Conexión Divina, un sierreño a la Gen-Z

Platicamos con la agrupación mexicoamericana sobre sus orígenes y el lugar que están ocupando en el sierreño de hoy en día.

Por  GERMÁN RAMÍREZ

octubre 6, 2023

Cortesía Sony Music Latin

Liz Trujillo, Ashlee Valenzuela y Sandra Calixto se conocieron relativamente hace poco tiempo y aunque pareciera que llevan juntas toda la vida, el trío de Conexión Divina demuestra que para la música lo más importante es que exista eso, una conexión. Hace tan solo unos meses el grupo se vio lanzando Tres Mundos, su primer álbum de estudio, para dos días después marcar historia como el primer conjunto de sierreño formado únicamente por mujeres en presentarse en Coachella. 

Platicamos con las tres mexicoamericanas (La entrevista fue realizada previo a la salida de Ashlee Valenzuela de Conexión Divina)  para conocer cómo fue que surgió esa conexión, los caminos musicales que las trajeron hasta aquí y lo que significa ser mujeres dentro de un ambiente predominado por el género opuesto. 

“Ashlee salió en mi explorer page y le mandé un mensaje para contarle mi idea de hacer un grupo con otras chicas”, comenta Sandra sobre el inicio de Conexión Divina. “Me sorprendió que me contestó y literalmente dos meses después de estar hablando me mudé con ella a Arizona. Por un rato fuimos solo nosotras, pero fue Ashlee la que encontró a Liz”.

Antes de dar con la vocalista del grupo, Ashlee y Sandra dividían su tiempo entre sus turnos en Wal-Mart y Subway y los ensayos que fueron dando forma al sonido de su sierreño. Cuando la requintista dio con Liz en TikTok no dudaron en contactarla para compartir ideas y comenzar a colaborar a la distancia.

“Aprendí a tocar la guitarra cuando empezó la pandemia y pues, no había mucho que hacer. Empecé a subir TikToks de mí cantando con la guitarra y muchos de ellos agarraron un montón de vistas”, explica Liz, la última integrante en llegar a Conexión Divina. ”Ashlee me encontró por un cover de ‘Vámonos a Marte’ de Kevin Kaarl y de ahí se dio todo”.

La primera canción que el grupo tocó ya estando juntas fue “Odio”, sencillo que las puso en el mapa del regional mexicano y mismo que las llevó a firmar con Sony Music. “Fue la primera canción que me habían mandado para aprendérmela y desde la primera vez que tocamos pensé ‘damn that’s crazy’ y supe que tenía que quedarme ahí porque se sentía muchísimo la química”.

Desde entonces las tres chicas han intentado ser fieles a sus orígenes y hacerle homenaje a todos los momentos que las han llevado hasta donde se encuentran hoy en día. Coinciden que de no ser por la música que escuchaban sus padres tal vez no se habrían adentrado tanto al sierreño y quizás Conexión Divina ni siquiera existiría. La banda sonora de sus infancias incluye a artistas como Los Bukis, Los Temerarios, Los Huracanes de Nuevo León, Los Tigres del Norte e incluso representantes de otros géneros como Julieta Venegas y Prince Royce. 

“[El sierreño] Tiene una vibra diferente a toda la música que he escuchado. Siempre me he identificado a las historias que escuchaba en los corridos. Viví un rato en México y siento que esas historias pasaban en el pueblo de donde yo era”, responde Ashlee al por qué su decisión por la música sierreña. “Hasta los chiquillos cantaban las canciones con todo el sentimiento y para mí eso es lo diferente de la música mexicana. Es un mensaje muy claro y se siente mucho más sentimental”.

“Desde chiquita siempre he escuchado música sierreña, en especial una canción de los Tigres del Norte que se llama ‘La Bala’”, recuerda Sandra. “Mis hermanos se enojaban con mis papás y les preguntaban por qué me dejaban cantar esa canción si yo era niña. Desde entonces decidí que sería muy firme con la música que me gustaba”.

Hablando sobre lo que significa ser mujeres dentro del regional mexicano, las artistas coinciden en que han tenido experiencias en su mayoría positivas, pero no niegan que ser hay momentos en los que resienten la diferencia de género frente a sus colegas. “Es chistoso, ¿sabes? [Los hombres] no sienten el mismo confort cuando hay mujeres en la sala; sienten que hay más presión para todo y cambian mucho cuando estamos con ellos. Sí es una barrera que se tiene que romper”, explica Liz. 

“Aunque es completamente diferente a como esperaba. Yo crecí escuchando las historias de Jenny Rivera y Selena y de cómo les tocó batallar en un nivel diferente, así que creo que estoy muy feliz de decir que nos ha tocado mucho apoyo desde el principio”.

Si bien fueron sus días creciendo escuchando música regional mexicana los que las llevaron a decidirse por ese género, el trío concuerda con que lo mejor de hacer música es poder tomar inspiración de lugares que incluso podrían resultarle ajenos a los fieles del sierreño. 

“Me gusta escribir sobre lo que siento y es algo que me he dado cuenta que cambió en mí”, comenta Trujillo. “Antes solamente escribía sobre lo que pensaba y después entendí que una cosa es escribir sobre algo y otra cosa es sentir lo que escribo y creo que eso es lo que hace que tantas personas lleguen a identificarse con las canciones”.

“También me gusta buscar diferentes sonidos en otros géneros, como el flamenco y también el indie. Por ejemplo, con ‘Si Te Vas’ escuché una rola de System of a Down y aunque sentía que no tenía nada que ver con lo que nosotras tocamos la melodía se me hizo súper sentimental y dije okay esto puede quedar bien”.

Finalmente Conexión Divina recuerda el día que se presentaron como el primer grupo de sierreño solamente formado por mujeres en Coachella, en abril de este año. “Fue un momento súper heartwarming, recuerdo como nosotras dijimos nuestro saludo de ‘Somos’ y todo el público nos respondió con el ‘Conexión Divina’”, revive Sandra. 

Además de hacer historia, las tres chicas concuerdan con que es el momento en el que se dieron cuenta que se habían consolidado como artistas. 

“Una señora se acercó llorando y nos contó que tenía una hija de nuestra edad. Nos dio la bendición y nos dijo que estaba muy feliz de que hubiera mujeres en el festival. En ese momento me di cuenta de que estábamos haciendo algo importante. Nunca había sentido tanto agradecimiento”, concluye Liz.

Puedes escuchar Tres Mundos, el primer álbum de estudio de Conexión Divina, aquí.

El pasado 15 de septiembre Conexión Divina anunció por medio de Instagram que Ashlee Valenzuela ya no continuaría formando parte del grupo. Liz Trujillo y Sandra Calixto publicaron una foto de las tres juntas en la que agradecían a su excompañera por sus contribuciones a la banda. Además, las músicas aprovecharon para añadir que Conexión Divina seguirá en pie siendo ahora una banda de dos integrantes.