agosto 1, 2022

Las canciones de protesta que marcaron la historia del rock

Aquí recordamos aquellos temas, álbumes y artistas emblemáticos del género que lideraron luchas sociales

Por  VALENTINA VILLAMIL

Bruce Springsteen en el LA Memorial Coliseum de Los Ángeles, 1978.

George Rose

Julio, sin pensarlo, fue el mes elegido para conmemorar uno de los géneros que surge como el portavoz de diferentes luchas ascendentes a mediados del siglo pasado y convirtiéndose en una insignia cultural de oposición. El rock reinventó su definición para proclamarse como un medio insurgente de las juventudes para trazar un nuevo camino social.

Podría decirse que, por primera vez, la música realmente se convertía en un fenómeno incluso fuera de los escenarios. Los excesos, libertades sexuales, posiciones políticas, fueron los pilares que revolucionaron generaciones, conectaba culturas, traspasaban fronteras y hacían bailar a unos y enfurecer a otros. Con sus primeras apariciones en los 50, el rock fue desarrollándose en los diferentes subgéneros que llegó a cada rincón del mundo siendo una de las mayores influencias en su momento. Marihuana, cocaína, LSD, consumismo, guerra, pobreza, sexo, racismo, todo estaba conectado y tenía un factor en común: el rock era el nuevo dios, era la religión que predicaba rebelión.

Llegó la década de los 80 y fue toda una pesadilla para las comunidades localizadas en la zona oriental del continente conocida como El Cuerno de África, pues países de esta región enfrentaban una epidemia de hambruna extrema que llegó a cobrar la vida de casi un millón de personas. Fue así como, bajo su misma razón de ser, el 13 de julio de 1985 se consolidó como el día del rock, fecha cuando se llevó a cabo el concierto benéfico Live Aid simultáneamente entre Estados Unidos y Reino Unido.

La idea surge gracias al cantante irlandés, Bob Gedolf, como parte de su ambicioso deseo de dar una mano a estas poblaciones en una situación extrema que es constante en su territorio. Live Aid, o la Ayuda En Vivo, contó con la participación de Phil Collins, Queen, Bob Dylan, Elton John, Paul McCartney, The Who, U2, Led Zeppelin, Judas Priest, Black Sabbath, David Bowie, los Stones Mick Jagger y Keith Richards, entre otros. Durante 16 horas, los estadios Wembley en Londres y el JFK en Filadelfia, fueron los escenarios para llevar a cabo este masivo concierto que además de retransmitirse en 72 países y ser, históricamente, uno de los eventos más asistidos, también logró recaudar una suma que superó los 100 millones de dólares.

La trascendencia que tuvo el acto benéfico marcó al género para hacer de esta fecha el Día Mundial del Rock y ahora, te listamos tan solo una de la cantidad de canciones que pasaron a la historia como un gran acto de protesta y que seguramente conoces.

Sunday Bloody Sunday, U2

Aunque Bono, el vocalista del grupo británico quien además es conocido por su activismo político y fue ganador del Nobel de la Paz en 2005 y 2006, afirmó en repetidas ocasiones que este tema no es sobre rebelión, la canción que originalmente se estrenó en 1983, habla sobre dos sucesos sanguinarios que ocurrieron en su natal Irlanda.

La letra que en su comienzo era una declaración de odio contra el Ejército Republicano Irlandés, pasó a ser nada más que la documentación de dos hechos. El primero remonta a 1920, cuando las tropas británicas dispararon a una multitud durante un partido de fútbol que tomaba lugar en Dublín y el segundo, al incidente del 30 de enero de 1972, cuando 13 ciudadanos irlandeses fueron víctimas mortales de paracaidistas ingleses.

Perteneciente al tercer disco de estudio de la agrupación, War, Sunday Bloody Sunday recibe este nombre debido a que ambas tragedias ocurrieron, coincidencialmente, un domingo. A pesar de su gran controversia en europeo, el sencillo catapultó al grupo a las audiencias de rock estadounidenses y concibíendose como uno de los grandes himnos anti-violencia de la historia. En 2004, Rolling Stone la catalogó en el puesto 268 de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.

Born in the USA, Bruce Springsteen

La canción del cantante originario de Nueva Jersey tuvo diferentes interpretaciones al momento de ver la luz. Cuando Springsteen publicó dicho tema homónimo al álbum al que pertenece en 1984, muchas personas asumieron que el sencillo era un himno patriótico, haciendo toda una oda a sus raíces norteamericanas. Sin embargo, esta intención resultó siendo una sátira que cuestionaba la actuación de Estados Unidos durante la guerra de Vietnam y el mal trato que recibieron los veteranos al regresar al país debido a su derrota en la lucha.

La canción que alcanzó el puesto 275 en el mismo listado de la Rolling Stone, fue mucho más famosa por haber sido adoptada como himno de campaña electoral por el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, quien entonces estaba aspirando a un segundo mandato, ocasionando que tanto Springsteen como los conocedores se le rieran en la cara.

God Save The Queen, Sex Pistols

La subcultura punk a mediados de los 70 en el Reino Unido fue, indudablemente, una de las comunidades más rebeldes del momento influenciada principalmente por el género que se abría espacio entre el gremio del rock, impactando toda una generación desde su manera de pensar, hasta adoptar una imagen distintiva de la mano de la diseñadora Vivienne Westwood.

Aquí es cuando entra una de las bandas más emblemáticas del movimiento con su canción God Save the Queen, o Dios salve a la reina, mofando el himno británico que lleva el mismo nombre. Mientras los Pistols se declaran anarquistas y cantaban que “no hay futuro en los sueños de Inglaterra”, la canción era prohibida en las estaciones de radio del país. Sin importar el enojo de la realeza, el tema se convirtió en un importantísimo clásico del movimiento punk durante 1977.

