Esteban Cortázar, 20 años en la cima del diseño mundial

Un repaso por la historia y el ingenio del joven diseñador colombiano que celebra su aniversario en compañía de Hoteles W

Por  VALENTINA VILLAMIL

mayo 17, 2023

Cortázar nació un 17 de mayo de 1984

Cortesía de Hoteles W y prensa EC

La moda es un arte en constante evolución, una danza incesante entre la creatividad y la expresión personal. En el vasto escenario de diseñadores talentosos, uno de los nombres más resplandecientes y destacados es el de Esteban Cortázar, un creativo colombiano cuya obra ha cautivado al mundo con su estilo distintivo. Con 39 años, el artista ha dejado una huella indeleble en la industria de la moda, convirtiéndose en una figura revolucionaria y representativa para toda América Latina.

“En W Hotels, nos apasiona encontrar nuevas formas de que nuestros huéspedes experimenten los destinos de una manera única. Somos pioneros, innovadores y estamos conectados con la cultura, como lo está Esteban Cortázar”, ha dicho Carly Van Sickle, directora senior de Global Brand Marketing de W Hotels Worldwide. “Estamos orgullosos de homenajear a Esteban en su ciudad natal, donde puede celebrar los momentos más notables de su carrera junto a su familia y amigos”

Nacido en Bogotá, Colombia, desde temprana edad demostró un profundo amor por el diseño y la moda en un mundo en donde, tal vez, aún parecía una industria muy lejana. Su imaginación y su agudo sentido estético le llevaron a experimentar con diferentes formas, colores y texturas dando paso a crear su primera colección con tan solo 13 años. Así fue como mostró su trabajo en una pasarela local, siendo su carta de presentación como diseñador, e incluso llamando la atención de algunas figuras que catapultarían su carrera.

Para 1999 finalizaba una década gobernada por gigantes como Gianni Versace y Todd Oldham, entonces los bosquejos y diseños de Cortázar le interesaron al entonces director de moda de Bloomingdale’s, Kal Ruttenstein. Su admiración fue tal, que esta se convirtió en la primera cadena de tiendas a nivel internacional, en acoger su primera colección profesional para distribución.

Mientras terminaba de formarse en el Design and Architecture Senior High de Miami, Cortázar continuaba pavimentando su camino y conociendo personas, como Edit Meurrens, que serían una pieza clave en su ascenso. El mundo se convirtió en el lienzo de Cortázar cuando se trasladó a París, la cuna de la moda y el epicentro de la creatividad. Allí, el joven diseñador floreció y se sumergió en la rica historia del arte y la cultura. Inspirado por grandes maestros de la moda, como Cristóbal Balenciaga y Coco Chanel, Cortázar comenzó a forjar su propio concepto, fusionando la elegancia parisina con sus raíces latinoamericanas.

En 2002, a la edad de 18 años, el colombiano lanzó su propia marca homónima en la capital de Francia, convirtiéndose en uno de los diseñadores más jóvenes en tener su propia casa de modas. Su primera colección bajo su sello fue aclamada por la crítica, que elogió su enfoque fresco y su habilidad para crear prendas que destacaban la feminidad.

La obra de Esteban Cortázar es un equilibrio perfecto entre lo clásico y lo contemporáneo. Sus diseños resaltan sobre todo la esencia de la mujer con piezas que constan de cortes impecables y confecciones que marcan la silueta con elegancia, sobriedad y sofisticación. Sus creaciones empalman tanto texturas como patrones y colores que evocan la pasión y la alegría de su tierra natal.

Como parte del Council of Fashion Designers de América, el colombiano continuó desarrollándose y cosechando éxitos. En 2007, se convirtió en el Director Creativo de la prestigiosa casa de modas Emanuel Ungaro, donde además de familiarizarse y profundizar  en los conceptos y estilos europeos, dejó su huella con su propias colecciones. Su trabajo allí fue ampliamente elogiado, posicionando su nombre en el mapa de la industria.

Después de su paso por Ungaro, Cortázar decidió regresar a su propia marca y fortalecer su conexión con sus raíces colombianas. La empresaria y ex periodista norteamericana, Natalie Massenet contactó con el joven diseñador de entonces 28 años, con el ánimo de crear una cápsula para su portal Net-a-Porter.

Pero más allá de su talento como diseñador, Esteban Cortázar ha demostrado que es un visionario comprometido con la sostenibilidad y la ética en la moda. “No me parece relevante hacer colecciones de lujo en medio de la pandemia, porque no van con el tiempo actual debido a que, primero, la gente no puede salir de su casa, ni mucho menos lucir prendas así, y segundo, no es respetuoso hacer cosas caras en esta crisis ya que solo las puede comprar el 1 % de la población”, dijo el colombiano a Fashion Network en julio de 2020.

Consciente de los impactos negativos de la industria en el medio ambiente, ha abrazado prácticas ecoamigables en su proceso creativo. Utiliza materiales orgánicos y reciclados, promoviendo la moda consciente y responsable. Además, ha colaborado con comunidades locales en Colombia, impulsando la economía sostenible y preservando las tradiciones artesanales que a menudo representa con elementos en sus colecciones.

Su influencia ha trascendido las pasarelas, incluso ha llegado a vestir a figuras como Paris Hilton, Lady Gaga, Rihanna, Beyoncé y Kim Cattrall. Sus piezas se han colado en cada rincón, y hace par de años, fue el encargado del diseño del vestuario del emblemático Ballet de Nueva York.

De momento, Cortázar se encuentra celebrando los 20 años de su prolífica carrera, coincidiendo con la colaboración del diseñador junto al equipo de futbol París Saint-Germain. Esta asociación, además, festeja la historia de la formación deportiva francesa a través de toda un línea prêt-à-porter, en una fusión que amalgama las raíces colombianas del diseñador con su carrera y su vida en París.

La colaboración revitaliza las clásicas prendas deportivas, e incluye camisetas, shorts, accesorios, camisas y sudaderas con bordados y detalles en los que se resaltan la Torre Eiffel y algunas palabras en español.

La vida y obra de Esteban Cortázar son un recordatorio inspirador de que los deseos se pueden convertir en realidad. Su ascenso meteórico en la industria de la moda es un testimonio de su dedicación y talento innato, que se destacó una vez más en su reciente paso por Bogotá, en el marco de la Bogotá Fashion Week, en compañía de W Hotels.

A través de su visión y su búsqueda constante de la innovación; desde su estudio en París, y en medio de constantes viajes por el mundo, el colombiano continúa desafiando los límites de la moda, trascendiendo las fronteras culturales con sus creaciones, sin olvidar nunca sus raíces, ni el sabor del ajiaco bogotano, que tantos recuerdos trae a su memoria.

Parte de la colección creada por Cortázar para el Paris Saint-Germain

CONTENIDO RELACIONADO