julio 25, 2022

Kate Moss relata cómo se descubrió el lado oscuro del modelaje siendo adolescente

“Creo que se aprovecharon de mi vulnerabilidad porque yo era joven e inocente”, comentó la supermodelo en una nueva entrevista

Por  ROLLING STONE

Kate Moss.

Theo Wargo

Kate Moss es una de las supermodelos más icónicas del mundo de la moda, un medio tan controversial para sus consumidores y tan hostil para quienes desean tener una carrera allí, especialmente cuando se busca hacerlo desde temprana edad. Este fue el caso de la modelo británica que en una entrevista reciente confesó cuáles fueron las experiencias que, siendo adolescente, la hicieron darse cuenta del lado oscuro de la industria.

En el programa Desert Island Discs de BBC Radio, relató una de sus primeros recuerdos traumáticos cuando apenas iba a cumplir 15 años y se disponía a tener una sesión de fotos para un catálogo de ropa interior. “El fotógrafo me dijo, ‘Quítate la camiseta. Lo hice y en ese entonces era muy tímida… y pude sentir que algo andaba mal, así que tomé mis cosas y hui de allí”, recordó. Moss aseguró que aquel momento le sirvió para agudizar sus instintos y para poder reconocer una persona inescrupulosa “a metros de distancia”.

Pero las experiencias de este tipo solo iban aumentando ya que antes de ser escogida para su primera gran campaña con Calvin Klein en 1992, tuvo una sesión con la difunta fotógrafa de moda Corinne Day para la revista The Face, su pase a la fama. Moss recordó haber llorado un montón por tener que desnudarse, puntualmente bajo la presión de Day. “Ella me decía, ‘Si no te quitas la camiseta, no te voy a agendar para Elle’. Es doloroso, yo la amaba, era mi mejor amiga pero era una persona complicada”, comentó. “Las fotos estuvieron increíbles, ella obtuvo lo que quería y yo sufrí por ello, pero al final me beneficiaron enormemente. Cambiaron mi carrera”.

La campaña para Calvin Klein junto al actor Mark Wahlberg (conocido en ese entonces como Marky Mark) tampoco fue sencilla, principalmente porque al no sentirse cómoda posando semidesnuda frente a una cámara, tuvo que tomar Valium para la ansiedad y agarrar fuerzas para levantarse de la cama. “La ansiedad se manifestaba como náuseas y no podía levantarme de la cama. Pero después de la sesión estuvo bien, como que se desvaneció”, puntualizó. “Creo que se aprovecharon de mi vulnerabilidad porque yo era joven e inocente, y Calvin amaba eso”.

En los 90 e inicios de los 2000, la delgadez extrema era el común denominador en las pasarelas de grandes casas de moda, y las imágenes de modelos que sufrían de evidentes trastornos alimenticios se apoderaron de las vallas publicitarias y portadas de las revistas. Moss, aunque ha asegurado no haber sufrido de anorexia, fue objeto de críticas por “promover” la tendencia ‘heroin chic’, una estética que glorificaba el consumo irresponsable de sustancias psicoactivas, en especial de la heroína.

“Fui el chivo expiatorio de muchos de los problemas de la gente”, sostuvo. “Nunca fui anoréxica, nunca lo he sido y jamás he probado la heroína. Era delgada porque no me alimentaban en las sesiones de fotos o en las pasarelas, y además siempre he sido delgada. Creo que fue impresionante porque no era voluptuosa, pero era una chica normal”.

En 2016, Moss creó su propia agencia de modelos a la que pertenece su hija Lila y a quien, asegura, le ha enseñado a no hacer cosas si no quiere y si no se siente cómoda. La modelo también recalcó que tras sus más de 30 años de experiencia, se ha preocupado porque sus modelos cuenten con el acompañamiento de sus agentes durante las sesiones fotográficas, en caso de que el equipo incurra en conductas inapropiadas.

Gracias al surgimiento del movimiento Me Too, modelos como Christy Turlington, Carla Bruni y Sara Ziff –quien en 2012 fundó la organización Model Alliance para proteger los derechos de las y los modelos en Estados Unidos– han levantado su voz en contra del acoso sexual y la promoción de desórdenes alimenticios dentro del medio. No obstante, aún cuando en los años recientes se ha trabajado por una industria del modelaje más inclusiva y diversa, el retorno de la moda de los 2000 apunta a un regreso peligroso de la malsana delgadez.

Trending