agosto 24, 2022

Kristal: el salto al pop-punk colombiano

Desde la ópera y la música clásica, hasta el urbano. Una artista sorprendente que plantea el regreso del género al margen latinoamericano

Por  VALENTINA VILLAMIL

Cortesía de prensa Kristal

Isabel Cristina Restrepo, el verdadero nombre detrás de su personaje, parece haber vivido mil vidas. Desde sus recuerdos más incipientes con el violín en grandes orquestas de Medellín, hasta cantar junto a artistas afines al urbano, como L’Omy o JUANPORDIOS!, pasando por su participación en montajes de canto lírico de ópera y zarzuela, para sacar a relucir sus raíces provenientes de la ciudad más reggaetonera de Colombia. Luego de un giro de 180 grados, ahora se presenta al mundo como Kristal, una nueva apuesta al pop-punk colombiano.

“Siento que este es mi camino, y por aquí me voy a ir”, empieza hablando para luego mirar atrás y compartir el recuento de los pasos que la llevaron a unirse al renacer del pop-punk. “Recuerdo mucho mi adolescencia, y de niña tener mis referentes musicales ahí en el pop y en el punk, en el pop-punk y en el rock. Yo soy de esa generación que creció viendo MTV, viendo los videos e inspirándome de ahí. Yo jugaba a eso de niña, yo quería hacer eso”.

La nostalgia dosmilera también la contagió, y como una promesa a sus recuerdos de infancia, Kristal dejó de jugar a ser Avril Lavigne para crear un proyecto completamente nuevo, con la habilidad de converger sus múltiples talentos y dar vida a su creación que vio la luz por primera vez este año. ‘Rosa Pastel’ fue su carta de presentación, la canción que nos dio un primer vistazo a su “versión más fiel”, como ella misma definiría. Con guitarras y bajos que parecieran anunciar la llegada de un nuevo ciclo, el violín no pierde el protagonismo en medio de sus actuales, y quizá futuras, producciones.

Su trayectoria ha sido todo un camino de aprendizaje, autodescubrimiento y experimentación. Los primeros proyectos que la dieron a conocer como artista no fueron precisamente detrás de un micrófono, sino al frente de una cámara, a pesar de haber tenido la oportunidad de tocar junto a grandes figuras de la música, como Armando Manzanero o Carlos Varela durante sus 10 años de experiencia con la Orquesta Sinfónica Amadeus. Cristina, como podríamos llamarla en su faceta actoral, empezó con papeles teatrales para luego dar un gran salto a la televisión y el cine. La vimos en Yo soy Frankie, la serie de Nickelodeon, en novelas colombianas como La bruja, La reina del flow, Los medallistas, La nocturna o Laura, la santa colombiana, e incluso producciones con proyección internacional a través de Netflix.

La actuación llegó como un factor sorpresa en su camino, pues ha dedicado su vida a formarse dentro de la música. “Una vez, en la guardería, como cuando tenía tres o cuatro años, el profesor de música -me acuerdo mucho de él, le decían ‘Pacho Guitarra’- nos enseñó una canción, y esa canción yo ya la había escuchado por mis papás. La empecé a cantar, me la sabía y él se quedó mirándome, sentía que yo tenía una habilidad. Entonces ahí mismo llamó a mis papás y les dijo: ‘Miren, tienen que meterla a clases de música’”. Fue así como desde sus 12 años empezó a formarse como violinista y cantante en la Red de Escuelas de Música de Medellín.

“Crecí sintiendo que la música siempre fue parte de mi vida, desde escucharla hasta tener clases más serias, pero para mí eso era como un juego de niños. A mí me encantaba, yo no lo sentía como una presión de academia”.

Cortesía de prensa Kristal

Su paso por el género urbano quedó plasmado en su primera entrega discográfica, 9 días, que precisamente con nueve canciones, mostró el resultado del ejercicio inicial en un estudio de grabación. Sin embargo, esto fue apenas un paso más cerca hacia lo que realmente quería. “A pesar de que es tan diferente a lo que yo estoy haciendo ahorita, fue un comienzo muy bonito para mí como artista independiente”, resalta. Trabajó de la mano con productores de todo el país, además de presentar varias colaboraciones dentro del álbum, y estas le permitieron formar bases sólidas para pisar fuerte en lo que sería el nuevo rumbo de su carrera.

“A mí lo urbano me encanta, pero tal vez ya descubrí que lo que de verdad quiero hacer es esto que me gusta, que me conecta con lo que más me identifico. Siento que fue algo necesario en la vida. Uno a veces necesita probar cosas distintas que te van a enseñar mucho para tal vez prepararte a un momento que está por llegar”, confiesa.

Bajo las influencias de Paramore, Blink-182, Simple Plan, PXNDX, Allison y Moderatto, continúa con su más reciente lanzamiento, ‘No vuelvas’. Entre versos que relatan una dolorosa ruptura amorosa, se escuchan las guitarras que exploran sonidos enérgicos contrastando con la melancólica, pero dura despedida. Dirigido por TURBO, el vídeo musical que acompaña el sencillo presenta a su banda formada por mujeres, un factor fundamental en su puesta en escena. “Llevo ensayando con ellas ya un par de meses. Me puse a buscar mujeres que son súper talentosas y que llevan años metidas en esto”.

La participación femenina dentro de este proyecto fue una de las principales razones que la impulsaron a evolucionar con su obra. Habiendo experimentado el encasillamiento dentro de un estereotipo al intentar trazar su carrera musical en el género urbano, Kristal se libró de ataduras para ser fiel a sí misma, no sólo desde el punto de vista artístico, sino también con la alineación de su filosofía de vida en relación a sus composiciones. “Mi planteamiento siempre fue: ‘Voy a hacer que mi proyecto genere visibilidad para las mujeres del género y de la industria’”.

Kristal continúa pavimentando su camino a medida que comparte su transformación musical dentro de su nueva propuesta. Con los brazos abiertos recibe las oportunidades que la han hecho caminar a pasos agigantados hacia sus objetivos, prometiendo colaboraciones con grandes del pop-punk que están próximas por llegar y que, además, se han presentado naturalmente, como si la vida misma le señalara el camino correcto.

Trending