Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

El infeccioso groove de Jessie Ware

La británica nos habla de su quinto álbum de estudio, lleno de pistas que irradian determinación y buenas vibras al ritmo del dance

Por  VALENTINA VILLAMIL

abril 28, 2023

Jack Grange

Jessie Ware ha sido aclamada desde el inicio de su carrera musical en 2012 por su habilidad para combinar letras emocionales y profundas con ritmos contagiosos, y su último álbum no es la excepción. A pesar del impacto del encierro en la creatividad, Ware y su equipo de colaboradores encontraron un momento de espíritu e inspiración inquebrantables. ¿El resultado? That! Feels Good!, una pieza musical que encarna la esencia de la música disco.

El álbum funciona como un verdadero testimonio del crecimiento de Ware como artista y de su viaje hacia la autoaceptación. Aunque mantiene su base creativa inspirada en los géneros que la llevaron al reconocimiento mundial con What ‘s Your Pleasure?, líricamente se aleja de sus trabajos anteriores y marca una nueva era para la artista. La entrega es una oda a la libertad, al optimismo, a la alegría y a la ambición de hacer realidad todos tus deseos.

Con That! Feels Good!, Ware demuestra, una vez más, su dominio de la música sin sacrificar su marca personal. Desde el tema de apertura que le da el nombre al álbum, hasta las notas finales de ‘These Lips’, la artista lleva a sus oyentes por un viaje que abarca una amplia gama de estilos e influencias musicales, todo ello unificado por su inconfundible voz y la dirección de sus colaboradores.

El álbum es un trabajo cohesivo y un triunfo para Ware que se disfruta de principio a fin. Jessie ha logrado mezclar con éxito varias décadas de música dance en un álbum que parece una lista de reproducción incesante, mientras sorprende con el dramatismo y la teatralidad de su sola presencia. Con su experiencia, confianza y excelencia vocal, la cantautora no sólo está en control, sino que lidera su propio juego.

Estás a punto de lanzar tu nuevo álbum después de haber marcado ese sonido disco y soul con What’s Your Pleasure? ¿Cómo te sientes al respecto?

Me siento bien. Me siento muy emocionada. Siento que estoy lista para tener nueva música y para que la gente tenga un nuevo hit para bailar. 

¿Cómo fue el proceso creativo y de composición de este nuevo álbum?

Fue una forma realmente inusual de hacer un disco. Trabajé con gente con la que ya había trabajado antes y en los que confío. También fue la primera vez que trabajé con Stuart Price, con quien hice ‘Free Yourself’ y ‘Pearls’. Era un gran grupo de gente brillante que estaba dispuesta a unirse a la idea de que yo quería celebrar esta fiesta. Y creo que lo conseguimos.

En realidad se nota la evolución de tu voz, tu música y tu presencia como artista en cada cosa que haces ahora. ¿Cómo ha sido este proceso de aprendizaje?

Siempre he estado muy involucrada en la producción, y no fue diferente en los dos últimos discos. Yo misma me he impulsado y es algo que puedes oír, hay coherencia en mi música. Todo tiene sentido como obra, y cada vez tengo más confianza en ello. No sé, es un gran esfuerzo cuando estás en una habitación haciendo música, con mucha gente haciendo varias cosas al mismo tiempo, y asumiendo diferentes papeles. La gente con la que trabajo me anima a arriesgarme, a cometer errores, a probar las cosas que tengo en la cabeza. Y si no funciona, no pasa nada. Y si funciona, bueno, está bien. Hemos encontrado algo. Así que me siento increíblemente apoyada. Pero todo se debe a la confianza.  Cuando hice mi primer disco, Devotion, trabajaba con alguien que me llevaba de la mano y me protegía mucho. Ahora no necesito esa protección. Siento que soy la fuerza motriz y eso es muy emocionante.

¿Cuál crees que es la gran diferencia entre What’s Your Pleasure? y That! Feels Good!?

Creo que éste es un disco más cálido. Creo que tiene más color y carácter. Sigue siendo un álbum dance, pero es diferente. Es quizá un poco más soul que What’s Your Pleasure?. Vuelve a un montón de referencias que he tenido a lo largo de mi carrera, pero con más groove, y creo que se siente un poco más dominante y seguro.

También es el primer LP que publicas después de la pandemia. ¿Crees que el encierro cambió tu visión como artista? ¿Cómo fue crear durante la cuarentena?

Fue muy extraño que mi álbum tuviera tanto éxito durante una pandemia. Nadie en la discográfica lo veía venir. Definitivamente, yo no lo planeaba cuando lo estaba escribiendo. Fue una situación muy, muy extraña. Pero también aprecio mucho la cantidad de gente que se puso en contacto conmigo diciendo que el álbum les había ayudado, y eso es un gran cumplido. Con este aún seguíamos en el encierro y quería salir de los confines de casa escribiendo música que me llevara a lugares diferentes, que me llevara a una playa brasileña, que me llevara a una fiesta, que me llevara a los brazos de alguien. Así que en este disco había mucha nostalgia. No se trata sólo de desearlo, sino de estar en ella. Fue una experiencia interesante, creo que probablemente mejoró mi forma de escribir y mi concentración. Creo que se debió a que había mucha determinación para hacer y crear en un momento en el que había muy poco por hacer en términos de propósitos de vida o de conectar y socializar.

¿Crees que ser madre ha cambiado algo en ti como artista? 

