julio 6, 2022

Las mejores series de 2022 hasta ahora

Esta selección de series nos trae distopias, choques culturales, superhéroes irónicos, estudiantes adorables, viajes en el tiempo y mucho más

Por  ALAN SEPINWALL

Apple TV,2; ABC; Paramount+; HBO

El año en televisión ha sido definido por la ciencia ficción, después de todo, las mejores series de los últimos seis meses han involucrado viajes en el tiempo, cambios de cuerpo, invasiones alienígenas, posibles futuros y un mundo en donde las personas pueden dividir sus personalidades entre sus yo del trabajo y sus yo del hogar. También puede estar definido por el realismo puro, después de todo algunos de los otros mejores shows de los últimos seis meses involucran escuelas secundarias con presupuestos limitados y conflictos culturales. O tal vez, solo tal vez, la lección del año en televisión hasta ahora es que lo mejor puede provenir tanto de conceptos extravagantes como simples, siempre y cuando las series se hagan tan bien como las 15 enlistadas aquí alfabéticamente.

Abbott Elementary (ABC)

Ser Baffo/ABC

La mayoría de esta lista debutó en canales pagos o en servicios de streaming, pero el cable tradicional aún tiene unos cuantos ases bajo la manga, especialmente en el campo de la comedia. Un incrédulo podría decir que Abbott Elementary es simplemente “The Office, pero en una escuela pública”, con su formato de documental falso, un jefe poco calificado (Janelle James como la directora Ava) y un romance naciente entre la profesora Janine (Quinta Brunson, creadora del show) y su nuevo colega Gregory (Tyler James Williams). No obstante, cualquiera que mire la serie por más de cinco minutos no podrá resistirse a los encantos del elenco, el mundo construido por Brunson y los demás guionistas, y la manera en la que este formato se siente como nuevo cuando se desarrolla en frente de docenas de equeños niños entusiastas.

Atlanta (FX)

Oliver Upton/FX

La tan esperada tercera temporada de la obra maestra de Donald Glover es prácticamente dos temporadas en una. La mayoría del tiempo se utilizó siguiendo las aventuras de Al, Earn, Darius y Van durante el segundo tour de Paper Boi por Europa. Sin embargo, cada par de semanas la acción regresaba a Estados Unidos para un episodio antológico con nuevos personajes y una variación en la temática principal del show sobre ser negro en ese país. Aquellos que cuentan con los personajes principales tienden a ser más sólidos­­, pero la ambición de la serie en general se mantiene en un nivel que muy pocos programas pueden igualar.

Barry (HBO)

Merrick Morton/HBO

La comedia sobre un francotirador que se convirtió en actor y volvió a ser sicario no tendría por qué seguir al aire después de tres temporadas porque su premisa parece floja. Así como tampoco tendría por qué ser mejor que nunca en esa última temporada, pero de algún modo Bill Harder y sus amigos lo han logrado. La tercera temporada de Barry fue una maravilla en cuanto al tono y en el sentido técnico, oscilando tan hábilmente entre el horror abyecto y la comedia absurda como cuando Barry tuvo que maniobrar una bicicleta robada en medio del tráfico, mientras le disparaban unos asesinos. Estos episodios nuevos contaron con la mejor actuación dramática de Henry Winkler cuando Gene tiene que lidiar con saber quien es Barry en realidad, Sarah Goldberg exploró situaciones crudas y extrañas con el ascenso y caída de la carrera de Sally en Hollywood, y en el increíble final, el NoHo de Anthony Carrigan fue aterrorizado por una pantera. Nada de esto debería funcionar, pero todo lo hace.

Better Call Saul (AMC)

Sony Pictures Television

La precuela de Breaking Bad dividió su final en dos, lo que significó que la parte que ya vimos es el preámbulo de lo que será el desenlace de la serie. Pero pocas son las franquicias en televisión que se acercan a la habilidad que posee esta de crear escenarios tan entretenidos como lo son sus resultados. Y no es como si a este grupo de episodios le faltara un cierre, ya que cuenta con las muertes de diferentes personajes importantes y la esperada primera reunión entre Kim Wexler y Mike Ehrmantraut. Las probabilidades son que los capítulos que comienzan a emitirse en julio serán incluso más emocionantes, divertidos y/o trágicos, pero lo que hemos visto hasta el momento no ha estado para nada mal.

