Inauguran una estatua de Alejandro «Bocha» Sokol en la Estación Hurlingham

La escultura mide más de dos metros y pesa 1500 kilos; ya se puede visitar en la esquina de Jauretche y Remedios de Escalada, a pocas cuadras de la casa del "Bocha"

Por  MARTÍN SANZANO

enero 27, 2023

(Foto: Soledad Aznarez/La Nación)

Alejandro «Bocha» Sokol tiene un nuevo y merecido homenaje en su Hurlingham natal. Este lunes 30 de enero se inaugurará una escultura de más de dos metros del músico en la estación de tren de esa ciudad, ubicada en la Zona Oeste del Gran Buenos Aires.

La iniciativa fue de uno de los seguidores y vecinos de toda la vida de Sokol, Marcelo Jorge Fiori Quercetti, y la obra del escultor cordobés Adrian Bachi Delorto. La estatua de uno de los miembros fundadores de Sumo y Las Pelotas mide 2,10 metros de alto por 1,50 metros de ancho y pesa 1500 kilos. Después de varios meses de espera, ya se puede visitar en la esquina de Jauretche y Remedios de Escalada, un punto clave del barrio. Sin embargo, la idea nació a más de 10.000 kilómetros de distancia.

«Hará unos tres años viajé a Suecia a ver a mi hermano y mi familia, y algo pasó ahí -cuenta Marcelo en diálogo con ROLLING STONE-. Yo estaba con mi sobrino, que en ese entonces tendría seis años, y nos sacamos una foto al lado de una escultura. Por lo que entendimos, era de un músico lugareño. Mi sobrino se la quedó mirando y me dijo: ‘No sabía que a los músicos le hacían estatuas‘».

Marcelo, además de ser un fiel seguidor de la obra de Sokol, es abogado. Un día, a la salida de Tribunales, terminó de darle forma al proyecto en su cabeza. Llegó a su casa entusiasmado y le dijo a su esposa que había que poner una estatua de su ídolo en su ciudad natal. «El ‘Bocha’, en Hurlingham, era super importante. Una personalidad que andaba por todos lados, con una humildad y una modestia de buen vecino. Tuve la grata suerte de vivir a la vuelta de su casa. Supongo que eso también fue un disparador. ¿Por qué el Bocha no tiene una escultura en Hurlingham, su tierra?«, se preguntaba una y otra vez.

La estatua de Alejandro «Bocha» Sokol en pleno traslado de Córdoba al Gran Buenos Aires. (Foto: Facebook marcelo.fiori.50)

En agosto de 2021 se puso en contacto con el artista Adrian Bachi Delorto, de Villa del Rosario, Córdoba. Al escultor le gustó la idea y puso manos a la obra. «Apenas me mostró el boceto en arcilla fue increíble», recuerda Marcelo. Una vez que la estatua estuvo terminada, luego de algunos viajes a Córdoba en los que fue observando el proceso de cerca, logró traerla a Buenos Aires. Estuvo tapada con una manta en un depósito de Valentín Alsina, a la espera de la habilitación para poder instalarla en Hurlingham. «Mi mamá me hizo un lugarcito en lo de mi abuela…», se sincera Marcelo. Hace menos de una semana, mientras disfrutaba con su esposa de unas vacaciones en la Costa Atlántica, se alinearon todos los planetas.

«Me empezaron a llover mensajes. Fue una gestión del municipio y de Nación, por medio de Ferrocarriles Argentinos. Nos volvimos de la playa y ahora está ahí, en la puerta de la estación de tren, a dos cuadras de lo que era su casa», precisa Marcelo.

La inauguración oficial será este lunes, a partir de las 18:30, en la Estación Hurlingham de la Línea San Martín de ferrocarril. «El ‘Bocha’ consiguió el lugar que se merece. Es un punto histórico y tiene una vista privilegiada», asegura el impulsor de este homenaje. Y agrega que la familia del ídolo apoyó la iniciativa desde el primer momento.

«Para nosotros, el ‘Bocha’ era un vecino. Lejos de las luces del éxito, saludaba hasta a mi abuelo y a mi vieja. Cuando salíamos de la escuela lo veíamos y siempre nos saludaba, era una gran persona», destaca Marcelo.

CONTENIDO RELACIONADO