diciembre 27, 2021

Hispana y el orgullo de ser mexicana

La “Mamba Negra” revela cómo se convirtió en una de las máximas representantes del rap en Latinoamérica y reflexiona en torno al auge de la escena urbana en México

Por  KARLA LEÓN

Cortesía Universal Music

Hispana es sinónimo de empoderamiento femenino. En 2012, la rapera irrumpió en la escena urbana con Mamba Negra, su EP debut. Ante sus ojos, los versos y las rimas se revelaron como una oportunidad para amplificar historias cotidianas y, al mismo tiempo, impregnarlas de un carácter social y feminista. Desde entonces, la también llamada “Mujer de Fuego” demostró ser parte fundamental de un género que cobra fuerza a pasos agigantados. 

Este año, la originaria de Monclova, Coahuila le dio vida a Mujer de Fuego, su cuarto material discográfico, en el que plasmó una visión multicolor sobre ser mujer, así como un sonido old school con toques sofisticados de hip hop. Tras este lanzamiento y como parte de una serie de nuevos sencillos, Hispana presentó ‘Andamos al Cien’, junto a Yoss Bones. “Es un tema que fluyó a partir de lo que estaba sucediendo en el momento”, cuenta la rapera en entrevista con ROLLING STONE

“Por fin pude encontrar a Yoss con un poco de espacio para trabajar este sencillo y nos metimos al estudio. Queríamos crear algo fresco, sobre todo en la cuestión musical. Nunca pensamos en hacer una canción que hablara acerca de las mujeres y nuestra fuerza; fue algo natural, pero, finalmente, tiene ese mensaje sobre demostrar que sí se puede, que nada nos detiene y que podemos salir adelante. Las dos traíamos eso en la mente y simplemente surgió”. 

Cortesía Universal Music

Anteriormente, Hispana colaboró con Yoss Bones en ‘Tequila y Miel’, tema al que considera un precedente de ‘Andamos al Cien’. “La fusión de nuestras voces le gustó mucho a la gente. No nos habíamos visto y congeniamos bastante bien, así que nos juntamos en el estudio y todo fue muy natural, como si dos amigas se sentaran un día a platicar. Esto marcó una evolución para ‘Tequila y Miel’, una canción que grabamos cuando ambas empezamos a hacer nuestros pininos. Estoy muy contenta, es un gran tema’, afirma Hispana. 

Hablar sobre la esencia musical de Hispana es poner el dedo sobre los significados de sus letras. Con un espíritu libre, la rapera ha extendido a lo largo de estos años un importante discurso en torno al poder de ser mujer y, particularmente, de ser mexicana. “Estos temas son relevantes en la sociedad y en el mundo; a pesar de que la canción se escribió sin esta intención, siempre me gusta meter estas narrativas en mis letras, sobre todo en aquellas que pueden llegar a otro público.

Me gusta hablar sobre la figura de la mujer, la esencia femenina, las voces y también acerca de ser mexicana. Al final, es jugar un poco con esto de la cultura. Meter a México en mis canciones es algo que amo”, señala la rapera, mientras detalla algunos aspectos del video musical que acompaña a este sencillo que se desenvuelve como un mantra de fuerza e independencia. “El video fue filmado por Luxon Films, una productora audiovisual de Guadalajara. Tuve la oportunidad de aportar algunas ideas en el estilo visual y lo que quería que se plasmara. Siempre estoy metiendo la cuchara en todo lo que tiene que ver con mi proyecto”.  

El eterno reinado de la “Mamba Negra”

“Las mujeres decidimos tomar las riendas de nuestras vidas; perdimos el miedo y somos tantas que, de alguna manera, esto se transformó en una rebelión en la que nos inspiramos las unas a las otras”, expone Hispana como reflexión ante la interrogante sobre el panorama actual de la mujer en la escena del rap. “En el género urbano hay mujeres increíbles que hacen cosas maravillosas, pero todavía nos falta. Estamos inspirando a las nuevas generaciones, así que esto solo es un vistazo de lo que va a surgir en la música”. 

Para la rapera, el futuro de las mujeres en la escena urbana está enmarcado por la inspiración. “Tenemos que hacer las cosas bien y de corazón; de una manera en la que podamos inspirar a otras chicas a descubrir que también pueden hacer lo mismo, y no precisamente rap, sino cualquier otra cosa como bailar o pintar. Así lo veo yo, un futuro prometedor para las mujeres en el rap y en el género urbano en general, y veo a muchas niñas siguiendo los pasos de estas mujeres que, de alguna manera, también han labrado un camino para que nosotras sigamos haciendo lo que nos gusta”, plantea Hispana. 