Better Things (FX)

Suzanne Tenner/FX

La comedia dramática de Pamela Adlon concluyó con ella y compañía cantando ‘Always Look on the Bright Side of Life’, una canción alegre interpretada originalmente en La vida de Brian de Monthy Python por un grupo de hombres siendo crucificados por los romanos. Esa mezcla entre esperanza y decepción se pudo sentir a lo largo de esta hermosa temporada final, que incluyó grandes desarrollos familiares y profesionales de la Sam Fox de Adlon. Pero principalmente, el sentido de intimidad y calidez se sintió a lo largo de la quinta temporada de este show tan, pero tan especial.

The Dropout (Hulu)

Beth Dubber/Hulu

A principios de este año, la televisión vivió una temporada de estafas luego de que se intentara explicar el comportamiento de estafadores de la vida real en una miniserie tras otra, incluyendo una falsa socialité (Inventing Anna), los fundadores de WeWork (We Crashed) y Uber (Super Pumped). Sin duda alguna, The Dropout ha sido de las mejores, siendo protagonizada por Amanda Seyfried como la fundadora de Theranos, Elizabeth Holmes. La actriz consiguió la voz profunda de Holmes, pero lo más importante es que presentó una visión dramática e interesante de la aspirante a magnate, en la que primero se estafó a sí misma antes de hacer lo mismo con mucha gente rica y poderosa. Una gran actuación, fácilmente la mejor en su clase de esta reciente tendencia televisiva.

Hacks (HBO Max)

Karen Ballard/HBO Max

Esta comedia sobre comediantes puso juntas a las protagonistas Jen Smart y Hannah Einbinder en un autobús en la mayor parte de la segunda temporada, dado que la Deborah Vance de Smart nos llevó de viaje junto a la Ava de Einbinder por el acto más personal que haya escrito. Las dos mujeres habían interactuado bastante en la primera temporada de Hacks, pero el no darles un descanso real de la una de la otra llevó al show a nuevos niveles en términos de alegrías y tristezas. Nunca se separaron hasta el final de temporada que se sintió como el final de la serie, pero recientemente se supo de su renovación. Ojalá Deborah y Ava no se separen por mucho tiempo cuando regresen.

Pachinko (Apple TV+)

Juhan Noh/Apple TV+

La épica de historia y ficción de Min Jin Lee sobre la vida de una mujer coreana llamada Sunja durante y después de la ocupación japonesa de su país, tuvo una adaptación magnífica y conmovedora. Pachinko salta hábilmente entre ambas eras y culturas, dando peso emocional y personal a este trágico entramado de estas naciones. Un espectáculo desde la primera toma hasta la última.

Peacemaker (HBO Max)

HBO Max

Así como Pachinko, este spin off del justiciero idiota de The Suicide Squad (John Cena) tiene un baile interesante al inicio de cada capítulo, pero las similitudes terminan ahí. Creada por James Gunn, Peacemaker está casi orgullosa de su propia estupidez, así como el protagonista parece estarlo de la suya. Pero de alguna forma, Peacemaker y sus nuevos colegas tienen algo de profundidad y matiz en tanto intentan evitar una invasión alienígena con mariposas, vacas, el águila mascota de Peacemaker y recordatorios violentos del pasado de nuestro héroe como el hijo de un supremacista blanco (Robert Patrick). Los shows de Marvel en Disney+ obtienen mucha atención, pero esta es fácilmente una de las series basadas en cómics más entretenidas del año.

