Four Seasons Tamarindo: Un oasis de arquitectura, diseño, gastronomía y cultura mexicana

Un destino ideal para los aventureros amantes de la naturaleza, el lujo y la comodidad

Por  ROLLING STONE

marzo 19, 2024

Prensa.

En la costa pacífica mexicana, entre las exuberantes sierras de Jalisco y las impresionantes playas de Tamarindo, emerge un nuevo símbolo de lujo moderno y hospitalidad de vanguardia: el Hotel Four Seasons Tamarindo. Este epicentro de elegancia y sofisticación es mucho más que el mejor resort de vacaciones en todo Latinoamérica, sino que es un evidente homenaje a la rica y única cultura mexicana y un monumental espectáculo visual y arquitectónico que respeta su entorno a través de varios elementos que configuran el definitivo paraíso del pacifico.

Hotel Four Seasons Tamarindo se mimetiza orgánicamente en su entorno inhóspito y natural, gracias, en gran parte, a una arquitectura que rinde culto a la belleza del pacífico mexicano llena de acantilados monumentales que emergen desde la costa. La estructura e implantación fueron concebidas para entreverarse armoniosamente con el paisaje natural circundante, utilizando materiales orgánicos locales y técnicas de construcción y arquitectura sostenible.

Las paredes de piedra y las amplias terrazas, que se proyectan según la inclinación del terreno, ofrecen un ambiente de serenidad y conexión con la naturaleza, mientras que las vistas panorámicas del océano y la selva crean una sensación de grandeza y privilegio.

Prensa.

El interiorismo del Four Seasons Tamarindo representa al nuevo México mediante una constante celebración de la elegancia y el encanto artesanal. Cada espacio está cuidadosamente desarrollado con elementos en base y concordancia con la artesanía local y la cultura mexicana, llevados al minimalismo y la vanguardia. Con una diversa paleta de colores cada detalle evoca la esencia vibrante y diversa de México. Los espacios son minimalistas, artísticos y acogedores, y el mobiliario antepone la función y la comodidad por encima de la opulencia.

Con una arquitectura que armoniza perfectamente con su entorno natural y un compromiso inquebrantable con la preservación del medio ambiente, el complejo redefine el concepto de hospitalidad de lujo moderno. En el Hotel Four Seasons Tamarindo resalta su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente, y este es evidente y se refleja en todo su diseño y arquitectura. El hotel ha sido concebido siguiendo los más altos estándares de construcción sostenible, utilizando materiales eco-amigables y prácticas de construcción responsables. Todas las instalaciones están diseñadas para maximizar la eficiencia energética y reducir su huella ambiental.

Por otra parte el Hotel Four Seasons Tamarindo no escatima en la conservación de la biodiversidad y la protección del hábitat y toda la reserva. El hotel trabaja de la mano con organizaciones locales y biólogos expertos en conservación para proteger y preservar la flora y fauna nativas de la región.  Además de funcionar como líder educativo y defensor de la conservación en la comunidad local. Tanto empleados y huéspedes,  pueden conocer toda la historia y diversidad a través de múltiples espacios y charlas que construyen memoria sobre la grandeza de su naturaleza. 

El Four Seasons Tamarindo está equipado con habitaciones que permiten a sus visitantes gozar del entorno natural desde la comodidad. Las suites frente a la playa son la elección perfecta para aquellos que desean disfrutar al máximo del entorno costero. Estas espaciosas suites ofrecen diversas áreas de estar, comedor y dormitorio, todo ello diseñado para brindar confort y lujo a cada momento de su estancia. Algunas cuentan con piscina infinita privada, ubicada estratégicamente sobre la arena, que ofrece vistas impresionantes de la playa y el océano, ofreciendo una experiencia de inmersión en relajación y serenidad mientras disfrutan del sol y la brisa marina.

El hotel también dispone de habitaciones elevadas en el acantilado, rodeadas de la reserva natural circundante. Estas suites de un dormitorio ofrecen vistas panorámicas desde su posición en lo alto del acantilado, mientras que la piscina infinita de 13 metros, la hamaca y la ducha al aire libre brindan un ambiente de lujo, exclusividad y privacidad. Cada detalle está diseñado para maximizar la experiencia del huésped, con alojamientos únicos en su especie.

Prensa.

La cocina en el Hotel Four Seasons Tamarindo no es solo un ejercicio para cumplir con una oferta gastronómica. Y por el contrario, el constante esfuerzo de un equipo multidisciplinario con visión global por mostrar que la gastronomía mexicana es una de las mejores en el mundo cumple y posiciona su cocina como una de las mejores en todo el pacifico con una variedad de espacios y formatos que ofrecen una experiencia culinaria única inspirada en la rica tradición gastronómica de México.

