Etta James, un texto escrito por Bonnie Raitt

Una voz privilegiada

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Roland Godefroy

EXTRAÍDO DE RS74, DICIEBRE 2008

Hay muchas cosas en la voz de Etta James, mucho dolor, mucha vida y, sobre todo, mucha fuerza. Se suele hablar de James como la cantante de blues definitiva; su voz es una aplanadora alimentada con descaro e insolencia. Pero como demuestra en “At Last” –un exuberante número dos en las listas de R&B en 1961– cada vez que suena en el primer baile de una boda, James (aún enérgica tras seis décadas de carrera, pese a su vida intensa) no se limita a lamentarse, es igualmente poderosa y única, ya cante pop, jazz, baladas o rock.

Puede ser agresiva en una canción y luego romperte el corazón con su sutileza y finura. Pese a ser tan cruda, hay gran inteligencia y sabiduría en su forma de cantar. Beyoncé personificó a James en la película Cadillac Records.

Mira el tráiler de Cadillac Records: