La invasión a Ucrania se mantiene en medio del recordatorio de la amenaza nuclear

Tras siete días de la incursión de Rusia en Ucrania, el conflicto sigue un curso preocupante que incluye una amenaza nuclear

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Reuters

Al séptimo día de la continuidad en el conflicto entre Ucrania y Rusia, el saldo de pérdidas humanas y efectos colaterales humanos y materiales sigue en aumento. Aunque hay diferencias entre los reportes de civiles muertos y heridos, los bombardeos continúan en las principales ciudades ucranianas. De acuerdo con el servicio de emergencia ucraniano, se contabilizan 2.000 civiles muertos en medio de los ataques, mientras que otras fuentes como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos registró al menos 550 víctimas civiles, incluidas 142 muertes, entre el 24 y el 28 de febrero.

Los más recientes hechos indican que las tropas rusas aterrizaron este 2 de marzo en Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, a la vez que se mantienen bombardeos en barrios residenciales de Kiev, la capital. Miles de ciudadanos se refugian en el metro subterráneo de esta ciudad. 

Los dirigentes de la Unión Europea han insistido en la presión económica y el apoyo al gobierno ucraniano, a la par que el tema de la dependencia del gas ruso de buena parte de Europa empieza a cuestionarse. Las pérdidas económicas en Rusia, debido a las sanciones gubernamentales y de compañías como Apple y Boeing, han creado un ambiente tenso para los empresarios de este país que comienzan a solicitar que pare la incursión en Ucrania. 

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó este miércoles una resolución que rechaza la incursión militar de Rusia, apoyada por 141 afirmaciones de los 193 Estados integrantes. Además, el presidente de Estados Unidos anunció el cierre del espacio aéreo para aviones rusos. Por su parte, el ministro de asuntos exteriores ruso, Serguei Lavrov, aseveró que, en caso de una Tercera Guerra Mundial, esta definitivamente involucraría armas nucleares

La oficina de las Naciones Unidas para los refugiados informó que la cifra de ucranianos desplazados ascendió a 874.000. Esta crisis migratoria ha levantado viejas heridas cruzadas por el racismo que ha caracterizado a la Unión Europea al enfrentar crisis similares recientes como la de población siria y afgana que fue duramente repelida por la mayoría de países de la región, especialmente los de Europa del Este. 

Se suman estas críticas a la cobertura que medios europeos han hecho de este desplazamiento masivo, con una mirada racista de la situación, resaltando este conflicto como diferente por ser parte de una nación “civilizada”, de personas blancas, diferente a los conflictos en Medio Oriente o África. 

Mientras tanto, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenskim ha comentado en sus redes sociales que la aceptación de Ucrania dentro de la U.E. tiene el apoyo del parlamento europeo, pero no ha habido una respuesta oficial al respecto. Por ahora, las negociaciones de paz ya establecidas entre Ucrania y Rusia tendrán lugar en la ciudad bielorrusa de Brest el jueves 3 de marzo.