Crítica: El rey de la montaña

Un joven ciclista intenta seguir los pasos truncados de su padre, en una cinta colombiana de hermosa factura y exceso de melodrama.