Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Las raíces que conectan la cultura colombiana con la moda internacional

Mycelium, la nueva colección que lanzó el diseñador colombiano Humberto Cubides en un evento sensorial que tomó lugar previo a la semana de la moda en Bogotá, marca una huella que trasciende tendencias.

Por  KRISTINA KASIC

junio 19, 2024

Kristina Kasic

Interpretando a su manera el concepto de reino fungí que ha estado jugando un rol relevante
en el mundo del diseño, la reciente colección cobra vida desde su referencia al micelio,
estructuras subterráneas que forman los hongos, y la conexión natural que existe entre
nosotros, la tierra y el ciclo infinito de la vida.

Al llegar a la locación te encuentras con un espacio impresionante donde la inmensidad del
área y los colores fríos del metal como material base del diseño arquitectónico de Torres
Atrio, provoca en sí suspenso antes de entrar al mundo de CUBEL.

Kristina Kasic

Un escenario circular donde toma protagonismo la danza moderna entre dos individuos que
fluyen de manera orgánica mientras interactúan entre humo y tierra, haciendo alusión a la
conexión del ser humano con sus orígenes y la naturaleza. La experiencia sensorial marcó el
inicio de una pasarela que se destacó por sus diseños arriesgados y llenos de carácter, donde
resaltan los colores sobrios como el negro y el gris característicos de la marca, pero también
fusionando tonos más claros para finalizar la pasarela. Las texturas y estampados evocan al
micelio, haciendo referencia a las estructuras ramificadas que forman los hongos por debajo
de la tierra, similar a una raíz.

Humberto Cubides el diseñador y creador de “CUBEL” opta por desarrollar una idea
diferente, enfocándose en resaltar la cultura por medio del diseño de vanguardia y
exploración textil. Partiendo de un proceso artesanal con comunidades indígenas localizadas
en Colombia y combinando avances tecnológicos en el proceso de transformación de los
textiles y fibras naturales para obtener un producto final sostenible.

“La esencia de esta colección va más allá de lo estético. Logramos crear un concepto entre
siluetas urbanas con estampados y detalles que evocan al micelio, resaltando las analogías
entre estos seres propios del reino fungí y la humanidad, transmitiendo un mensaje de unidad
y conexión”, afirma el director creativo detrás de la marca colombiana.

Sus experiencias personales forman lo que es hoy en día una fusión multicultural, desde
influencias Samurai del antiguo Japón hasta guerreros de culturas milenarias e historias
prehispánicas de America Latina.