Con plena autoridad en sus rimas, la intérprete de ‘La Mexicana’ logró establecer una conexión que va más allá de la música para visibilizar contextos, historias y personajes. Sin titubeos, Hispana considera este acto como una responsabilidad y una posible respuesta en la música para hablar sobre lo que ocurre en México y Latinoamérica. “Definitivamente sí, siento una responsabilidad y es lo que he hecho durante todo mi proyecto, desde que empecé.

De alguna manera, a veces la gente piensa que mi rap es rudo o muy violento, pero yo creo que estoy reflejando la vida tal cual la vivimos en nuestro país; estoy mostrando mi vida o la vida de los demás. Es muy importante decir las cosas como son y esto es parte de mi proyecto, no sé si para otros lo sea, o tal vez para los demás no es una responsabilidad como tal, pero yo sí me siento con la responsabilidad de decirle al mundo lo que está pasando”, señala Hispana, al mismo tiempo que medita sobre la esencia del rap en México y los discursos que faltan en el género, ante el buen momento que vive esta escena alrededor del mundo. 

“Todavía existe mucho público purista en el rap mexicano y muchos MCs puristas. Nos falta romper esa barrera entre lo que es el rap, el ser purista y lo que se tiene que hacer realmente para que el rap mexicano tenga un nivel mundial y a tope. Creo que debemos quitarnos esta máscara o esta idea de creer que el rap no se puede mezclar con otros géneros, que el rap no se puede fusionar con el ranchero o con el pop. 

Es importante que nuestra cultura y el rap mexicano lleguen a otros niveles. En algún momento yo fui muy purista, pero con el paso del tiempo, te das cuenta de que esto no te lleva a nada, solamente pone barreras. Hoy en día, es muy importante saber que el rap puede ir más allá y, definitivamente, ir más allá significa experimentar con sonidos, con nuevos géneros y dejar de estar apuntando al MC porque hace nuevos sonidos. Depende del público y de los artistas llevar al rap mexicano a otros niveles, a otras ligas”. 

Una nueva piel 

“Nunca me ha gustado pensar en el futuro, siempre fluyo con mi presente”, dice Hispana sobre el porvenir. “Definitivamente tengo metas y sueños, me gustaría mucho comenzar a tocar en festivales chidos, en festivales grandes y me encantaría poder hacer buenas colaboraciones el próximo año con Snow Tha Product, Nathy Peluso, Nicki Nicole, con las mujeres que están figurando hoy en día en la escena de lo urbano y pienso en eso, esos son mis objetivos, eso me gustaría que pase próximamente”. 

Por ahora, Hispana abrirá el próximo año con más fechas del Mamba Negra Tour. “Soy feliz girando, llevando la música en vivo a mi gente, espero presentarme muy pronto en todo México”, explica. Adicionalmente, la ‘Mujer de Fuego’ se prepara para el lanzamiento de un par de sencillos que verán la luz durante este y el próximo año. “Vamos a sacar más canciones, unos feats interesantes y después de lanzar estos sencillos me voy a poner a contemplar qué es lo que viene, si vamos a sacar un EP, un mixtape o un disco, pero, por lo pronto, las personas van a disfrutar estos meses de música nueva”. 

Con los pies en la tierra, Hispana asegura que la nueva faceta de su proyecto musical llegará de la mano de nuevas colaboraciones. “Casi no tengo colaboraciones en todo mi proyecto, desde que empecé he sido un poco solitaria en el aspecto de escribir y crear las canciones. Me encierro en mi burbujita y trabajo yo sola, pero últimamente las personas están esperando esto. Puedo decir que van a ser feats muy buenos, algunos ya están grabados y otros están en proceso de composición”. 

Hispana vive uno de los momentos más importantes en su trayectoria, sin embargo, se toma el tiempo para mirar hacia atrás y reconocer todo aquello que, hoy, la hace ser. “Yo y mi proyecto hemos cambiado mucho. Desde el lanzamiento de Mamba Negra, el EP que me puso en el mapa del rap mexicano, de alguna manera comencé a pensar en todo esto de manera profesional. Volteo a atrás y mi mentalidad con respecto a la música ha cambiado mucho y esto se debe a que en el camino conocí a más gente, tuve experiencias. 

La chiquilla del 2012 que cantaba en las plazas o que cantaba para sus amigos ha recorrido mucho camino, ha cambiado de mentalidad, formas de trabajar y la manera de ver este negocio, porque también se convirtió en eso. Me gusta y creo que todavía vienen cambios nuevos. Estoy feliz con lo que he hecho, me siento plena con mi evolución musical, con la evolución de mis letras y de lo que hago. Me pone muy feliz saber que muchas personas siguen esta evolución conmigo y han permanecido a mi lado a pesar de los cambios. Estoy bien agradecida con el tiempo, con mi carrera y con la gente que me ha ayudado a llegar hasta aquí”, confiesa Hispana, quien abiertamente, demuestra ser la mujer que manda, cuando de rap mexicano se habla.

Trending