agosto 10, 2020

Franco y renovado

Antonio Banderas convirtió su infarto al corazón en el motor de su nueva vida en la que además de ser más feliz, recoge algunos de los premios más importantes del mundo por 'Dolor y gloria', de Pedro Almodóvar

Por  ROLLING STONE

Cortesía

Extraído de RS192, julio, 2019

En lo más alto de las escalinatas del Palacio del cine del Festival de Cannes, donde más tarde recogería el Premio a la Mejor Interpretación Masculina por su papel en la cinta Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, Antonio Banderas recibió una inusual pregunta: “¿Cuánto te ha costado llegar hasta acá?”, le cuestionó Thierry Frémaux, el mandamás del certamen galo. “40 años”, respondió el madrileño, quien no entendía que el directivo francés se refería al tiempo que tardó en volar de Londres, donde actualmente reside, a Niza para llegar por tierra a Cannes.

Una semana antes, en esa misma ciudad de la Riviera Francesa, el español había presentado junto a Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Asier Etexeandia y Leonardo Sbaraglia el drama Dolor y gloria, donde encarna a un célebre cineasta que su ocaso, justo cuando se está haciendo viejo y pierde el gusto por la vida. Ese personaje (Salvador Mallo) lleno de achaques, con poca inspiración y con una tardía curiosidad por las drogas le mereció al protagonista de La máscara del zorro, Desperado y El gato con botas el premio más importante de una carrera que efectivamente cumple 40 años. Pero más que el galardón, lo que Banderas celebró esa noche fue la vida misma en general y su vida propia en particular, aquella que se resquebrajó cuando con ataque al corazón que sufrió el 26 de enero de 2017. “Los meses en los que rodamos esta película han sido, probablemente, los más felices como actor en mi vida y eso no me lo puede quitar nadie”, señaló el actor al presentar Dolor y gloria a los medios de comunicación, ante quienes intentó disfrazar un llanto que inevitablemente se escapó por sus ojos.

“Después de haber sufrido un evento cardiaco hace dos años y medio, probablemente mi adicción ha sido reencontrarme a mí mismo. Esta película me ha ayudado mucho. Pedro me lo dijo en alguno de los ensayos: ‘Hay algo nuevo en ti, desde que tuviste ese ataque al corazón que no quiero que reprimas, sino que lo enseñes en el personaje. Al Banderas franco y nuevo’”, relató Banderas.

Y no había mejor personaje, ni mejor proyecto para mostrar a ese “nuevo Banderas” que Dolor y gloria una de las más autobiográficas cintas de Almodóvar, con quien colaboró por octava ocasión. “Aunque el personaje se llama Salvador Mallo, no es ningún secreto que Salvador Mallo es Pedro Almodóvar. Lo respeto, admiro y amo. Es mi mentor y me ha dado tanto, que este premio obviamente tenía que estar dedicado a él”, pronunció sobre el escenario del Teatro Lumiére, mientras recibía una de las ovaciones más entrañables de toda su carrera que comenzó cuando Alejandro González Iñárritu, en su función de Presidente del Jurado de Cannes, pronunció su nombre para anunciar quién se llevaría el premio al Mejor Actor. “No sólo se lo dedico a Pedro porque es mi director, sino también porque es el personaje que interpreto, así es que hay mucho de él en este premio”, dijo Banderas en su camino a la sala de conferencias del certamen, donde desfilan todos los ganadores de la edición con todo y sus flamantes premios. “Pero Pedro, el puñetero, no te deja utilizar todo lo que te da” y por eso, “muchos actores se enfrentan a él ‘porque es un no continuo’”, dijo Banderas en una charla que provocó con la prensa española a unos minutos de recibir el galardón.

“¿Se puede agradecer en la vida tener un ataque al corazón?”, se preguntaba con sentido del humor. “No hay mal que por bien no venga, dicen, ¿verdad? El infarto me ayudó a eliminar la paja, las tonterías, el coche que te vas a comprar… Hay cosas que ocurren en la vida y que uno las ve venir como un tren agresivo que trata de tumbarte, pero que si las pasas, te hacen reflexionar sobre la vida, sobre uno mismo, y en la profesión de un artista, esas cosas son muy importantes», agregó emocionado el intérprete, quien confesó sentir cierta frustración por la ausencia de la Palma de Oro en la vida de Almodóvar. Una Palma de Oro que todos estamos seguros que algún día llegará.

Reflexiones “Almodovarianas»

Cuando Pedro Almodóvar se dio cuenta que Dolor y gloria se convertiría quizá en la más autobiográficas de todas sus películas sintió vértigo. “Hubo un momento de vértigo al principio cuando comprobé que me iba a convertir en el protagonista de la historia. Fue entonces cuando me pregunté si quería seguir, porque eso me obligaba a contar muchas cosas dolorosas de mí mismo. Dudé un momento, pero una vez que decidí seguir adelante, ya no me costó ningún trabajo”, relató durante una entrevista que tuvo como fondo la espectacular costa azul de Cannes.

Ya sin dudas, el cineasta manchego ganador de un premio Óscar fabricó un drama cuya narrativa se teje entre los amorosos años de su infancia (los años sesenta en un pueblo de Valencia, con Penélope Cruz como su madre) y la actualidad en Madrid, donde el azar provoca un encuentro con su primer amor adulto. “No quiero pensar que he tenido más dolor, porque no quiero victimizarme y porque creo que en el mundo hay mucha gente que puede habla de dolor mucho más que yo y que no tiene soluciones para disipar sus enfermedades. He tenido el dolor suficiente para hacer esta película y saber de lo que hablo. Pero creo que el éxito ha sido mayor. Ambas cosas han sido inesperadas. Yo no pensaba a los 20 años que me iba a convertir en un director de éxito pero estoy agradecido a la complicidad que he creado a lo largo de más de 30 años con el espectador y también de poder haber comprado algunos cuadros”, dijo con orgullo.  

Dato melómano

Pedro Almodóvar eligió “Come sinfonía” de la cantante italiana Mina como el leitmotiv de Dolor y gloria debido a que durante su infancia escuchaba mucha música italiana y consideraba a la intérprete como parte de su familia. “Busqué una canción de principios de los años sesenta que evocará la luz del mediterráneo y así me reencontré con Mina”, recuerda el cineasta, Pedro Almodóvar.

Mira el tráiler de Dolor y gloria:

Trending

CONTENIDO RELACIONADO