Julian Assange logra su libertad tras un acuerdo con el gobierno de EE.UU.

El fundador de WikiLeaks será liberado luego de que se declare culpable de un cargo de violación a la Ley de Espionaje de Estados Unidos.

Por  VALENTINA VILLAMIL

junio 25, 2024

WikiLeaks vía X.

Julian Assange, fundador de Wikileaks, ha recuperado su libertad tras llegar a un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, permitiéndole abandonar el Reino Unido. El Tribunal Superior de Londres le concedió la libertad bajo fianza después de que Assange aceptara declararse culpable de un cargo específico, como parte de un trato que evitará su encarcelamiento en Estados Unidos. 

Assange pasó los últimos cinco años en una prisión británica mientras luchaba contra su extradición a Estados Unidos, donde enfrentaba graves acusaciones por la divulgación de documentos militares secretos a través de Wikileaks.

Assange fue acusado de conspiración para obtener y divulgar información relevante para la defensa nacional estadounidense, cargo que conlleva severas penas bajo la Ley de Espionaje. Originalmente, el fundador de Wikileaks se enfrentaba a 18 cargos por la publicación de documentos militares clasificados de Estados Unidos, que incluían detalles sensibles sobre las guerras en Irak y Afganistán. 

No obstante, el acuerdo alcanzado reducirá significativamente su condena, ya que Assange solo responderá a un cargo y se le otorgará crédito por el tiempo ya cumplido en prisión en el Reino Unido.

Tras su liberación, Assange viajó a Bangkok para reabastecerse antes de dirigirse a Saipán, en las Islas Marianas del Norte, donde se llevará a cabo una audiencia judicial en un tribunal de distrito de Estados Unidos. Allí, se espera que Assange se declare culpable y luego regrese a Australia, según los términos del acuerdo.

El pacto alcanzado con las autoridades estadounidenses es significativo para el caso. Los fiscales han recomendado una sentencia de 62 meses de prisión, la cual será cubierta por el tiempo que Assange ya ha pasado detenido en el Reino Unido. Esta resolución contrasta con la posible condena de hasta 175 años de prisión que enfrentaba si hubiera sido declarado culpable de todos los cargos que se le habían imputado en un principio.

La elección de las Islas Marianas como lugar para la audiencia responde tanto a la logística como a la desconfianza de Assange hacia el gobierno estadounidense. Las islas están relativamente cerca de Australia y ofrecen un entorno más seguro para Assange, quien ha acusado a funcionarios estadounidenses de, presuntamente, planear su asesinato. El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha asegurado que Assange regresará a Australia poco después de la audiencia.

El acuerdo es el resultado de una campaña global y un prolongado período de negociaciones con el Departamento de Justicia de EE.UU. La plataforma Wikileaks, actualmente dirigida por Kristinn Hrafnsson, ha declarado que la liberación de Assange es el fruto de “una batalla dura”. Por su parte, la esposa de Assange, Stella Assange, ha manifestado que buscarán un indulto después de la declaración de culpabilidad de su esposo, subrayando la preocupación que el caso ha generado entre los medios a nivel mundial.

Kristinn Hrafnsson, 2024.
Peter Cziborra/REUTERS.

Assange ha estado en el centro de un prolongado y complejo proceso legal desde que Wikileaks publicara documentos confidenciales sobre las operaciones militares de Estados Unidos en 2010. Tras refugiarse en la embajada ecuatoriana en Londres en 2012 para evitar la extradición a Suecia por acusaciones de violación, pasó casi siete años allí antes de ser arrestado en 2019. Desde entonces, ha enfrentado múltiples procesos legales, incluyendo solicitudes de extradición por parte de Estados Unidos.

El 24 de junio de 2024, tras un proceso de negociación y acuerdos, Assange alcanzó un pacto con la justicia estadounidense que le permitió recuperar su libertad. Este acuerdo es un desenlace significativo en una saga legal que ha durado más de una década. 

Ante la noticia, diferentes mandatarios y figuras políticas se han pronunciado en apoyo a Assange, celebrando su libertad. Andrés Manuel López Obrador, actual presidente de México, comentó la libertad de Assange señalando: “Celebro la salida de Julian Assange de la cárcel. Cuando menos en este caso, la Estatua de la Libertad no quedó como un símbolo vacío; está viva y contenta como millones en el mundo”.

Así mismo, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, hizo eco a la noticia a través de X. “La prisión eterna de Assange y su tortura era un atentado contra la libertad de prensa a escala global. Denunciar la masacre de civiles en Irak por parte de la acción bélica de EEUU fue su crimen, ahora la masacre se repite en Gaza”. 

CONTENIDO RELACIONADO