noviembre 22, 2021

La vez que Pearl Jam por poco deja los escenarios

“Había al menos una persona en la banda que consideró que quizás no debíamos volver a tocar”, recordó Eddie Vedder sobre el desafortunado festival Roskilde de 2000

Por  MELISA PARADA BORDA

Pearl Jam, 1992.

Gary Malerba

Los conciertos suelen ser espacios alegres en los que cientos de personas se congregan en un solo lugar para celebrar la música. La norma dicta que son lugares seguros en donde lo más grave que podría ocurrir sería un empujón o un desmayo, pero siempre ha existido una excepción a la regla. Y aunque hace algunas semanas el mundo fue testigo de los terribles hechos ocurridos en el festival Astroworld del rapero Travis Scott, es cierto que esta no es la primera vez en la que un evento de este tipo se convierte en tragedia.

Hace poco el líder y vocalista de Pearl Jam, Eddie Vedder, reflexionó sobre lo ocurrido en el festival Roskilde en Dinamarca el viernes 30 de junio de 2000, durante el episodio I Am Mine de la serie Words + Music (el programa fue grabado tiempo antes de la tragedia de Astroworld). “Había al menos una persona en la banda que consideró que quizás no debíamos volver a tocar”, comentó. “Aunque esa era una posibilidad que no le gustaba al resto de nosotros, de todos modos era algo que no podía ser descartado”.

El músico también explicó que aquel suceso le hizo “desaparecer en Europa” y comenzar a tomar clases de guitarra en España, una experiencia que le llenó de calma al no entender muy bien el idioma de las personas a su alrededor. Dos meses después la agrupación volvería a los escenarios pero según Vedder, los nervios se sentían con más intensidad pues tan solo la prueba de sonido del día anterior “se sintió un poco extraña” y el ver los asientos vacíos había adquirido otro significado.

Un rato más tarde, una tormenta eléctrica le inspiró a crear una canción que sería incluida en su álbum de 2002, Riot Act.“Había mucha emoción. Pensé, ‘Puedo aprovechar esto, tengo que hacer algo’”, continuó. “Tenía una pequeña grabadora y ahí fue cuando grabé ‘I Am Mine’. Se trataba sobre prepararse para aquel primer show y esperar que todos estuviéramos a salvo la noche siguiente”.

El festival Roskilde

En ese entonces, la agrupación hacía parte de uno de los casi 200 artistas que participarían en el festival Roskilde en Dinamarca, uno de los eventos más importantes de Europa que en ese momento contaba con una trayectoria de 30 años. La banda liderada por Vedder subiría al escenario más grande a las 10:30 p.m., en donde tocaría los mejores éxitos de discos como Ten (1991), No Code (1996) y Binaural (2000) frente a 50 mil fans que estaban ansiosos por ver a los músicos de Seattle. Sin embargo, la emoción se transformaría en terror pues tras casi una hora de presentación, la situación se salió de control dejando como resultado en nueve personas, entre los 17 y los 26 años, fallecidas a causa de asfixia.

De acuerdo con las declaraciones que algunos testigos le dieron a ROLLING STONE un mes después del suceso, al momento del show sintieron que algo no estaba bien puesto que incluso desde la tarima era difícil ver lo que estaba pasando abajo. “En media hora supe que era algo de vida o muerte”, comentó un asistente. “No podía levantar mis brazos y era difícil respirar. Levanté mi cabeza para respirar aire fresco; temía por mi vida”.

Testimonios como este abundaron días después de la tragedia, dado que la gran mayoría de las personas que vivieron aquel infierno de primera mano coincidieron en que no había espacio para moverse ni respirar con facilidad, esto sumado a la euforia de individuos a los que no les importó pasar por encima de los demás (literalmente) con tal de ver al grupo en primera fila.

Tras 45 angustiosos minutos, el tour manager de Pearl Jam, Dick Adams, le informó a Vedder lo que estaba ocurriendo a sus pies, por lo que el músico detuvo la presentación en medio de Daughter’ y le pidió al público retroceder un poco: “Lo que va a pasar en los siguientes cinco minutos no tiene que ver con música, pero es importante. Imaginen que soy su amigo y deben retroceder para no hacerme daño. Ustedes tienen amigos al frente, ahora voy a contar hasta tres y van a dar tres pasos hacia atrás”.

Y así sucedió, pero para algunos fue demasiado tarde ya que a pesar de que el staff intentó alertar a la banda tan rápido como pudo, el resultado fueron nueve personas fallecidas, tres heridas de gravedad y 25 más con heridas menores.

Horas más tarde, Vedder emitió el siguiente comunicado a nombre de la banda: “Esto es muy doloroso… Creo que estoy esperando que alguien nos despierte y nos diga que fue una pesadilla… No hay absolutamente ninguna palabra que pueda expresar nuestra consternación ante los padres y seres queridos de estas valiosas vidas que se perdieron. Aún no nos han dicho con exactitud lo que ocurrió, pero parece tan fortuito y espantoso… no tiene sentido. Cuando aceptas tocar en un festival de esta magnitud y reputación es imposible imaginar una situación tan devastadora. Nuestras vidas no volverán a ser las mismas, pero sabemos que no es nada comparado con el dolor de las familias y amigos de los involucrados. Es muy trágico… no hay palabras”.

Posteriormente, Pearl Jam canceló un par de fechas siguientes y regresó a los escenarios en agosto de ese mismo año, aunque no pisaría ningún festival hasta 2006 cuando hizo parte del Reading and Leeds en Inglaterra.

Pese a las investigaciones que se realizaron para dar con una explicación que permitiera entender la tragedia, en 2002 las autoridades llegaron a la conclusión de que no había razón alguna para “presumir que se ha hecho algo castigable”.

La banda nunca olvidó aquel desafortunado día ya que además de haberlo conmemorado en ‘I Am Mine’, cada 30 de junio le rinde un homenaje a las víctimas del festival Roskilde.

Trending