Russian Doll (Netflix)

Netflix

Así como Barry, Russian Doll es el tipo de show que parecía perfectamente diseñado para durar solo una temporada y marcharse triunfalmente. Nadia (Natasha Lyonne) moría una y otra vez en su cumpleaños número 36, se enteraba del porqué y volvía a vivir un día más. ¿Qué más hay por decir? Aún así la segunda temporada, aunque fue más descabellada que la primera, justificó su existencia con una serie de viajes surreales al pasado, divertidos y conmovedores en los que Nadia y Alan (Charlie Barnett) pudieron ver de cerca cómo era la vida de las generaciones pasadas de sus respectivas familias. No podemos esperar a ver qué otra regla de la física se las arregla para romper.

Severance (Apple TV+)

Atsushi Nishijima

Por una parte, la llegada de este thriller de ciencia ficción no pudo ser peor. Su trama implica empleados de una empresa que se someten a un procedimiento en el que los recuerdos de lo que hacen en la oficina y lo que hacen en casa están completamente separados, y se estrenó en un momento en el que la pandemia nos había acostumbrado a muchos de nosotros a trabajar desde casa. Por otro lado, nuestra falta de separación entre la vida laboral y la familiar —y el porcentaje en aumento del tiempo que se espera que dediquemos a nuestros trabajos— hizo que Severance se sintiera increíblemente oportuna. Una premisa innovadora ejecutada a un nivel muy alto, con la fascinante dirección de Ben Stiller y un grupo de interpretaciones fantásticas (particularmente por la relativamente desconocida Tramell Tillman, que fue una verdadera revelación).

Shining Girls (Apple TV+)

Apple TV+

La televisión no necesitaba otra serie de asesinos en serie, y Elisabeth Moss no necesitaba otro papel en el que se le viera enfurecerse por ser víctima de los hombres a pesar de lo fantástica que es interpretando ese tipo de rabia. Sin embargo, cuando ambos se combinaron con el giro del viaje en el tiempo de Shining Girls, todo se sintió lo suficientemente innovador y emocionante como para funcionar. Un thriller sorprendentemente apasionante.

Star Trek: Strange New Worlds (Paramount+)

Marni Grossman/Paramount+

¡Dejen que Star Trek sea Star Trek! La idea parece más difícil de lo que parece, teniendo en cuenta todos los tropiezos que han tenido sus demás live-action. Strange New Worlds se las arregla para ser al mismo tiempo tanto vieja como nueva escuela. En cada episodio, el capitán Pike (Anson Mount), Mr. Spock (Ethan Peck) y el resto de la tripulación del Enterprise disfrutan de algún tipo de aventura independiente relacionada con una nueva cultura alienígena, y a la semana siguiente parten hacia un nuevo destino. Una locura, ¿verdad? Pero la fórmula de los 60 de Gene Roddenberry sigue funcionando, especialmente si se combina con una caracterización más moderna que ha dado nueva vida a viejos personajes de Trek como Nurse Chapel (Jess Bush) y la prometida de Spock, T’Pring (Gia Sandhu). Strange New Worlds viaja a donde muchos han ido antes, pero lo hace increíblemente bien.

Starstruck (HBO Max)

Mark Johnson/HBO Max

Cuando la segunda temporada de esta comedia romántica sobre una mujer irresponsable y sin rumbo (interpretada por la cocreadora de la serie, Rose Matafeo), que se enamora de una estrella arrogante del cine de acción (Nikesh Patel), se estrenó a finales de marzo, incluyó una de las primeras escenas más divertidas del año. Esa secuencia —que involucra a la Jessie de Matafeo y una prueba de embarazo— es aún la más graciosa del año 2022, pero el resto de la temporada también fue bastante ingeniosa, ya que Jessie y el Tom de Patel iniciaron una relación y descubrieron que el “felices para siempre” no es tan sencillo como parece.

Station Eleven (HBO Max)

Ian Watson/HBO Max

Los últimos capítulos de la adaptación de la novela de Emily St. John Mandel —que tiene lugar dos décadas después de que un virus acabara con el 99% de la población mundial— estuvieron repletos de emoción, incluyendo los nacimientos de los primeros bebés pospandémicos en unos supermercados abandonados, todos en la misma noche; una accidentada representación de Shakespeare; y los reencuentros que todos en la serie y los espectadores necesitaban. Uno de los grandes programas de los últimos años, incluso en su pequeña parte de 2022.

Trending