Ed Sheeran busca salir de su zona de confort en Equals

Su cuarto álbum de estudio mantiene al cantautor en el estatus de eterno romántico

Por  MELISA PARADA BORDA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CORTESÍA ATLANTIC RECORDS.

Ed Sheeran

Equals

Tras un éxito impresionante en los mundos digitales y reales, con centenares de conciertos abarrotados por todo el mundo, y números increíbles en las plataformas, Ed Sheeran se alejó un tiempo del ajetreo que conlleva la creación de un disco en solitario para enfocarse en su matrimonio y en la paternidad. Sin embargo, con = (Equals), el nuevo álbum de su serie matemática, quiere decirle al mundo que ya está listo para seguir llenando estadios.

Este viaje inicia con la autorreflexiva ‘Tides’ y desde allí se puede comprender la temática que abordará: ya ha crecido, pero continúa siendo Ed. El disco tiene momentos como ‘Collide’ en los que crea escenarios imaginarios que parecen sacados de una película de tipo coming-of-age, mientras que otros, como la balada ‘The Joker and The Queen’ seguramente renovarán el repertorio musical de los matrimonios, tal como ‘Thinking Out Loud’ lo hizo en su momento.

Y si Sheeran no podía olvidar el folk pop que lo vio crecer (‘Love in Slow Motion’ y ‘Visiting Hours’), mucho menos dejaría que el nacimiento de su primogénita pasara desapercibido: ‘Sandman’ es una dulce canción de cuna, pero tal vez es demasiado específica como para colarse en las playlists de sus grandes éxitos.
En general, = quiere mostrar un lado más maduro de Sheeran, pero se aleja de ese propósito cuando la visión idealista y juvenil del amor aparece en forma de ‘Overpass Graffitti’ o ‘First Times’ (esta última quiere hacer ver minúsculo su concierto multitudinario en Wembley). Pese a que las dinámicas ‘Shivers’ y ‘Bad Habits’ prometían, en conjunto el álbum podría ir mucho más lejos a la hora de explorar nuevos territorios, más allá de la alternancia entre las baladas, el arena rock y el EDM.

Probablemente muchas personas encuentren que = no es lo que se esperaba después de ÷ (Divide), pero resulta evidente que Sheeran puede ser un romántico en cualquier etapa de su vida. ‘Tides’ tenía razón: “Todo ha cambiado, pero de algún modo sigo siendo el mismo”. Aunque hubiese sido interesante ir un poco más allá, millones de fans seguirán musicalizando sus romances con las canciones del omnipresente cantautor pelirrojo.