vivo de la banda como una suerte de segmento con autodeterminación y libertad desde la salida de Discutible. Como si se tratara de una rapsodia tecno, Dárgelos y compañía crean un clima opresivo que solo se libera a cuentagotas. Ir y venir en una forma mosaico propia de un grupo que maneja la canción pop a antojo, hacerse preguntas, disparar dudas y silencios… Algo que el rock ha perdido en su carácter de tirapostas, acá tiene una contrapartida que en los recitales gana aún más densidad que en su versión estudio. Un nuevo trance, que puede ser zomba o no.

“A$AP Forever”  

A$AP Rocky – Día 1

Que un rapero en 2018 haya cantado “Puse a Nueva York en el mapa” suena más a crítica regional que a egotrip deshistorizado. Pero lo cierto es que, en tiempos de trap, al hip hop de Nueva York le ha costado imponer una estrella en el mismo género que alguna vez inventó. “A$AP Forever” tiene la cadencia del trap pero desde ahí parece restaurar, de manera subrepticia, el amor y el valor del boom bap. Hay sampleos también en plan old school con esa cita a “Porcelain”, de Moby, el mismo que alguna vez rescataron los espirituals del sur de la América negra para construir su pop etéreo. A$AP Rocky no inventa nada nuevo, pero en ese ser parte de la retroalimentación de la música popular pone a Nueva York, y sobre todo a sí mismo, en el mapa a fuerza de una base bien curtida y un flow que no deja dudas de su lugar de origen.

“Higher Ground” 

Martin Garrix – Día 3

Acostumbrado a girar por el mundo sin solución de continuidad, el comienzo de la pandemia encontró a Martin Garrix en su hogar por primera vez en mucho tiempo. Con el pasar de las semanas, el DJ holandés buscó la manera de sobrellevar el aislamiento, y empezó a darle forma a nuevo material. De ese proceso nació “Higher Ground”, un progressive house creado junto a John Martin y destinado a ser una cuota de optimismo para sus seguidores en tiempos aciagos, y también invitó a su público a que participase junto a él en la creación del video oficial del tema. En vivo, “Higher Ground’’ es parte del cierre de sus sets en un mash up junto a “Forbidden Voices”, su hit de 2014. La luz al fondo del túnel en la pista de baile. 

“My Ex’s Best Friend” 

Machine Gun Kelly – Día 2

Un producto netamente americano (y blanco). De la generación que curtió tanto a 50 Cent como a Blink 182 surgió un sonido un poco punk, un poco rapero y mucho más pop. “My Ex’s Best Friend” será un buen termómetro de cómo ese tipo de composiciones pega en un público adolescente de latitudes tan lejanas. Post Malone en 2019 ya dejó en claro que se puede, que ese rap salido de Soundcloud, con más énfasis en la melodía que en el flow, es permeable a oídos en busca de canciones y melodías bien expresivas. Todo el show de Machine Gun Kelly es una incógnita, pero acá hay uno de ese puñado de hits de los que se podrá aferrar. Desencanto, desamor, rabia y spring break… solo que en un lugar del mundo donde el otoño estará por comenzar .

“Everlong” 

Foo Fighters – Día 3

Desde el día mismo en que este tema de The Colour and the Shape ganó peso propio como single, Dave Grohl entendió que nunca más iba a poder terminar los conciertos de Foo Fighters con otra canción. “Everlong” funciona no solo por esa carga emotiva que maneja desde un riff entrecortado y un estribillo a escala estadios, sino además por una suerte de transpolación del significado de su letra: una conexión entre dos personas más allá de lo afectivo que, sobre un escenario, se convierte en una revalidación de fidelidad entre banda y público, una renovación de votos hasta el próximo encuentro.  

“She Don’t Give a FO”  

Duki – Día 1

Hacia fines de 2021, Duki anticipó un remix de “She Don’t Give a FO”, su primer hit. El carácter crudo de la grabación, casi amateur, no hizo más que enfatizar el llanto de corazón roto del Duko sad. Ahora que toca con banda en vivo (el ex A.N.I.M.A.L. Andrés Villanova es su baterista), el tema, que jamás pierde su esencia de trap melódico con el Auto-tune desgarrado, gana aún más en intensidad. También habrá tiempo para “Goteo” y los reggaetones de su último EP, aunque este tema con peso histórico y eficacia en vivo tiene siempre guardado un lugar especial en la lista. 

“El mundo extraño” 

Él Mató a un Policía Motorizado – Día 2

Después de una fanfarria de sintetizador, de repente para Él Mató todo se vuelve un estallido multicolor, el pop entendido desde la cultura alternativa de los 90, con Pixies y Weezer a la cabeza. La referencia no es casual: Rivers Cuomo hubiera dado la vida por tener un tema como este en cualquiera de sus discos en la última década y media. Un himno de espíritu loser pero de buen corazón, en el que Santiago Motorizado sufre mientras ve a su objeto de deseo con su novio e intenta imponerse en lo que sabe es una competencia en desventaja (“Sé que es lo peor, pero esta es la mejor versión de mí”).

Nicky Jam: Bzrp Music Sessions, Vol. 41 

Bizarrap – Día 1

Con un latiguillo alcanza para volverse viral. Y Nicky Jam lo tuvo desde el principio. Basta escucharlo cantar “El Biza lo soltó y sonó cabrón”. A partir de ahí, cualquier nombre o apodo de dos sílabas podía reemplazar al del productor argentino y anunciar que había hecho x cosa. La Bzrp Music Sessions, Vol. 41 significó para el productor argentino la realización de un deseo al que venía apuntando en silencio: la proyección internacional. Nicky Jam rapea y reggaetonea a gusto sobre el beat creado por el argentino y entonces ya está casi todo resuelto. Bizarrap trabaja en serie al mejor artista pop art, solo que aquí no hay latas de sopa Campbell sino el ritmo insistente del reggaetón o el hi hat obsesivo del trap, o las dos cosas. Lo que también hay son clicks y visualizaciones que crecen exponencialmente, y que en vivo se transforman en baile

“Wapo traketero”

Nicki Nicole – Día 2

La primera y la última. Así le dice Nicki Nicole, que no reniega del hit. “Wapo traketero”, el primer tema que compartió y le valió la repercusión instantánea, es el último bis de sus shows: un final cantado (literal y metafórico). Lo fue así en su primer show en vivo (La Nueva Generación 2019), también en su presentación en el Late Night de Jimmy Fallon (abril de 2021) y suele serlo en la gira presentación de su nuevo disco Parte de mí Seguro lo será en Lollapalooza, y tendrá clima de clásico.