Imagine, John Lennon

Definitivamente no podía faltar la canción más incomprendida de todos los tiempos. Luego de que The Beatles llevara el rock al plano mainstream, John Lennon atravesó todas las fronteras con la canción que nace en el periodo más militante de la difunta estrella.

El tema que hizo parte del segundo álbum como solista y que muchos consideran un himno de paz, va más allá de la arrulladora voz de Lennon y el piano melancólico que lo acompaña. Fue un intento de “suavizar” el mensaje contundente que siempre predicaba Lennon en su nuevo camino como activista post Beatles.

La popularización de la canción en Estados Unidos hizo a Lennon blanco de muchas críticas, sobre todo calificando el tema de promover el “comunismo”, siendo una persona millonaria hablando de librarse de todas las posesiones. Sus políticas siempre fueron radicales, y así nació este tema y los siguientes que acompañarían su carrera musical trazada por sus pensamientos mayoritariamente de izquierda.

Lennon hablaba de pasar a la acción desde la conceptualización, y no la idea ingenua de desear un mundo mejor. El cantautor afirmaba que Imagine era “antirreligiosa, antinacionalismo, anticonvencional, anticapitalista, pero cómo está cubierta de azúcar, es aceptada”.

Another Brick in the Wall pt. II, Pink Floyd

Esta es la segunda de tres partes de la canción perteneciente al álbum The Wall, probablemente uno de los más importantes en la historia de la agrupación. La canción no es una rebelión ante la educación integral, sino al estricto régimen que manejaban en las escuelas en aquel entonces, que hacían a todos alinearse para ser “otro ladrillo en el muro”. Todo el álbum atraviesa por temas como la guerra, la sociedad y la alienación personal, pero el gran éxito se refería a cosas más mundanas: la opresión de las personalidades individuales para conformarse mientras están siendo “educados”.

La canción le dio la vuelta al mundo. En 1980, el tema se convirtió en el himno que lideraba el movimiento opositor al régimen sudafricano Apartheid, que promovía la segregación racial entre blancos y negros. Fue prohibida su distribución el 2 de mayo de ese mismo año por el gobierno del país, luego de que los centros educativos se convirtieran en el nido de este movimiento revolucionario. En Latinoamérica, la censura de dicho tema se replicó cuando llegaron las dictaduras, en especial con el gobierno militar argentino que añadió Another Brick in the Wall al listado de canciones consideradas subversivas por su contenido político. ¡Dejen a los niños en paz!

Fortunate Son, Creedence Clearwater Revival

La injusticia de los reclutamientos para prestar servicio militar durante la guerra de Vietnam fue el foco principal de esta canción. La banda norteamericana lanzó esta canción como parte de su cuarto álbum de estudio, Willy and the Poor Boys en 1969 y su publicación lideró el movimiento antibélico desatado en Estados Unidos a finales de esta década.

Más allá de retratar la guerra, la canción era una fuerte crítica al privilegio y desigualdad entre clases y posiciones sociales, pues quienes eran hijos del poder, eran los “hijos afortunados” de quedar exentos de la guerra, situación la cual dos de sus miembros habían experimentado en carne propia. John Fogerty y Doug Clifford decidieron enlistarse en las Reservas del Ejército con la esperanza de no ser enviados a una lucha sin razón.

I Want to Break Free, Queen

Escrita por el bajista de la banda, John Deacon, Break Free llegó para interpretarse desde muchos puntos de vista. Como lo indica su nombre, el tema alude a la liberación, ¿de qué? De la orientación sexual, roles de género y de la mujer, un éxito de la década de los 80 que hizo que Freddie Mercury se metiera en problemas con algunos países.

Basada en el programa televisivo Coronation Street, la canción llegó con un vídeo que mostraba a sus miembros vestidos como amas de casa y aunque Reino Unido adoptó la cultura drag desde tiempos que remontan a Shakespeare, en Estados Unidos no supieron reírse de la sátira. El tema era presentado en vivo con pelucas y prostéticos de senos falsos, pero cuando dicho espectáculo llegó a Brasil en Río de Janeiro en 1985, la multitud de 350 mil personas empezó a lanzar piedras y latas de cerveza a la leyenda de Bohemian Rapsody.

Civil War, Guns N’ Roses

Por el lado más duro del rock, está Guns N’ Roses con el tema que nace justo cuando Estados Unidos se encontraba en medio de una operación militar en Irak en el momento de su grabación, aunque, realmente, la canción está repleta de referencias históricas. Mientras un pequeño monólogo abre el tema, el cierre y su final tiene a Axel Rose silbando la canción de la Guerra Civil Americana de fondo, When Johnny Comes Marching Home.

Entre sus versos, además de mencionar los asesinatos de Martin Luther King y J.F. Kennedy, así como la guerra de Vietnam, también cita un discurso de un oficial guerrillero peruano perteneciente al partido Sendero Luminoso que dice: “Practicamos la aniquilación selectiva de alcaldes y funcionarios del gobierno, por ejemplo, para crear un vacío, y luego llenamos ese vacío. A medida que avanza la guerra popular, la paz está más cerca”.

Como tal, la canción protesta perteneciente a su álbum Use Your Illusion II hace un pequeño recuento sobre todo tipo de violencia y guerra que se presenta no solo a través de armas de fuego y muertos, sino injusticias que “alimenta a los ricos mientras entierra a los pobres”

Trending