Escribir una de las mejores páginas de la KISStoria

Paul Stanley, de Kiss, recuerda y conmemora 'Monster'

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Universal Music

EXTRAÍDO DE RS116, ENERO 2013

Pocas son las bandas que pueden recorrer la línea de tiempo bajo la filosofía de “cero errores” y que, gracias a ello, su trabajo y a su calidad son simplemente brillantes. “The hottest band in the World”, Kiss es la muestra de creer en sí mismo y lo que puede lograr, la única manera en que se acabe el sueño es cuando se lleva a cabo. Paul Stanley, responsable de que todo esto haya comenzado y siga por donde va, comparte mucho de lo que hay en torno a sus ideales, a la esencia del grupo y de lo que se trata Monster, su más reciente producción. “No conozco otra manera de hacer las cosas que creyendo no sólo en lo que haces, sino en lo que puedes conseguir. En el camino nos hemos encontrado a muchas personas que nos dijeron que no iba a ser posible hacer todo lo que queríamos y mucho menos llegar hasta donde estamos; y hubieran tenido razón si hubiéramos escuchado sus palabras y no a nuestro interior”,  dice Stanley en entrevista para Rolling Stone.

Si cierras los ojos un instante, ¿cuál sería el pasaje en la historia de Kiss que verías primero?

Nuestros primeros conciertos. Es voltear a revivir experiencias que me han fortalecido y me han hecho mejorar. Pienso en cuatro adolescentes (la alineación original por supuesto) que se exigían el uno al otro y a sí mismos. Es mirar y entender lo que significa y representa para nosotros el disco Alive!. Es el punto que marca el momento más exitoso de nuestra historia; la fotografía perfecta de lo que es Kiss. Alive! es un referente para nosotros y para el mundo”.

 ¿Qué es lo que ha marcado a la banda a través del tiempo?

El orgullo. Siempre hemos sido y estado orgullosos de lo que fuimos, lo que somos y hacia dónde vamos; simplemente ahora estamos cumpliendo, con mucha satisfacción, diez años más de KISStoria con una misma alineación. Kiss tiene que hacer las cosas diferentes siempre, no existe el conformismo en ninguno de nosotros; sabemos que no estamos en un lugar ni en un grupo normal. Kiss tiene un peso y una fuerza que lleva implícito el mejorar todo lo que hagas. La clave ha sido pensar al revés y cuestionarse en todo momento: ¿Qué tengo que hacer para que la banda sea más grande y más famosa? y no ¿qué tan grande y famoso puedo ser estando en esta banda?

¿Cómo fue el proceso creativo de Monster y qué es lo que hace especial a este disco?

Primero, tengo que decir que el contenido del álbum tenía que ir ad hoc al título; desde que empecé a pensar en lo que sería una vez terminado, sabía que tenía que lograr algo “monstruoso” en calidad y poder; algo grande que, a través de la música, transmitiera toda la energía que los fans estaban esperando y que elevaría sus ganas por sentirnos en un escenario. Monster se creó con lo mejor de todos, con la influencia de esos grandes grupos que me marcaron y me llevaron a ser lo que soy al día de hoy. No puedes mirar hacia adelante sin voltear para atrás, sobretodo cuando los recuerdos te sacuden el corazón y sientes que debes hacer algo con ellos, que debes hacer que trasciendan y no se queden en el pasado. Así como decidí que la creatividad se expresara a través de todo lo que me ha rodeado en el mundo de la música. Cada canción, con su propio estilo y personalidad, lleva esa influencia musical que me inspiró desde que comencé a escuchar música; y en su conjunto, puedo definirlo como un álbum con alma propia que muestra lo que somos y entrega a los fans lo que se merecen”.

¿Cuál consideras que ha sido el más grande aprendizaje que has tenido a lo largo de tu trayectoria?

Valorarme. Entender que no tengo que pedir disculpas ni dar explicaciones a nadie por lo que soy. Creo en la fuerza individual que hace que un grupo tenga confianza en sí mismo, creo en que las personas tienen cosas distintas, pero la misma esencia y los mismos deseos de ser auténticas. Creo que somos un rompecabezas que se forma de sorpresas, de cosas insospechadas que nos suceden diariamente y que uno debe estar abierto a todo lo que venga. Algo muy valioso que he aprendido y que ha sido una gran tarea transmitirlo, es que hay que estar listo para el ahora. Hoy piensa, hoy cree, hoy actúa, hoy siente, hoy vive, hoy disfruta todo lo que te rodea y sorpréndete de cosas que no tenías planeadas.

¿Cuántas páginas en la historia de Kiss faltan por escribir?

La KISStoria nunca termina. Ahora somos nosotros los principales actores, pero hay tantas personas alrededor del mundo que siguen y seguirán hablando de frases, canciones, conciertos, momentos en donde se llevan algo nuestro. Puedo asegurar que existen millones de líneas que describen experiencias en torno a nosotros y a ellos mismos. Piensa en las personas que han formado parte de nuestro staff, piensa en los asistentes a algún concierto que transmiten lo que han vivido de generación en generación y dejan la semilla para que nuevos fans sigan ese patrón. Imagínate todo lo que podría platicarte del pasado y del futuro. Me pongo a pensar en todas las veces que se ha escuchado una canción de Kiss y todas las historias que existen de ella en cualquier rincón del mundo. Aún queda mucho por hacer y habrá mucho de qué hablar, nunca nos vamos a quedar con los brazos cruzados porque estaríamos traicionando nuestra razón de ser.

¿Quién es Paul Stanley sin maquillaje y cuando no está en el escenario?

El que se mira al espejo todas las mañanas y se compromete consigo mismo a seguir siendo un buen padre, un buen marido, un buen amigo; soy aquel que ha ganado 3 millones de dólares haciendo y vendiendo pinturas; alguien que respeta el arte en todas sus expresiones, que disfruta una canción y admira a las personas que se atreven a transmitir sus emociones por el simple hecho de sentirse bien con lo que son. Soy feliz y me siento bien con lo que soy como digo en “Lick It Up”: “It ain’t a crime to be good to yourself”.

Escucha Monster, de Kiss: