Esta compañía de música ayudará a sus artistas a crear clones de su voz con IA

UMG anunció una alianza con la startup SoundLabs, que permitirá a sus músicos acceder a una nueva herramienta de voz en las próximas semanas.

Por  ETHAN MILLMAN

junio 19, 2024

GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO

Este martes, Universal Music Group anunció una alianza con una startup de Inteligencia Artificial SoundLabs. El acuerdo le permitirá a la compañía musical más grande del mundo ofrecer a su catálogo de artistas un modelo de voz de IA en los próximos meses.

En las siguientes semanas, los artistas y productores de UMG podrán utilizar la herramienta MicDrop que, según un comunicado, les permitirá crear modelos de voz utilizando datos que ellos mismos proporcionen. Las compañías añadieron que SoundLabs le dará control total a los músicos sobre la propiedad y uso de dichos modelos, y que los clones de voz no estarán disponibles para el público general.

Sin limitarse a hacer una simple copia de la voz, MicDrop pretende ofrecer una función de “voz a instrumento” que será similar a aquellas que permiten que los teclados suenen como una guitarra o una batería. La herramienta también ofrecerá transposición de lenguaje, la cual podría ayudar a los artistas a publicar música alrededor del mundo sin barreras de idioma.

Los clones de voz son quizás la forma más conocida –y criticada– de utilizar la Inteligencia Artificial en el negocio de la música. Las canciones virales con voces de IA han ocasionado una urgencia por crear leyes que protejan la imagen virtual de los artistas y sus derechos de publicidad.

Te puede interesar: La Unión Europea aprueba primera ley que regula la inteligencia artificial

El año pasado, un compositor anónimo llamado Ghostwriter se hizo viral por su canción ‘Heart On My Sleeve’, la cual incluyó voces de Drake y The Weeknd generadas artificialmente. Pocos días después de su publicación, el track fue removido de los servicios de streaming como consecuencia de la presión de UMG. Irónicamente, un año más tarde Drake se vio envuelto en una controversia similar cuando utilizó la voz artificial de Tupac en su tiradera a Kendrick Lamar, ‘Taylor Made Freestyle’. El patrimonio del difunto rapero le envió una carta de cese y desistimiento al cantante canadiense en abril, por lo que la canción fue eliminada de las plataformas.

La IA continúa siendo una de las mayores preocupaciones en la industria musical pues compañías dedicadas a la generación de música artificial no solo están atrayendo atención, sino también inversiones de capital riesgo. Los más grandes grupos de interés dentro del sector han actuado con cautela, pero a su vez se han mostrado abiertos al uso de estas herramientas siempre y cuando sean empleadas éticamente, y en maneras que respeten los derechos de autor de los artistas, así como sus imágenes.

Hace poco, UMG publicó sus Principios para la creación musical con IA, en alianza con la compañía fabricante de instrumentos musicales Roland, para avanzar en la construcción de un futuro en donde la IA se emplee éticamente en la música. Asimismo, la RIAA lanzó la campaña Human Artistry el año pasado como una forma de impulsar un acercamiento similar a la IA.

Te puede interesar: ¿De qué trata el nuevo acuerdo entre Universal Music Group y TikTok?

Hasta ahora, el ejemplo más claro de su implementación ética en los sellos discográficos es el sencillo más reciente de Randy Travis, ‘Where That Came From’. Las voces del cantante James Dupré se utilizaron para resucitar la voz de Travis, resultando en su primera grabación desde que perdió su habilidad para cantar como consecuencia de un derrame cerebral que casi le quita la vida hace una década. Warner Music Nashville, el sello detrás del lanzamiento, le dijo a ROLLING STONE que Dupré aparece en los créditos como “base vocal”, siendo esta la primera vez que asignan dicho título en alguna producción de la disquera.

SoundLabs fue creada por el compositor y desarrollador de software nominado al Grammy BT, quien en el pasado ha trabajado con artistas como Madonna, Death Cab for Cutie, Sting y David Bowie, entre otros. En su anuncio del martes, tanto BT como UMG hicieron énfasis en la importancia del uso ético de la IA.

“Creemos que el futuro de la creación musical es, sin lugar a dudas, humano”, dijo BT en un comunicado. “La Inteligencia artificial, cuando se emplea de forma ética y es entrenada con consentimiento, tiene la habilidad de desbloquear perspectivas creativas inimaginables, de reducir la fricción en el proceso creativo y de democratizar la creatividad para artistas, fans y creadores de todos los tipos”.

El vicepresidente senior de Tecnología Estratégica en UMG, Chris Horton, añadió: “UMG aboga por mantener a los artistas como el centro de nuestra estrategia de IA, esto con el fin de que esta tecnología se use en pro del sentido artístico y no del modo contrario. Nos emociona trabajar con SoundLabs y BT, quien tiene un profundo entendimiento de los asuntos técnicos y éticos relacionados con la IA”.

CONTENIDO RELACIONADO