Creo que en un momento dado utilicé el hecho de ser madre para afirmar que podía hacer ambas cosas y que, ya sabes, había que valorar a las mujeres dentro de la música pop, ser madres trabajadoras. Y en realidad lo hice todo mal y me costó mucho.Yo era la madre y estaba criando y haciendo música. Entonces salió el último disco y funcionó bien, pero intenté demostrar nada y así fue mucho mejor. Creo que he aprendido a trabajar más duro y con más decisión. Y desde que tengo hijos, creo que me he convertido en una mejor artista. Creo que es una distracción maravillosa en la vida indulgente que a veces tengo que llevar siendo una estrella del pop. Como si todo girara en torno a mí. Los niños, tan pronto como estás con ellos, se trata de ellos. Los amo, son mi mejor distracción, mi mejor forma de subir de nivel. Adoro ser madre. Creo que me ha hecho mejor artista, pero no sé por qué.

Jack Grange

Creo que este álbum se vuelve más teatral en mi opinión, ¿de dónde viene todo este interés?

Siempre me ha gustado mucho el teatro y el teatro musical, y creo que he intentado inclinarme hacia eso de diferentes maneras, y en este álbum realmente sentí que podía actuar. Tenía mi espacio para actuar y creo que probablemente me inspiré en las drag queens con sus brillantes actuaciones de mis canciones y entonces me di cuenta de que podía introducirlo en mi mundo y la gente lo disfrutaría. Creo que fue muy divertido crear personajes a partir de ese espacio teatral.

¿Tienes algún artista que te haya influenciado a lo largo de tu vida y también para esta nueva producción?

Siempre ha habido una gran influencia de Annie Lennox y Whitney Houston. Y luego para este álbum, escuché a intérpretes como Teena Marie, Diana Ross, Donna Summer, Grace Jones y los B-52’s. Creo que siempre me ha gustado la voz y una gran interpretación, y creo que estas personas lo hacen tan bien que me impresiona.

¿La música fue un sueño que siempre estuvo contigo o lo desarrollaste a través del tiempo?

No pensé que fuera a hacerlo, no era posible, no parecía realista. Miraba a la gente y decía: “tienes que tener mucha confianza en ti misma, tienes que conocerte a ti misma, tienes que lucir de cierta manera”. No parecía realista. Pero me encantaba y me encantaba disfrutar de la música de Mariah Carey, de Whitney Houston, Lauryn Hill y Amy Winehouse. Cuando apareció Winehouse, me dije: “Oh, espera, puedes hacer jazz, puedes ser judía, puedes ser de Londres y puedes hacer R&B, puedes hacer todas estas cosas y a la gente le va a gustar”. Todas ellas fueron mis influencias, pero vi a Amy Winehouse y pensé: “Dios mío. Esto es posible”. Era como un sueño, auque ni siquiera eso, simplemente parecía muy distante. 

¿Cuándo te diste cuenta de que iba a suceder? 

Tuve la oportunidad de cantar y actuar para mi amigo Jack, que estaba teniendo un gran éxito en el Reino Unido y él tenía un montón de festivales en Europa y yo sólo estaba apoyando en voces y me encantó. Era muy divertido. Yo tenía un lugar en la facultad de Derecho, pero él me pidió que me fuera de gira y mi madre me dijo: “¿Por qué no aplazas la carrera, vuelves a estudiar en un año, vemos qué pasa y te diviertes?” Intenté inscribirme en una agencia para ser corista y luego, como me sugirió mi amigo, trabajar con Sbtrkt. Es un artista increíble y lo hice. Luego trabajé con Sampha y me metí de lleno en este mundo, con mucha suerte.

Fue por casualidad.

Fue por otras personas que creyeron en mí, porque yo no era esa persona como de ir tocando puertas. Me decían: “¿Por qué no vienes aquí y conoces a esta persona?”. Se lo agradezco mucho a esas personas, porque yo no lo habría hecho sola.

¿Qué te ha llevado a consolidar tu propio sonido?

Creo que la experiencia y la reacción de cómo la gente recibe mi álbum. Creo que si hubiera tenido un gran éxito con las baladas, estaría haciendo eso, pero no fue así. Quiero decir, yo era una especie de semi mid-tempo, pero luego hice este álbum dance y te das cuenta que funciona. Fue fácil, se sentía realmente sin esfuerzo a pesar de que estaba haciendo lo mejor. Fue muy sencillo de hacer, y cuando me di cuenta que de paso me estaba divirtiendo y de que a la gente le estaba gustando, me quité un peso de encima.

Si hubiera algo que pudieras decirle a esa pequeña Jessie que estaba dando sus primeros pasos en la música, ¿qué le dirías?

Que lo disfrutara un poco más. No te disculpes. No tengas tanto miedo. No te preocupes por lo que va a pasar después. Enfócate en el aquí y ahora.

¿Y ahora qué sigue?

Hacer giras, tantas giras como sea posible. 

¿Te gustaría venir a América Latina? Colombia, Argentina, Brasil.

Por supuesto. Brasil, México, Argentina y Chile fueron probablemente las mejores primeras experiencias de público que he tenido en mi vida. Fue fenomenal. Tengo que volver a Río porque hice un disco entero dedicado a la ciudad, en nombre de la playa y de la gente de Ipanema. Latinoamérica está en mi corazón y esto es para ustedes.