Crítica: Venganza silenciosa

El maestro de la acción regresa con una propuesta arriesgada, pero que no supera los altos estándares impuestos por John Wick.