marzo 24, 2022

La urgencia por superar las irregularidades del registrador

La crisis de credibilidad que vive la Registraduría Nacional llegó a su punto más alto en los últimos días. El caos institucional ha puesto el foco sobre Alexander Vega y su cuestionable gestión de cara a las elecciones más importantes para el país

Por  ROLLING STONE

Colprensa

Desde la caída de la página de la Registraduría el día de elecciones de Congreso y el fallo de la app Infovotantes, hasta las notorias inconsistencias en el proceso de preconteo y los resultados del escrutinio, han sembrado una enorme preocupación en todos los sectores políticos frente a la transparencia del proceso electoral. 

El mismo lunes posterior a las elecciones, el Pacto Histórico reportó votos perdidos en más de 29.000 mesas. Las dudas del Pacto venían desde antes de la jornada, por lo que podría ser producto de un diseño defectuoso en las actas usadas para la transmisión de datos. Aunque la Registraduría no prestó atención a esta alerta, esta unión política contrató una firma experta que rápidamente encontró inconsistencias en los primeros resultados del preconteo, como reveló la periodista Maria Jimena Duzán. 

Lo que vino después fue noticia nacional. Los días posteriores a la jornada electoral transcurrieron entre la tensión de la tarea de recuperación de votos no contados, mayoritariamente para el Pacto Histórico, y los reclamos ante las autoridades hablando incluso de fraude electoral. Más de 500.000 votos fueron recuperados para el Pacto y aunque el registrador, Alexander Vega, desmintió la posibilidad de fraude, reconoció irregularidades en el proceso de reporte y anunció la actualización de los datos finales en el escrutinio. 

El manto de duda cayó sobre la Registraduría con mucha más fuerza tras los cuestionamientos del expresidente Álvaro Uribe, que calificó la alta votación del Pacto Histórico y los votos recuperados como ilegítimos. Desde sectores afines al Gobierno se habló de fraude al referirse a la victoria política del partido de oposición. La presión sobre Vega fue insostenible y nuevamente se pronunció ante las dudas, anunciando ahora una solicitud ante el Consejo Nacional Electoral para el recuento de todas las mesas del país y definir la composición del Congreso. Incluso el presidente Duque respaldó esta nueva decisión, agregando más vacilaciones sobre la independencia de la Registraduría para conducir con transparencia las elecciones. 

Las quejas de las bancadas de oposición ante la propuesta de Vega no se hicieron esperar, especialmente al alegar que la cadena de custodia de los tarjetones ya se había roto. No fueron los únicos sectores que se pronunciaron con preocupación ante este nuevo escenario de dudas. Aunque al final Vega se echó para atrás tras una reunión con la Comisión Nacional de Garantías Electorales y la negativa de todos los partidos políticos a aceptar un reconteo, la gran sombra sobre la gestión del registrador solo se hizo más grande. 

Y es que Alexander Vega Rocha tiene un pasado profesional dudoso o al menos su experiencia parece corta para un cargo de tanta importancia como el actual. En un perfil elaborado por la revista Cambio, se asegura que su camino hasta la registraduría estuvo acompañado de la repartición de regalos costosos entre políticos de alto nivel y amistades con personajes del calibre de los Char o los Besaile. De hecho, la elección de Vega fue apoyada por el Centro Democrático, partido en el poder. Precisamente por esta razón, la sugerencia de Uribe sobre un posible fraude a manos del partido de oposición parece tan poco factible.  

Al final de este caótico episodio electoral, la mayor preocupación recae sobre las garantías que entregará la Registraduría para el buen desarrollo de las presidenciales. Tanto las condiciones tecnológicas como logísticas de la institución no solo deberán ser óptimas para superar los problemas de las legislativas, sino que se requiere una reconstrucción de la confianza en tiempo récord si se quiere conservar la transparencia y armonía sobre el ejercicio democrático de la jornada del 29 de mayo.

Trending