Fallece el actor Donald Sutherland a los 88 años

El actor de M*A*S*H, Gente como uno, No mires ahora y Los juegos del hambre falleció en Miami luego de padecer una larga enfermedad.

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

junio 20, 2024

Donald Sutherland en JFK

Cortesía de Warner

Nos acaba de dejar ese hombre alto y delgado de mirada penetrante que representó el mejor cine de los años setenta. Donald Sutherland fue un actor con experiencia en el teatro de repertorio británico, quien en la década del sesenta actuó en varias series de televisión británicas (The Avengers, The Saint) y en algunas películas de terror de bajo presupuesto como Castle Of The Living Dead (1963) y Die! Die! My Darling! (1965), para luego conseguir un papel en la exitosa The Dirty Dozen (1967) y obtener sus primeros elogios como el irreverente cirujano Hawkeye Pierce en el largometraje revolucionario de Robert Altman, M*A*S*H (1970). 

El políticamente activo actor canadiense luego hizo la transición de papeles de antihéroes a roles protagónicos. Sus actuaciones emblemáticas incluyen al excéntrico sargento Oddball en Kelly’s Heroes (1970) junto a Clint Eastwood; el detective reservado en Klute (1971), junto a Jane Fonda (con quien escribió, produjo y protagonizó la película antibélica F.T.A. de 1972); fue Jesucristo en la película de Dalton Trumbo Johnny Got His Gun (1971); un padre clarividente y obsesionado con la muerte de su hijo en la inquietante obra maestra de Nicolas Roeg, Don’t Look Now (1973); Casanova en la cinta de Fellini de 1976, un perverso fascista en 1900 (1976) de Bertolucci; el protagonista del estupendo remake de Invasion Of The Body Snatchers (1978); el afligido padre en la película de Robert Redford ganadora del Óscar, Ordinary People (1980); y el agente alemán en Eye Of The Needle (1981). 

Sutherland como Hawkeye en M*A*S*H*
Cortesía de 20th Century Studios

En los años posteriores, Sutherland siguió apareciendo regularmente en películas y series de televisión, aunque pocos de sus papeles han igualado sus éxitos anteriores. Fue el padre de Kate Bush en el hermoso videoclip Cloudbusting de 1986; nos ofreció una convincente interpretación de un maestro sudafricano cuya conciencia lo lleva al activismo anti-apartheid en A Dry White Season de Euzhan Palcy (1989); dejó una gran impresión como Mister X, en JFK (1991) de Oliver Stone; hizo parte de una de las mejores cintas protagonizadas por Will Smith llamada Six Degrees of Separation (1993); fue el entrenador y cofundador de Nike, Bill Bowerman, en Without Limits (1998), la cinta biográfica sobre el corredor olímpico Steve Prefontaine (Billy Crudup); fue memorable en la versión de 1995 de Pride And Prejudice como el padre de Elizabeth Bennett (Keira Knightley); y las nuevas generaciones lo recuerdan como el siniestro presidente Snow en The Hunger Games (2012) y sus secuelas.

Sutherland como el presidente Snow en The Hunger Games
Cortesía de Lionsgate

Sutherland estuvo casado con las actrices Lois Hardwick y Shirley Douglas. Su hijo con Douglas es el actor Kiefer Sutherland, llamado así en honor a Warren Kiefer (el guionista de Castle Of The Living Dead, la primera película donde actuó su padre), y el protagonista de cintas como The Lost Boys (1987), Flatliners (1990) y la exitosa serie 24. Padre e hijo aparecierían juntos en A Time To Kill (1996), pero, curiosamente, el padre rechazó una oferta para interpretar al padre Jack Bauer, el personaje de Kiefer, en 24. Sin embargo, volverían a aparecer juntos en el western Forsaken (2014). 

Ante la desaparición de su padre a los 88 años, dijo Keifer: “Personalmente, creo que es uno de los actores más importantes en la historia del cine. Nunca se amilanó ante un papel, bueno, malo o feo. Amaba lo que hacía y hacía lo que amaba, y uno no puede pedir más que eso. Una vida bien vivida.”