Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Cuando Quebec se vuelve una fiesta

Cada año llega el Festival de Verano —que trae consigo a algunos de los mejores y más grandes artistas— a llenar las calles de la ciudad canadiense de música y celebración.

Por  PABLO MONROY

julio 27, 2023

El Festival de Verano de Quebec (Festival d’été de Québec o FEQ) es de los más antiguos del mundo. El evento nació antes que Glastonbury o Woodstock y demuestra que la virtud nace de la experiencia.

En el aire de Quebec se respira celebración 

Cuando llega el FEQ a la ciudad cancadiense, toda su gente entra en modo festivo, sus calles se vuelven parte de una gran celebración al aire libre, se respira alegría en el ambiente y durante más de 10 noches consecutivas llegan a presentarse artistas de talla mundial. En su edición más reciente, se presentaron Lana Del Rey, Green Day, Foo Fighters, Weezer, Pitbull, The Smile, entre muchos otros. 

En 1968, siete artistas jóvenes llamados Diane Lavoie, Constance Park, Bernard Pelchat, Louis Ricard, Hélène Savoie, Hélene Trepanier y Michel Viel, apoyados por un grupo de inversionistas, buscaban dar vida a los espacios públicos de Quebec y así tuvieron la idea del festival, cuya primera edición se llevó a cabo el 28 de junio de ese año. 

En 1973, la duración del festival comenzó a ser de 11 días. En 1980 abrió sus puertas a artistas de todo el mundo. En 2008, en su 400 aniversario, la edición atrajo a 1.7 M de personas. 

Edición del Festival d’été de Québec 2023

En el cartel han aparecido bandas y artistas como The Killers, Rammstein, The Rolling Stones, Red Hot Chili Peppers, Billy Joeal, Lady Gaga, entre muchos otros. Esta edición a Lana Del Rey en su primera presentación en Norteamérica en 4 años, a Foo Fighters en una de sus primeras apariciones con Josh freese en la batería, a Green Day, Foo Fighters, Weezer, Pitbull, The Smile, Bad Religion, entre muchos otros.  

Rolling Stone en Español estuvo presente en el fin de semana de cierre del festival. 

El jueves 13 de julio, el festival se vio obligado a cancelar las actividades de la noche debido a peligro de tornado, en el sitio predominaban las caras tristes, pues la banda local y una de las consentidas por el público de Quebec, Les Cowboys Fringants, no pudo ofrecer una presentación muy importante para ellos y para la gente, pues el vocalista Karl Tremblay, enfrenta desde 2020 una batalla con el cáncer, por lo que sería una de las últimas (si no es que la última).   

Sin embargo, el 14 de julio Quebec amaneció sin tornado y aún con el ambiente festivo que se sintió en días anteriores. Ese día se presentaron artistas como Koffee o Alvvays, pero sin duda los más destacados fueron The Smile, la nueva banda de Thom Yorke y Jonny Greenwood de Radiohead, y Pitbull, cuyos temas como ‘Give me everything tonight’ o ‘Don’t Stop the Party’ fueron de los más coreados y bailados por el público cancadiense en el escenario principal. Al terminar los actos principales, el Festival d’été de Québec ofrece actividades extra para los asistentes, más orientadas a la música electrónica. 

El 15 de julio sucedió uno de los momentos más esperados de esta edición del FEQ. Lana Del Rey ofreció su primera presentación en Norteamérica en cuatro años, además de su primer concierto en la ciudad de Quebec. La energía cambió totalmente cuando salió al escenario. Canciones como ‘Young and beautiful’, ‘Video Games’, y ‘Born to die’ transportaron al público a otra época y lugar. “Gracias por recibirme como en casa”, dijo Lana al público canadiense., que prendió las luces de su teléfono y la atmósfera se transformó.

Antes de ella, The War on Drugs hizo una parada en el escenario principal y presentó algunas de sus grandes canciones, como ‘Under The Pressure’ o ‘I Don’t Live Here Anymore’, que titula su más reciente álbum. 

El 16 de julio, en el que normalmente hubiera sido el cierre de 11 días de actividades, llegó el poder del punk al escenario principal de la mano de la icónica banda Bad Religion. Sus canciones fueron un perfecto calentamiento para la energía que brindaría más tarde Green Day. Unos minutos antes de que salieran Billy Joe Armstrong y compañía, los altavoces del inmenso escenario comenzaron a reproducir canciones como ‘Bohemian Rhapsody’ y el público se unió en una sola voz.

Más tarde llegó la inigualable potencia del trío californiano. Comenzaron su set con ‘American Idiot’, pero repasaron canciones de toda su trayectoria como ‘Boulevard of Broken Dreams’, ‘Holiday’, Jesus of Suburbia’, ‘Basket Case’, Wake me up when september ends’, ‘21 Guns’, entre muchas otras, incluso debutaron una canción nueva. 

Billy Joe como frontman es toda una experiencia. El músico mantiene a su audiencia conectada en cada momento. Durante el set, subió a personas del público a tocar con él, regalarles guitarras e incluso a saltar desde el escenario. 

Cerraron el set con la emocional ‘Good Ridance (Time of your life)’ y fueron despedidos entre aplausos y fuegos artificiales. Habría sido un perfecto cierre para la edición más grande hasta ahora del FEQ, pero el festival aún tenía un as bajo la manga. 

El lunes 17 de julio fue reprogramada la presentación de Les Cowboys Fringants, lo cual brindó la despedida perfecta para el público local del festival, y de una de sus bandas favoritas del escenario. 

El Festival d’été de Québec es una experiencia completa. Existen escenarios que presentan a  los artistas más grandes, pero también otros que dan espacios a artistas locales muy interesantes. Además de las actividades musicales, la ciudad de Quebec es sumamente agradable para recorrer. Sus calles que asemejan a un pequeño pueblo en Europa son unas de las más acogedoras del continente y su gente es de lo más amable. Además, la ciudad está rodeada de sitios que brindan aventuras al aire libre y vistas impresionantes, gastronomía y arte.