Desde la cocina regional de la costa del Pacífico hasta los sabores más autóctonos, cada plato está preparado con ingredientes frescos y de alta calidad, del mar o el campo, directamente a la mesa. Los huéspedes pueden disfrutar de cenas frente al mar, degustaciones de mezcal y tequila, o aprender a preparar auténticos platos insignia mexicanos en clases de cocina interactivas.

Liderado por el Director Culinario Nicolás Piatti y apoyado por un dedicado equipo de chefs, granjeros, pescadores, sommeliers, forrajeros y mixólogos, cenar en Four Seasons Resort Tamarindo promete un viaje inmersivo al corazón de la gastronomía mexicana. Arraigada en la tradición y con sabores vibrantes, la oferta culinaria es un testimonio del profundo respeto por la tierra. Con ingredientes del prestigioso Rancho Ortega, el Four Seasons celebra las bondades de cada estación y elabora platos que honran la riqueza de la cocina mexicana.

Con tres restaurantes de clase mundial que celebran la diversidad y la autenticidad de la cocina mexicana, este destino se convierte en un paraíso gastronómico para los huéspedes acostumbrados a cocinas que exploran y desarrollan los sabores locales a tal punto de convertirse en un referente local. Sal, con su elegancia y sofisticación frente al mar, es un destino culinario indiscutible en el Hotel Four Seasons Tamarindo. Aquí, el lujo moderno se entrelaza con vistas impresionantes del océano Pacífico, ofreciendo una experiencia gastronómica refinada que deleita los sentidos. 

Desde mariscos frescos hasta carnes asadas y opciones vegetarianas, Sal presenta una amplia variedad de platos exquisitos, todo complementado por una selección cuidadosamente curada de vinos y cócteles artesanales. 

Prensa.

Nacho continúa su tributo a la herencia culinaria de México, con platos que honran los sabores genuinos y las técnicas arraigadas de la cocina mexicana. Este restaurante invita a sus visitantes a adentrarse en una diversidad de exquisiteces inspiradas en las distintas regiones del país, desde tacos y ceviches hasta antojitos y especialidades de la parrilla. La frescura y la temporada definen la esencia de cada creación, brindando así una experiencia gastronómica auténtica y llena de sabor.

Explorando la gastronomía mexicana en un ambiente informal y acogedor, Coyul ofrece un refugio al aire libre para desayunos relajados y cenas románticas en el Hotel Four Seasons Tamarindo. Con vistas panorámicas de los jardines tropicales y al océano. Con desayunos ligeros y saludables hasta cenas íntimas bajo las estrellas, los huéspedes pueden elegir entre una amplia selección de opciones gastronómicas, acompañadas de jugos frescos, cafés artesanales y vinos espumosos. Este restaurante ofrece una variedad de platos clásicos y contemporáneos, con la excelencia de los mejores chefs de la región.

Prensa.

Los tres restaurantes del Hotel Four Seasons Tamarindo ofrecen una experiencia gastronómica incomparable que combina la frescura de los ingredientes locales, la creatividad culinaria y un servicio excepcional en un entorno impresionante. Ya sea que los huéspedes estén buscando una cena elegante con vistas al mar, una experiencia auténtica de cocina mexicana o un desayuno relajado al aire libre, encontrarán una variedad de opciones deliciosas y experiencias memorables en cada uno de los restaurantes del hotel. Con su enfoque en la calidad, la autenticidad y la hospitalidad excepcional, el Hotel Four Seasons Tamarindo se ha convertido en un destino gastronómico imprescindible para los amantes de la buena comida y las experiencias culinarias únicas

Este hotel es más que un destino de lujo; es un lugar donde se celebra la rica cultura mexicana en todas sus facetas. Desde las coloridas festividades hasta las expresiones artísticas locales, cada experiencia está diseñada para sumergir a los huéspedes en la autenticidad y el espíritu de México. Los programas culturales incluyen espectáculos de danza folclórica, conciertos de música tradicional y visitas a pueblos cercanos para descubrir la artesanía local.

El Four Seasons Tamarindo se destaca por sus actividades únicas que se pueden hacer tanto en familia como solos. Los huéspedes podrán adentrarse en las cocinas del hotel con el programa de hacer pizza en familia. Guiado por el talento de los Chefs, tanto adultos como niños podrán crear una pizza a su gusto y disfrutar del proceso de cocinar como todo un profesional.

