julio 26, 2022

Las canciones dance favoritas de Nile Rodgers: «Es simplemente esa cosa que te golpea»

El legendario productor y guitarrista profundiza en los clásicos de Snap!, Kool and the Gang, Rick James, C+C Music Factory y otros

Por  KORY GROW

Nile Rodgers.

zz/KGC-138/STAR MAX/IPx/AP

Al considerar la lista de Rolling Stone de las 200 mejores canciones dance de todos los tiempos, un nombre sigue apareciendo al examinar década tras década de éxitos: el productor y guitarrista Nile Rodgers.

El líder de Chic dice que debe toda su carrera de música dance a tres canciones. Una noche, a mediados de los años setenta, fue a un club del Greenwich Village de Manhattan y, en un momento dado, el DJ puso la trifecta ganadora de I Love to Love You Baby de Donna Summer, San Francisco de los Village People y Girl, You Need a Change of Mind de Eddie Kendricks, “en ese orden”, dice Rodgers. Hasta ese momento, se confesaba “un tipo de solo jazz”, pero cuando vio que el local explotaba al ritmo de esas melodías, se convirtió en un discípulo de la música dance. “Por mucho que me gustaran las canciones, nunca vi a un público tan cariñoso y que se divirtiera tanto”, recuerda Rodgers, que ahora tiene 68 años. “Por supuesto, era en el Village, así que había un público negro, puertorriqueño, gay y asiático. Aquella noche fue totalmente envolvente. Así que me introdujo en la música dance».

A partir de ese momento, Rodgers y sus compañeros de Chic se dedicaron a la música disco. Sus dos primeros sencillos, ambos publicados en 1977, fueron Dance, Dance, Dance (Yowsah, Yowsah, Yowsah) y Everybody Dance, y antes de que terminara la década, habían conseguido dos números uno: Le Freak y Good Times. Como productor, Rodgers contribuyó a los éxitos listos para la pista de baile de Sister Sledge (We Are Family), Diana Ross (I’m Coming Out), David Bowie (Let’s Dance), Madonna (todo el álbum Like a Virgin) y Daft Punk (Get Lucky), entre otras docenas. “Leí que Get Lucky era el disco más reproducido de esa década en particular, lo que me parece increíble”, dice Rodgers entre risas. “En realidad, he tenido un par de ellos en los que fueron el disco más reproducido de la década. Y pienso,‘¿quién cuenta eso?’”.

Aunque Rodgers es más un patinador que un “bailarín habitual”, “en patines, pateo culos”, dice totalmente en serio, ha llegado a sentir con naturalidad lo que hace una buena canción dance. “Creo que si la combinación de ingredientes de una canción provoca una respuesta primaria, como que hace que la gente quiera bailar, no necesitan saber de qué trata la canción ni nada por el estilo, sólo el ritmo o el ambiente, eso es lo que hace a una gran canción dance”, dice en una entrevista a través de Zoom, sentado en una sala rodeada de sus innumerables placas de oro y platino. “Es simplemente esa cosa que te golpea”.

Aquí tienes 11 de las canciones que más han “golpeado” a Rodgers con su respectivo comentario sobre por qué son sus favoritas.

Technotronic, Pump Up the Jam

Si tuviera que pensar en mi canción favorita, en la que entras y la escuchas y tienes que correr a la pista de baile, sería: [rapea] “Pump up the jam, pump it up while your feet are stomping”. [Súbele a la canción, súbele mientras tus pies pisan fuerte]. Es tan mágico y tan increíble que no importa cuántas miles de veces lo haya escuchado, sigues teniendo la misma reacción.

First Choice, Dr. Love

También soy un gran fan del sonido Philly y de esos discos de diva que salieron, como Dr. Love de First Choice. Esa canción es increíble para mí. No sólo la canción es genial, sino que la destreza vocal de [Rochelle Fleming] y First Choice me encanta.

Snap!, The Power

Desde la misma palabra…“I got the power!”. [¡Tengo el poder!] Es uno de esos discos con los que se corre a la pista de baile al instante. Me encanta.

Kool and the Gang, Hollywood Swinging

Lo bueno de todas estas canciones es que te dan una señal para que dejes lo que estabas haciendo. Puedes estar charlando con alguien, puedes tomar una copa, y en cuanto oyes [canta la fanfarria inicial de Hollywood Swinging] y te dan un minuto para ir, [canta] “bump bump bump”, te vas a la pista de baile. Es como la bomba.

LMFAO, Party Rock Anthem

Aunque sé que la gente puede burlarse de él, porque es un tema muy novedoso, Party Rock Anthem es un éxito. No hay nada en ese disco que no sea cautivador. Es ridículo, ¿verdad? E incluso después de que se rompa con “Everyday I’m shuffling” [Todos los días estoy barajando] [silba el gancho], todo lo que tiene es genial. Es un disco realmente increíble. Y eso es lo que se supone que son las grandes canciones dance.

Cheryl Lynn, Got to Be Real

Me encanta Cheryl Lynn y la versión larga de Got to Be Real; vengo de la era de las 12 pulgadas, así que hablo de 12 pulgadas. Casi todos estos discos de mi lista tienen estas grandes voces de diva en las que simplemente matan. No sólo la banda y el arreglo la “rompe”, sino que también hay algo en esos discos de diva que encantan.

Sister Sledge, We Are Family

Por supuesto tengo que incluir una de mis canciones. Tengo que poner We Are Family en mi lista, y no es necesariamente nuestro mejor tema disco, pero es probablemente el que hace que todo el mundo se vuelva loco. Una vez más, es la calidad de diva de Kathy [Sledge] cuando la banda se rompe y ella simplemente se va, todo en una toma. Se inspiró en el tema, y se encendió en él. Se metió de lleno en la canción. Y lo he visto toda mi vida, o al menos desde que la escribí: Los DJs ponen We Are Family y la pista de baile se llena.

Rick James, Super Freak

Todo el mundo se burla de mi flequillo, y dicen: “Hombre, te pareces a Rick James”, así que le doy la razón a Rick. Siempre me decía: “Sabes, tu pelo es como el mío, excepto que el tuyo es de verdad”. Super Freak es un gran, gran tema de baile. La hemos tocado juntos. Fue una explosión.

C+C Music Factory, Gonna Make You Sweat (Everybody Dance Now)

Es otro de esos discos que es como I got the power de [Snap!] que tiene la gran voz de diva.

Prince, Let’s Go Crazy

Toqué esto con él. Esa fue, wow, la noche de mi vida. Nos lo pasamos en grande.

Loleatta Holloway, Hit and Run

Ella se desborda por completo en ese tema. Cuando la oyes dominar la canción, la devora por completo. Y ese es el tipo de grabación, cuando estás en una banda, compones un tema y el vocalista viene y añade los toques finales. Te sientes increíble. Es como lo que Kathy hizo a Sister Sledge, a We Are Family. Como solíamos decir, ella “orinó” sobre todo ese disco. Pensamos que era realmente bueno hasta el momento en que ella entró y yo dije: “Sabes, Kathy, acabas de convertirme en un genio”. [Risas]. Lo que escribí fue genial. Lo que acabas de hacer es tan exagerado. Y eso fue sólo una toma, ella estaba demasiado inspirada por la pista. Y casi todos estos discos de los que hemos hablado tienen ese tipo de interpretaciones increíbles que me imagino que entran ahí y escuchan esos temas, y dicen: “Demonios. No puedo esperar a llegar a esta parte para poder entrar”.

Trending