febrero 7, 2022

El Centro Democrático tambalea en pleno periodo electoral 

La conversación filtrada de Maria Fernanda Cabal criticando al presidente Duque muestra fisuras en el Centro Democrático, lo que no representa necesariamente un debilitamiento de Álvaro Uribe Vélez

Por  ROLLING STONE

Getty Images; AFP

Luego de conocerse la conversación entre la senadora Maria Fernanda Cabal con un militar retirado, publicada por la revista Cambio, el panorama político preelectoral empezó a removerse. 

En la grabación, que data del 10 de noviembre de 2021, la congresista echa pestes sobre el presidente Duque y otros integrantes del partido Centro Democrático. Según Cabal, la imposición de Duque como candidato fue un error y lo califica de “liberal de izquierda” y “mamerto”. 

Más allá de lo aparentemente explosivas que puedan parecer estas declaraciones, que se pueden leer como prueba de las divisiones internas del Centro Democrático, no es una sorpresa que Cabal hable mal del gobierno de Duque. No solo Cabal, sino otros congresistas y hasta el mismo Álvaro Uribe, han tomado distancia del mandato debilitado del presidente desde hace varios meses. 

Aparentemente, el Centro Democrático se desmorona, pero eso no quiere decir de ninguna manera que le pase lo mismo a la derecha o al mismo Uribe. A pesar de que no se debe ignorar la caída en la popularidad del exmandatario en las encuestas de opinión más recientes y los abucheos que ha recibido en las últimas visitas a poblaciones del país, la maquinaria política del uribismo tiene cómo mantenerse activa de muchas formas. 

Por ejemplo, este fin de semana se conocieron las denuncias dentro del gremio ganadero por las presiones que Fedegan ha impuesto sobre este sector al vincular los procesos de la vacunación contra la fiebre aftosa, a cambio de votos por la candidata Maria Fernanda Cabal, esposa de José Félix Lafaurie y director de Fedegan.

Frente a los candidatos del uribismo para la contienda presidencial de 2022, la elección de Oscar Iván Zuluaga tiene sus matices, pues como indicó el periodista Daniel Coronell a Rolling Stone hace un par de meses, más allá de tener a Zuluaga como el comodín oficial, el expresidente tendría su verdadera apuesta en otro lado.

El apoyo discreto que Uribe le ha dado a Fico Gutiérrez, exalcalde de Medellín, parece cada vez más alineado con los aparentes aires de renovación de cara a las elecciones. La reciente portada de la Revista Semana con Fico en ella confirma que la derecha tiene sus ojos puestos en él.

Mientras tanto, se vienen meses con mucho movimiento electoral, donde puede que el Centro Democrático se desbarate, pero allí no estarán todas las apuestas de un político tan astuto como lo es Uribe. 

Finalmente, la senadora Cabal salió a decir en sus redes sociales que, aunque usó un lenguaje “espontáneo”, sostiene lo dicho. Y es que la filtración de la conversación no representa sorpresa alguna. De hecho, confirma lo que todo el país ha pensado siempre: que Duque es un títere que ni siquiera ha logrado la unidad en su propio partido.

Trending