Para los amantes de la naturaleza, explorar la naturaleza nocturna en Tamarindo es una experiencia única que revela la vida en un mundo diminuto pero vibrante. Durante el recorrido botánico guiado, dirigido por el entomólogo Dr. Pavel Kirillov, los huéspedes pueden descubrir la fascinante diversidad de insectos y pequeñas criaturas que habitan la reserva natural. Desde las habilidades de organización de las hormigas soldado hasta el camuflaje de las orugas, cada detalle revela la asombrosa complejidad de la vida en la naturaleza. Este viaje, adecuado para huéspedes de 7 años en adelante, ofrece una perspectiva única del ecosistema nocturno y la oportunidad de apreciar la belleza en lo más pequeño.

Prensa.

Continuando con las experiencias naturales, la reserva natural de Tamarindo ha sido un santuario para la investigación y conservación durante casi tres décadas. Aquí, biólogos e investigadores se dedican a documentar y proteger la vida silvestre y el funcionamiento del ecosistema. En el Discovery Center, los visitantes pueden sumergirse en esta pasión por el aprendizaje, explorando y compartiendo conocimientos con el equipo. Además, los guías del Four Seasons ofrecen expediciones especializadas, desde avistamiento de aves hasta tours de esnórquel, para explorar la diversidad de la reserva natural y su entorno marino.

Las playas vírgenes de Tamarindo albergan una biodiversidad excepcional, siendo hogar de aves marinas, delfines y hasta ballenas jorobadas. A lo largo de los años, estos mamíferos marinos han utilizado las bahías de Tamarindo para enseñar a sus crías a vivir en armonía con el entorno. Observar de cerca a ballenas y delfines es una experiencia mágica que permite a los afortunados huéspedes conectarse con la naturaleza. Con actividades marinas cuidadosamente diseñadas para respetar el ecosistema, ofrecen la oportunidad perfecta para explorar el océano circundante para honrar y proteger a las criaturas que lo habitan.

Prensa.

Los huéspedes podrán mantenerse activos durante su estancia, explorando el inmenso campo de Golf con el que cuenta el resort. Inaugurado en 1995, este espacio es un santuario para los amantes de este deporte. Diseñado por el arquitecto David Fleming, este campo de 18 hoyos estilo links ofrece desafíos únicos en cada parada, mientras sus jugadores se mueven a través de la exuberante selva tropical y la costa rocosa del Pacífico. Con vistas panorámicas al océano, tanto los expertos del golf como principiantes podrán disfrutar de la serenidad y la belleza mientras juegan en uno de los destinos más codiciados para los entusiastas del deporte.

Prensa.

Apoyando al talento local, el hotel cuenta con su programa llamado Puro Talento Mexicano, que celebra la excelencia a través de una colaboración entre renombrados arquitectos y diseñadores del país, como Víctor Legorreta, Mauricio Rocha y Mario Schjetnan, quienes unieron fuerzas en el estudio LegoRocha para dar vida al proyecto. Cada detalle del resort, desde los espacios comunes hasta las habitaciones, está impregnado de elementos de la rica cultura prehispánica y la estética contemporánea mexicana, gracias a la visión de diseñadores como Uribe Krayer, Estudio Esterlina, Esrawe Studio y Bibiana Huber. 

Además, los huéspedes pueden vivir la autenticidad y la conexión cultural a través de los uniformes del personal, la vajilla, las hamacas, las canastas de ropa y otros elementos decorativos, todos creados por talentosos artesanos de diversas regiones de México. Esta fusión de tradición y modernidad en cada espacio del resort ofrece a los visitantes una experiencia inmersiva y enriquecedora que resalta la diversidad y la belleza del arte y el diseño mexicano.

Prensa.

En el Four Seasons Tamarindo no hay espacio para la exuberancia sin sentido. Y es que si algo representa la costa norte del pacifico mexicano es la sofisticación y sobriedad de sus regiones. Particularmente ha encuentra su razón de ser dentro de los valores más esenciales. La naturaleza y las personas se convierte en el punto focal de estas costas, apartándonos completamente del los artilugios del old luxury. La conexión con nosotros mismos y con el ambiente circundante.

El verdadero logro de esta impresionante propiedad, es mostrarnos que el descanso es una necesidad básica en nuestras vidas, y que para encontrar paz interior y reconectar con nuestras emociones, se requiere más que tomar un avión para ir al sur del continente. Aquí todo está totalmente pensado para brindarte momentos únicos que ofrecen reflexión, el descanso y la diversión. Con menos de dos años de operación, el Four Seasons Tamarindo lidera la hospitalidad mexicana y se abre paso entre los mejores hoteles del mundo, además de posicionar a México dentro de los destinos de más alto nivel en la hotelería global.

Conoce más a través de la página oficial de Four Seasons Tamarindo y no te quedes sin ser parte de esta experiencia.