julio 29, 2022

Jim Beam y Muse apoyan a la nueva generación de músicos en las Welcome Sessions

Hablamos con Chris Wolstenholme y Dominic Howard sobre cómo las pequeñas bandas se ven beneficiadas por las Welcome Sessions, el proceso de producción de su más reciente álbum de estudio Will of the People y volver a tocar en vivo

Por  MARTÍN TORO

Sam Grant

Comenzar una banda puede ser una locura completa. Conciertos, mercancía, redes sociales, componer música y sobre todo, poder tocarla bien en vivo. Esas son algunas de las difíciles tareas (entre miles de otras más) que una agrupación musical debe considerar al momento de embarcarse en el mundo de la industria musical. Pero muchas de las bandas que hoy en día conocemos y que tanto amamos, no serían nada sin la comunidad que se formó junto a ellos desde su primer día. Es por eso que Jim Beam se juntó con la agrupación británica Muse para darle la bienvenida nuevamente a su campaña Welcome Sessions.

Hablamos con Chris Wolstenholme (bajo) y Dominic Howard (batería) sobre cómo las pequeñas bandas se ven beneficiadas por las Welcome Sessions y el sentido de la comunidad, el proceso de producción de su más reciente álbum de estudio Will of the People y volver a tocar en vivo.

¿Cómo ha estado apoyando Muse a artistas o bandas independientes con las Welcome Sessions de Jim Beam?

Dominic Howard: Las Welcome Sessions trata de hablar de ese sentimiento de comunidad, entre las bandas que están comenzando, las ciudades, y las bases de fans de esas comunidades. Es algo que resonó mucho con nosotros porque fuimos una banda de un pueblo muy pequeño del Reino Unido, era una comunidad chica pero que nos ayudó bastante a lo largo del camino, desde individuos, hasta venues como The Cavern Club donde grabamos el video junto a Jim Beam.

Chris Wolstenholme: Para nosotros se trataba de reflejar aquellos primeros días cuando apenas estábamos comenzando y la forma en que llegamos al lugar en el que estamos hoy en día. Éramos tres chicos de la escuela con mucho interés por la música, y fueron las personas que nos rodeaban las que tomaron un papel importante en nuestras carreras para ayudarnos a crecer como agrupación.

Fuimos bastante suertudos de tener amigos que seguían a la banda, iban a todos nuestros conciertos. Y eso es realmente importante para las bandas que están comenzando. No se trata de las personas que integran la banda, sino de las que la rodean. El objetivo final de estar en una banda es poder conectar con la gente, y debes hacer eso desde el primer día. La razón por la que entré a una banda era porque quería ver a las personas disfrutando de la música mía y que las hiciera feliz. En los primeros conciertos que hicimos con Muse quizás fueron 10 personas, 2 años después eran 200. Y para nosotros se trataba de poder crecer esta comunidad y que de alguna manera se tradujera al mundo entero.

Sam Grant

¿Hay algo que extrañen de esos primeros días con Muse?

C: A comienzos de marzo volvimos a tocar en The Cavern Club. Nosotros solíamos tocar en sitios de así todo el tiempo, 2 o 3 veces al mes, y es un tipo de energía totalmente diferente al que se siente cuando tocas en un estadio. Cuando estás sobre el escenario y esa primera fila de personas está casi que en tu cara es una experiencia distinta. Se me había olvidado qué se sentía tocar en un lugar así de pequeño y estar así de cerca de tus fans. Cuando tocas en un estadio hay algo de desconexión entre la banda y la audiencia. En un club pequeño todos forman parte de lo mismo. Es de las cosas que más extraño. Eso y que antes cuando terminabas de tocar, dejabas tus cosas y te dirigías directamente al bar, y así hablabas con la gente que te vió tocar. Hoy en día no puedes hacer eso y conocer a 20 mil personas.

Recientemente escuchamos ‘Kill or be Killed’ como adelanto de su próximo álbum, Will of the People. ¿Qué podemos esperar de este nuevo material?

D: Es una mezcla ecléctica de muchas de las cosas que hemos hecho. Es un álbum balanceado y variado, tiene momentos pesados, delicados, influencias clásicas y electrónicas. Tiene un poco de todo.

El proceso fue divertido, muy distinto al álbum anterior, porque esta vez nosotros lo producimos. Así que fue un proceso similar al que tuvo The Resistance. Tuvimos el lujo de poder tener más tiempo y explorar ideas. No importaba si no hacíamos mucho durante un día porque podíamos volver al siguiente y volver a hacerlo. Todo fue durante la pandemia, así que no teníamos compromisos. Lo más difícil cuando haces un disco es hacerlo bien. (risas) Es interesante cuando te produces a ti mismo y debes tener cuidado de ser más analítico, pero es algo que realmente amamos hacer.

Ustedes son muy conocidos por hacer álbumes conceptuales… ¿Cuál es el tema esta vez para este nuevo álbum?

D: Revolución. Es el tema que más ronda a través del álbum.

¿Cómo ha sido este verano? Leí sobre los conciertos en toda Europa. ¿Cómo ha sido esta experiencia?

D: Ha sido increíble, no habíamos tocado en casi dos años y medio. Es la mayor cantidad de tiempo que hemos pasado sin tocar, fue asombroso poder tocar y ver a los públicos nuevamente. La gente estaba desesperada para juntarse y sudar junta. Nunca había visto tanta gente haciendo y montada en los hombros de otra como este verano. Todos quieren disfrutar nuevamente de las experiencias en vivo. !Por fin¡ estamos regresando a lo que solíamos ser.

Trending