<i>Licorice Pizza</i>

Paul Thomas Anderson, uno de los mejores directores de la actualidad, filma un maravilloso homenaje a los años setenta y al caos inherente al primer amor