Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

La rapsodia de Oblivion’s Mighty Trash

Nos sumergimos en el mundo del joven rapero y en su más reciente álbum No me acuerdo. A sus 20 años ya proyecta ambiciones elevadas, desafiando la tradición de que estos artistas alcanzan su punto álgido en la treintena

Por  MARTÍN TORO

marzo 18, 2024

MARIANITA.

En el ámbito musical es fundamental evitar comparar las edades de los artistas con los frutos y logros de su carrera. Cada artista, sin duda, imprime su sello distintivo, una esencia única que lo separa y define en el vasto panorama musical. A pesar de ello, no se puede pasar por alto la sorprendente claridad y madurez exhibidas por Sebastián Álvarez, mejor conocido en el submundo del rap colombiano como Oblivion’s Mighty Trash, quien, a sus 20 años, proyecta una presencia artística firme y un gran futuro por delante.

Con tres años transcurridos desde su incursión en la música en 2020 con su canción ‘Vibing’, la constante creación y lanzamiento de sencillos, así como la participación en numerosos conciertos en Colombia, evidencian una evolución notable del rapero de Medellín. 

La habilidad de producir sus propios beats agrega una capa adicional a la autonomía artística de Oblivion. Su proceso de selección de samples destaca su gusto por aquellos sonidos con un toque noir y oscuro, con saxofones lentos y pianos atmosféricos. Su estilo lo lleva a explorar desde baladas antiguas hasta música japonesa y funk africano, rompiendo barreras estilísticas y añadiendo su toque único a cada composición.

Desde sus primeros temas publicados, como ‘Basura’, ‘Goya’, y ‘Low Budget’ podemos entender de qué trata la lírica de Oblivion’s Mighty Trash; sus rimas hacen reflexiones personales sobre su lugar en la sociedad, el compromiso con el rap y sobre lo que es ser un rapero joven en ascenso.

No fue sino hasta 2021 que su música tomó cierta popularidad al publicar sus sencillos ‘Medallo Bullies’ y ‘Puro parcerito’. Ese mismo año publicó su primer EP titulado Tha Nonstop, una colección de cinco canciones donde el rapero de Medellín deja claros sus principios y su estilo de lobo solitario. En 2022 hizo público LO-POCALYPSE LOOPS, su primer álbum de larga duración, donde resalta el beat relajado de ‘Bastian Laurent’, la crítica fría de ‘Anarquía en Medellín’ y la producción en ‘Eso está muy jazzudo’.

Conciertos en Medellín y Bogotá le abrieron las puertas para poder seguir creciendo su arte y para recolectar fanáticos en cada barrio de estas ciudades. Sus presentaciones lentamente se han ido convirtiendo en un lugar de culto, donde sus seguidores hacen filas por varias cuadras para ver el frondoso pelo de Oblivion rebotando sobre sus rimas y beats.  A comienzos de 2023, Oblivion se juntó con el productor Dóntia y publicaron Monsieur, el segundo EP del rapero paisa.

A finales de 2023, Oblivion’s Mighty Trash sacó a la luz No me acuerdo, su segundo álbum de estudio en el que rapea sobre beats propios y de los productores Saygi, Dóntia, Pocket Tincho y AGAPO. Este trabajo surge de la inspiración en la fotografía análoga como símbolo de recuerdos irrepetibles. Oblivion destaca la importancia de conservar momentos únicos a través de esta estética, explorando temas del tiempo, presente, pasado y futuro.

En cuanto a la producción del álbum, el coproductor Saygi compartió la intensidad del proceso, mezclando y masterizando cada tema en un período extenso de tiempo. La presión de crear algo único lo lleva a experimentar con nuevos sonidos, como el funk brasileño en ‘bonu$’ la última canción del álbum.

Al hablar de la clave de su éxito, Oblivion destaca la autenticidad y la conexión con la audiencia, apasionándose y comprometiéndose plenamente con su arte, siendo fiel a sí mismo y evitando replicar discursos ajenos. Todo esto lo llevará en 2024 a presentarse en la tarima de algunos de los festivales más importantes en Colombia.

El hip hop en Medellín es una cosa completamente distinta a lo que era hace unos 10 años, la gente se está alejando de lo convencional, buscando nuevas voces y explorando géneros más allá del pop y el reggaetón. La autenticidad y la identidad cultural juegan un papel crucial en el auge del rap en la región.